Arrimadas confirma a Sánchez que está dispuesta a pactar unos Presupuestos “moderados”

La líder de Ciudadanos avisa de que su modelo fiscal y laboral es “antagónico” al de Podemos

Pedro Sánchez e Inés Arrimadas en La Moncloa, este miércoles. En vídeo, la presidenta de Ciudadanos confirma que está dispuesta a pactar unos Presupuestos “moderados”.ANDREA COMAS (VÍDEO: ATLAS)

La reunión fue bien e Inés Arrimadas salió con la impresión de que Pedro Sánchez quiere intentar un acuerdo de Presupuestos con Ciudadanos. No será fácil, porque después vendrá el pulso entre su partido y el socio de Gobierno de Sánchez, Podemos, con posiciones muy distanciadas en política económica, pero se empezará a hablar sin líneas rojas. La líder de Ciudadanos confirmó después de su encuentro con el presidente del Gobierno en La Moncloa, de algo más de dos horas, la voluntad “firme y real” de su partido a negociar unos Presupuestos “moderados, sensatos, que incorporen correctamente la ayuda europea y que no tengan ideologías contrarias a lo que necesita este país”, y aceptó que en las conversaciones estará también Unidas Podemos.

Arrimadas defendió su posición con el argumento de que la pandemia exige una “tregua política” y ponerse de acuerdo. No es sencillo para su partido llegar a un pacto con el Gobierno de Sánchez e Iglesias, reconoció, pero entiende que su “obligación moral” en este momento es “dejar de lado las luchas partidistas”. Su discurso, con una melodía similar al de Sánchez, que reivindica la unidad política, también se dirige al PP de forma velada. “Se juzgará a todos por lo que hemos hecho durante la pandemia. Se juzgará a los Gobiernos, pero también a los partidos que hemos estado en la oposición. Podremos equivocarnos, pero vamos a dormir con la conciencia tranquila”, reflexionó Arrimadas.

La apuesta de Arrimadas por intentar un acuerdo es firme y por eso Ciudadanos acepta negociar las cuentas también con Unidas Podemos, como ha exigido el partido de Pablo Iglesias a su socio. “Si a esas reuniones viene algún representante de Unidas Podemos, aprovecharemos la ocasión para decirles que vamos a trabajar para que esos Presupuestos sean moderados y sensatos”, ironizó la líder de Cs, que confirmó que su equipo negociador estará formado por tres personas: Marina Bravo, su secretaria general; Edmundo Bal, portavoz parlamentario, y Carlos Cuadrado, vicesecretario general.

El camino comienza dando pasos, y este miércoles Sánchez y Arrimadas han dado uno importante, pero el final es todavía difuso. Un acuerdo de Presupuestos que contente a la vez a Unidas Podemos y a Ciudadanos exigirá importantes cesiones de alguno de los dos partidos, si no de ambos. El nudo gordiano es la reforma impositiva que pactaron los socios de la coalición y que se presenta como un escollo para Ciudadanos, que precisamente quiere reivindicar que ha logrado limitar la influencia de Unidas Podemos en la política económica. “Tanto Pedro Sánchez como toda España sabe que esos anuncios de un paquete de subidas generalizadas de Podemos no los compartimos. Espero que podamos conseguir que no se incorporen a los Presupuestos”, confió Inés Arrimadas tras reunirse con el jefe del Ejecutivo.

El acuerdo de Gobierno entre el PSOE y Unidas Podemos incluye un catálogo de subidas de impuestos a las rentas altas y empresas que los socialistas consideran que hay que posponer hasta volver a los niveles de crecimiento previos a la pandemia. Entre ellas una subida de IRPF a las rentas a partir de 130.000 euros, y un tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades, que asciende al 18% para la banca y las empresas energéticas. A principios de agosto, Sánchez defendió que la reforma fiscal se aplazaría, pero Iglesias no parece darse por vencido. Este miércoles insistió en que la orientación en Bruselas es neokeynesiana y en España hay margen para tocar impuestos a pesar de la pandemia: entre ellos, apuntó a una reforma del IVA para subirlo en el caso de productos de lujo y bajarlo en el caso de las mascarillas.

Otro asunto caliente es la reforma laboral, que según el vicepresidente segundo se va a derogar en sus aspectos más lesivos, como pactó con el PSOE. “Lo que está puesto en un papel y firmado entre Pedro Sánchez y yo se tiene que cumplir. Claro que se va a cumplir”, remarcó Iglesias este miércoles en La Sexta. Arrimadas subrayó, por su parte, que su modelo fiscal y laboral es “antagónico” al de Podemos y Sánchez es consciente de ello, pero evitó definir líneas rojas. “Defenderemos nuestra posición”, expresó la líder de Cs.

Donde no hay ninguna flexibilidad es en la incompatibilidad entre Cs y ERC. Arrimadas transmitió a Sánchez que tiene que elegir entre una vía u otra para los Presupuestos, y su impresión es que el presidente socialista entendió el mensaje. Con su participación en la mayoría, Cs quiere evitar que el acuerdo presupuestario sea apoyado por ERC y otras formaciones como EH Bildu. “Que no acabe repartiéndoselo ente Rufián, Iglesias y Otegi en un despacho”, dijo gráficamente Arrimadas. El presidente socialista ha amarrado hoy una vía de negociación con Ciudadanos, pero aún queda camino por recorrer para la cuadratura del círculo presupuestario.




Lo más visto en...

Top 50