CASTILLA Y LEÓN

PP y Ciudadanos escenifican su unidad en Castilla y León

El presidente, Fernández Mañueco, y el vicepresidente, Francisco Igea, critican la moción de censura socialista

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (derecha), junto al vicepresidente, Francisco Igea, tras la rueda de prensa en la que han valorado la moción de censura que presentaron ayer los socialistas. En vídeo, declaraciones de Fernández Mañueco.Foto: NACHO GALLEGO / EFE | VÍDEO: EUROPA PRESS

La moción de censura que el PSOE registró este miércoles en las Cortes de Castilla y León ha desestabilizado los equilibrios políticos en la comunidad. El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y el vicepresidente, Francisco Igea (Ciudadanos), se enfrentan a un movimiento de los socialistas que necesita al menos a cuatro parlamentarios de Cs. Mañueco e Igea han comparecido este jueves en la sede de la Junta, en Valladolid, para escenificar su unidad. El líder popular se ha referido al movimiento socialista como “enfrentamiento estéril” y ha incidido en la “sintonía” de los dos partidos de la coalición. El presidente ha destacado que la “estabilidad y cohesión” están garantizadas con su socio de Gobierno. Igea se ha presentado como alguien “que cumple sus acuerdos” y ha subrayado que los políticos no deben “olvidarse del sufrimiento de las personas”. “No es un Gobierno de PP y Ciudadanos, sino el de una comunidad”, ha apuntalado, y ha lanzado un dardo al líder socialista, Luis Tudanca: “Nadie nos va a distraer”.

El portavoz del grupo de Igea en las Cortes, David Castaño, ya dejó claro este miércoles que no habría opciones de transfuguismo. “Abandone toda esperanza”, le espetó al líder socialista. El líder del PSOE en la comunidad, Luis Tudanca, alude a la “discreción” de unos contactos que reconoce que se han ido produciendo, pero que se niegan rotundamente en público.

El reparto de los 81 asientos del hemiciclo muestra que Tudanca tiene unas semanas para persuadir al menos a cuatro representantes de Ciudadanos, si bien Igea ha reiterado este jueves que confía enteramente en sus compañeros: “Nadie está dispuesto a cambiar de voto, ellos son el alma de nuestro partido”. También ha admitido que no ha recogido el compromiso de sus procuradores por escrito porque basta con “mirarles a los ojos” para ratificar su fidelidad. A su vez, se ha definido “de extremo centro” y ha reivindicado que su partido debe trabajar por la unidad y no por bloques.

Los socialistas ganaron las elecciones de 2019 con 35 representantes, que no bastaron contra los 41 que suman los 29 del PP y los 12 de Cs. Podemos ya ha comprometido sus dos miembros en las Cortes mientras que los grupos minoritarios aún no se han pronunciado con rotundidad. La Unión del Pueblo Leonés, con un único procurador, Luis Mariano Santos, ha asegurado que no voltearán un Gobierno para poner a otro que no cumpla sus pretensiones leonesistas. Por Ávila, también con un político en la Cámara, consultará la decisión con sus bases.

Mañueco ha explicado que durante la intensa jornada del miércoles habló con “las altas instancias” del Partido Popular y Ciudadanos y ha desmentido la afirmación del líder socialista Tudanca, que aseguró que les había consultado por un adelanto electoral. Eso sería, ha declarado, una “irresponsabilidad”. El presidente sí ha admitido que la semana que viene se citará con la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. “Confío en su palabra y en la de Francisco Igea”. El de Cs ha declinado opinar sobre el movimiento sísmico que comenzó en Murcia, con sus colegas de siglas acercándose al PSOE y dejando de lado al PP. El médico vallisoletano ha recordado que él tenía otro modelo de funcionamiento de partido y que perdió en esas primarias contra Arrimadas.

Fernández Mañueco se ha alejado de la firme posición plasmada por el secretario general de su formación, Teodoro García Egea, que abrió las puertas del PP a los miembros de Ciudadanos. El dirigente de Castilla y León ha expresado su “respeto” y su compromiso hacia toda la sociedad, además de su apuesta por el proyecto “compartido” con un partido “distinto”. Igea ha renegado de las “opas hostiles” y de la “política de fichajes” que cree que enturbia la vocación parlamentaria de realizar leyes y medidas, de ahí su aprobación hacia el compromiso de su socio por no convocar elecciones “porque la gente no lo entendería”. El portavoz de la Junta ha criticado a Tudanca por achacar la responsabilidad de un posible fiasco de la moción al propio Ciudadanos y se ha referido al socialista como “sumiso al partido”, mientras que Mañueco ha tildado de “estomagante” la actitud del líder de la oposición y lo ha acusado de actuar “al dictado de Ferraz”.

El vicepresidente ha mostrado su preocupación ante una eventual gestión del PSOE en la Junta y ha reiterado que él no contempla permanecer en política eternamente ni posibles alianzas con Tudanca. “No tengo edad para dar un doble tirabuzón”, ha dicho.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50