PRESUPUESTOS VASCOS

El Gobierno vasco aprobará los presupuestos sin el apoyo de ningún grupo de la oposición

Podemos rechaza la última oferta pero deja la puerta abierta a lograr otros acuerdos esta legislatura

El consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu, en la reunión telemática que ha mantenido este sábado con representantes de Podemos.
El consejero vasco de Hacienda, Pedro Azpiazu, en la reunión telemática que ha mantenido este sábado con representantes de Podemos.IREKIA

El Gobierno vasco y Elkarrekin Podemos han agotado este domingo sin éxito todas las posibilidades de lograr un acuerdo sobre los presupuestos de 2021, que serán aprobados finalmente con el apoyo de los dos grupos del Ejecutivo (el PNV y el PSE-EE) gracias a la mayoría absoluta que estos tienen en el Parlamento. La formación morada, que en el pasado curso facilitó con su abstención la aprobación de las cuentas vascas de 2020, ha rechazado este sábado la última oferta presupuestaria del equipo dirigido por el consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu. Antes, Vox y el PP-Ciudadanos ya habían anunciado que presentarán sendas enmiendas a la totalidad, y EH Bildu rompió las negocaciones tras ver rechazada su propuesta económica.

En la tercera reunión tampoco ha sido posible el entendimiento entre las partes. Elkarrekin Podemos había puesto sobre la mesa una propuesta que incluía un aumento adicional del gasto público de 392,9 millones. De este montante, el Ejecutivo estaba dispuesto a aceptar modificaciones que suponían un impacto presupuestario de 97 millones, pero la formación de izquierdas ha rechazado esta última oferta y valora ahora si presenta o no una enmienda a la totalidad, cuyo plazo concluye este lunes.

El consejero Azpiazu ha agradecido el “esfuerzo” de Podemos por lograr un acuerdo y lamentado que este grupo haya despreciado la posibilidad de influir en el 12,2% del incremento de gasto real en el presupuesto, cuando su peso parlamentario es del 8%. “Hemos hecho un esfuerzo por poder ofrecer ciertos compromisos de índole más política dentro de nuestro ámbito competencial”, ha dicho el consejero, al recordar el objetivo del Gobierno de coalición PNV-PSE de “conseguir apoyos más amplios en un momento complicado para la sociedad vasca, aún no necesitando numéricamente más apoyos que los que nos otorga la mayoría absoluta”.

Miren Gorrotxategi, portavoz parlamentaria de Podemos, ha reprochado al Ejecutivo que haya rechazado “elementos esenciales” para su partido referidos a políticas sociales, planificación de las residencias, reversión de privatizaciones en servicios de salud y la reforma fiscal. Este grupo, no obstante, ha manifestado su voluntad de seguir trabajando durante la legislatura por si puede haber un entendimiento más adelante.

Previamente, el Gobierno vasco cerró sin acuerdo las conversaciones con EH Bildu, que presentó iniciativas para aumentar en 429 millones los recursos destinados a la sanidad pública, la educación, el empleo juvenil y los sectores más afectados por la covid-19. PP-Cs presentará una enmienda a la totalidad contra unos presupuestos que tachó de “más nacionalistas que realistas”, del mismo modo que Vox, que los calificó como unas cuentas muy alejadas de los soluciones que demanda la sociedad vasca en plena crisis sanitaria, económica, laboral y social.

El Ejecutivo aprobó a emdiados de diciembre, al cumplirse los primeros 100 días de la legislatura, un proyecto que asciende a 12.442 millones de euros, con un incremento del gasto del 5,7% (668 millones más que este año) y un programa específico para combatir la pandemia del coronavirus dotado con 542 millones.