El PSOE presenta en Castilla y León una moción que solo prosperaría con tránsfugas

Los socialistas necesitan que al menos cuatro parlamentarios de Cs les apoyen

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (izquierda), conversa con el presidente, Alfonso Fernandez Mañueco, durante un pleno de las Cortes, este miércoles.
El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (izquierda), conversa con el presidente, Alfonso Fernandez Mañueco, durante un pleno de las Cortes, este miércoles.Photogenic/Claudia Alba (Europa Press)

El posible cambio de Gobierno en Castilla y León depende del agua que haya en la piscina a la que se lanzó este miércoles Luis Tudanca. El líder socialista aseguró días atrás que solo presentaría la moción de censura si había garantías de éxito. El documento se registró este miércoles. El PSOE necesita el apoyo de al menos cuatro parlamentarios de Ciudadanos para tumbar el Gobierno de coalición PP-Cs, pero Ciudadanos se niega, al menos en público, a respaldar la moción. Tudanca apela al afán de “regeneración” de aquellos a quienes Albert Rivera forzó a pactar con el PP.

Las réplicas del temprano terremoto político con epicentro murciano llegaron a mediodía a Valladolid, previo paso por Madrid. El Pisuerga bajaba tranquilo hasta que hace dos semanas Tudanca anunció la posibilidad de plantear una moción de censura, una táctica arriesgada porque necesitaría que cuatro diputados del partido del vicepresidente del Gobierno autónomo, Francisco Igea, cambiaran de chaqueta. Igea y el presidente, Alfonso Fernández Mañueco (PP), habían criticado, cada cual con su estilo, el anuncio del socialista, que no tenía fecha sino intenciones. Hasta que, según reconoció este miércoles Tudanca, la maniobra “irresponsable” de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y su adelanto electoral en Madrid aceleró sus tiempos.

El secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, ha asegurado este miércoles que la moción de censura presentada contra el presidente de la comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, abre una “nueva esperanza” para los ciudadanos. Vídeo: NACHO GALLEGO / ATLAS

El secretario general de los socialistas castellanoleoneses aseguró que el PP autonómico se había dirigido, apurado, a Génova en busca de instrucciones, de ahí la prioridad del PSOE por registrar, casi a la tres de la tarde, un documento que ya calentaba en banda. Tudanca reitera que todo subyace, más allá del ruido actual, en la “degradación institucional y política” desde que la coalición integró el Ejecutivo en 2019, así como en la gestión de la pandemia. También apela a un “cambio” contra el dúo en el poder.

Negativa pública

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los socialistas aspiran a pescar entre los 12 diputados que suma Ciudadanos en los 81 del hemiciclo. El portavoz de esta formación en la Cámara, David Castaño, fue rotundo con Tudanca antes de conocerse la moción: “Abandone toda esperanza”, dijo. Castaño también recalcó que ninguno de sus compañeros había tenido contacto con el PSOE. Tudanca replicó, por la tarde, que podía desmentir al 100% esa afirmación y que parlamentarios de Cs le habían expresado su hartazgo. Ahora bien, admitió, las opiniones hay que demostrarlas con votos.

El argumentario socialista mira a 2019, cuando Igea hablaba de regeneración y de romper con el pasado hasta que Albert Rivera, entonces líder de Cs, le ordenó aliarse con los 29 procuradores del PP. De poco sirvieron los 35 escaños del PSOE, que cuenta con los dos parlamentarios de Podemos pero sigue necesitando socios. Los respectivos representantes de Por Ávila y la Unión del Pueblo Leonés, de acercarse a Tudanca, no bastarían. Hacen falta cuatro tránsfugas, o políticos de Ciudadanos comprometidos con lo que “se escucha en la calle”, según definición de Tudanca, para que este presida la Junta. “No depende solo de nosotros”, subraya.

El líder de la oposición pregona la “discreción” mantenida para conseguir este golpe sobre la mesa de Castilla y León, un concepto que le permite no mostrar sus cartas pero también eludir la pregunta: “¿Tiene garantizados los apoyos?”. Tudanca no lo aclara, aunque también recuerda que nadie se esperaba lo ocurrido repentinamente en Murcia y señala que el presidente del Gobierno y secretario general socialista, Pedro Sánchez, ha bendecido la que es la primera moción de censura planteada en la historia de la Junta de Castilla y León. De triunfar, conllevaría el primer Ejecutivo del PSOE, vigente ganador de las elecciones, desde que Demetrio Madrid ganara en 1983.

“Es mi deber presentarla salga o no salga”, remarca el dirigente. Aún quedan unas horas para registrar mociones alternativas y que, después, la Mesa de la Cámara autonómica, el viernes 19, lleve la moción al pleno de la semana siguiente, salvo que haya una convocatoria extraordinaria. Tudanca confía en triunfar pero considera que, si fracasa, la responsabilidad recaerá en quienes no asuman su responsabilidad. O sea, según su visión, en Ciudadanos. De ellos depende, y todos lo saben, que una vez Tudanca se ha lanzado a la piscina no nade para morir en la orilla.

Mañueco e Igea escenifican su unidad

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco (PP), y el vicepresidente, Francisco Igea (Ciudadanos), darán este jueves una rueda de prensa conjunta para escenificar la vigencia de su acuerdo de Gobierno. Mañueco tuiteó este miércoles que su “única preocupación” son los ciudadanos, “proteger su vida y su salud” y trabajar por la actividad económica de la región. Igea insistió en que el PSOE se ha movido “con la chequera”. Ciudadanos reiteró este miércoles, en un comunicado, su rechazo a la moción por ser “irresponsable, inoportuna y contraproducente”. La formación que encabeza Inés Arrimadas definió la “maniobra” como “cortina de humo” ante los “problemas internos y las ansias de poder” socialistas.

Sobre la firma

Juan Navarro

Colaborador de EL PAÍS en Castilla y León, Asturias y Cantabria desde 2019. Aprendió en esRadio, La Moncloa, en comunicación corporativa, buscándose la vida y pisando calle. Graduado en Periodismo en la Universidad de Valladolid, máster en Periodismo Multimedia de la Universidad Complutense de Madrid y Máster de Periodismo EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS