El 'caso Neurona'

Podemos carga contra la Policía por el informe que provocó la imputación de Monedero en el ‘caso Neurona’

El partido aporta al juez nueva documentación sobre los trabajadores de la consultora que se desplazaron a España

Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, en una imagen de archivo.
Juan Carlos Monedero, cofundador de Podemos, en una imagen de archivo.EFE

Podemos vuelve a la carga en el caso Neurona. Después de que el magistrado Juan José Escalonilla imputase la pasada semana a Juan Carlos Monedero, la formación ha arremetido contra el informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional que señala directamente al cofundador del partido por cobrar de la consultora mexicana Neurona un total de 26.200 euros que, según su teoría, fue una contraprestación a cambio de que el partido contratase después a la empresa para las elecciones generales de abril de 2019. “Ese informe parte de la conclusión a la que quiere llegar”, critica la fuerza política en un escrito, donde también reprocha al juez que haya mantenido bajo secreto de sumario esta parte de la investigación durante cinco meses “limitando innecesariamente el derecho de defensa”.

La imputación de Monedero, a quien se ha citado a declarar el próximo 15 de marzo, ha supuesto un importante varapalo para el partido. El magistrado recoge la tesis de la UDEF, que considera que el antiguo dirigente de Podemos —actual director del Instituto 25 de Mayo, fundación vinculada a la formación de izquierdas— fabricó “ad hoc” una factura “falsa” para, bajo el concepto de “300 horas de consultoría presencial en Buenos Aires, Colombia y México”, ocultar que recibía esos 26.200 euros, en realidad, para la “posterior contratación de Neurona por parte de Unidas Podemos para la campaña”.

Una teoría que Monedero niega, al igual que el partido. En un escrito enviado este lunes al juez, al que ha tenido acceso EL PAÍS, Podemos defiende a su cofundador y carga contra esta línea de las pesquisas. La formación acusa a la Policía de investigar con un objetivo preconcebido —“parte de la conclusión a la que quiere llegar”— y de “obviar un dato relevante”: “El 30 de diciembre de 2018, fecha de emisión de la factura, era materialmente imposible asegurar que fuera a producirse una convocatoria de elecciones generales en los meses siguientes”. “Es tan sencillo como revisar la hemeroteca para comprobar que, en efecto, en esas fechas aún estaba en tramitación el proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para 2019, que se quebró cuando se votaron las enmiendas a la totalidad, lo que ocurrió el 13 de febrero de 2019″.

“Ante ese nuevo escenario, el presidente Pedro Sánchez compareció públicamente a primera hora del 15 de febrero para anunciar, previa deliberación en sesión extraordinaria del consejo de ministros, su decisión de convocar nuevas elecciones”, se defiende Podemos. Y añade: “Por tanto, si la hipótesis policial parte de una supuesta conexión entre una factura emitida el 30 de diciembre de 2018 y la constitución de una sociedad para su ‘posterior contratación por parte de Podemos’, entonces es inevitable plantearnos que, o los investigadores no han tenido en cuenta el contexto de la política española en ese lapso temporal (y en efecto, ese extremo no merece atención alguna en su informe), o que por el contrario les han otorgado a ambas partes facultades adivinatorias sobre un hecho desconocido (la convocatoria de elecciones generales que llevó a la constitución y contratación de Neurona) en el momento de emitir la factura presuntamente falsa”.

Un ‘pendrive’ con más documentación

El partido ha decidido, paralelamente, mover ficha en la investigación sobre el contrato con Neurona para las elecciones de abril de 2019 —el juez cree que se pagaron 363.000 euros a la consultora por unos trabajos que nunca llegaron a hacerse—. Según este nuevo escrito enviado al juez, Podemos aporta ahora un pendrive con más documentación sobre las personas que participaron en esas labores y propone, incluso, que se cite a declarar como testigos a 10 integrantes de sus equipos que, en coordinación con la compañía mexicana, cubrieron diferentes funciones en la campaña.

“Todas estas personas pueden ofrecer el testimonio directo de la experiencia del trabajo llevado a cabo por Neurona”, detalla la formación, que indica que el dispositivo electrónico remitido al juez instructor, Juan José Escalonilla, contiene también los justificantes de billetes de avión de empleados de Neurona desplazados a España; documentación sobre “sus hospedajes y listado de estancias en diversos apartamentos”; así como vídeos y fotografías donde aparecen estos miembros de la consultora en los actos electorales. En total, Podemos identifica a 21 “integrantes” de la empresa mexicana “que vinieron a desarrollar presencialmente trabajos para la campaña electoral del año 2019″.

Más información

Lo más visto en...

Top 50