ETA

Interior traslada a otros cinco presos de ETA a cárceles cercanas al País Vasco

Desde que Pedro Sánchez accedió al Gobierno en 2018 han acercado a Euskadi 63 reclusos etarras

Manifestación en Bilbao por el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco, en septiembre de 2019.
Manifestación en Bilbao por el acercamiento de los presos de ETA al País Vasco, en septiembre de 2019.Fernando Domingo Álama

La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior, ha ordenado este viernes el acercamiento de otros cinco presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco. Entre los reclusos trasladados se encuentra Lierni Armendaritz, condenada en 2002 a 33 años de prisión por el asesinato, en noviembre de 2000, del exministro socialista Ernest Lluch en Barcelona. Con este traslado ya son 63 los presos acercados a Euskadi desde que Pedro Sánchez accedió al Gobierno, en junio de 2018.

De entre los presos trasladados, solo uno de ellos ingresará en una prisión vasca: Unai Fano Aldasoro, que pasará de la cárcel de Soria a la de Bilbao. Fano fue detenido en septiembre de 2008 en la región del Loira, en Francia, extraditado a España y finalmente condenado en diciembre de ese mismo año por pertenencia a organización terrorista, tenencia de explosivos y de armas, robo y hurto. La Secretaría General de Instituciones Penitenciarias mantiene su clasificación en segundo grado y señala que “acepta la legalidad penitenciaria y ha reconocido por escrito el dolor causado”.

El resto de los reclusos ingresarán en prisiones cercanas a Euskadi. Lierni Armendaritz y Juan Carlos Herrador serán trasladados desde las cárceles de Pontevedra y Toledo, respectivamente, al penal de El Dueso, en la localidad cántabra de Santoña, a menos de 50 kilómetros del País Vasco. Armendaritz, presa desde 2001, se enfrentó a la dirección de ETA por chantajear a su cuñado, el exfutbolista de la Real Sociedad Txiki Begiristain. Herrador ingresó en la cárcel en abril de 2007 y cumple una condena de 19 años por colaboración con banda armada y depósito de armas. Según Prisiones, ha aceptado la legalidad penitenciaria y por ello se ha aceptado que pase al segundo grado.

Los otros dos presos trasladados pasarán a ingresar prisiones castellanas. Gorka Loran Lafourcade abandonará el centro penitenciario de Algeciras y será trasladado a la prisión de Dueñas, en Palencia. Loran ingresó en prisión en diciembre de 2003 y fue condenado a 20 años de cárcel por tentativa de homicidio, colaboración con banda armada y depósito de armas. Instituciones Penitenciarias ha aprobado su progresión al segundo grado y asegura que “acepta la legalidad penitenciaria”. Jesús Arcauz Arana, por su parte, abandona la cárcel de Murcia II para continuar cumpliendo condena en la prisión de Villanubla, en Valladolid. Lleva en la cárcel desde enero de 1997 y está condenado a 30 años por atentados, homicidios frustrados, estragos y terrorismo.

EH Bildu, que se encuentra en plenas negociaciones sobre los Presupuestos Generales del Estado con el Gobierno de Pedro Sánchez, ha solicitado de manera reiterada el acercamiento de los presos de la banda a cárceles próximas al País Vasco, una reivindicación histórica de la izquierda abertzale. Además, el propio Gobierno vasco pidió por escrito, el pasado mes de mayo, el acercamiento de los presos de ETA a cárceles vascas para evitar que sus familiares tuvieran que desplazarse en mitad de la crisis sanitaria generada por la pandemia de la covid-19.

Más información

Lo más visto en...

Top 50