Los aspirantes a Policía Nacional que pelean su 5 en ortografía

Un grupo de opositores emprende una batalla legal tras ser declarados no aptos al subir el listón al 6,2 en esta prueba

Un agente de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Un agente de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.Europa Press

Un numeroso grupo de aspirantes a la Policía Nacional, que quedó apeado de las oposiciones a final del pasado año tras la prueba de ortografía, está dispuesto a plantar batalla legal contra el Ministerio del Interior. Después de que la Dirección General de la Policía haya desestimado todas sus alegaciones contra la decisión de fijar en un 6,2 la puntuación que había que obtener para salir de ese test con la calificación de “apto” —adoptada tras el examen y sin previo aviso en las bases de la convocatoria—, los candidatos se han lanzado ahora a los tribunales y han llevado su caso hasta la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, según consta en los recursos presentados por varios de ellos esta misma semana.

Los opositores quieren que la justicia anule esa decisión de dejarles fuera de la carrera por una de las 2.500 plazas convocadas. Un criterio que ha sido criticado por los sindicatos policiales y que la oposición también llevó al Congreso por “falta de transparencia”: “Todos los que hemos pasado el test ortográfico sabemos cómo vamos a ese examen, sabemos cuál es la nota de corte y sabemos cuándo podemos arriesgar y cuándo no, y esa gente creía que la nota de corte era la que estaba publicada: el 5”, expuso la diputada Ana Belén Vázquez (PP) en una comisión de Interior celebrada antes del estallido de la pandemia de coronavirus.

El abogado Ángel Galindo, que representa a decenas de afectados, subraya que en los últimos años la nota de corte en la prueba de ortografía siempre había sido un 5 o menos. Pone como ejemplo 2014, cuando “fue un 1,1”. En 2012, en cambio, sí que se elevó por encima, pero en la convocatoria publicada en el BOE se especificaba que “el tribunal fijará la puntuación mínima necesaria para superarla”. Un detalle que no constaba en la de 2019, que solo decía “la calificación será de apto o no apto”, y que se ha vuelto a modificar para la de este 2020.

Según las bases publicadas la pasada semana para la nueva promoción, serán “aptos los que obtengan una nota igual o superior a 5” e incluso se podrá bajar la nota de corte si no existe un “número suficiente de opositores” que alcancen esa cifra. Ese detalle ha encendido aún más los ánimos de los denunciantes. “Yo llevo presentados 100 recursos ante el tribunal superior entre este lunes y martes”, detalla Galindo.

La Dirección General de la Policía defiende su decisión del pasado año. En uno de los escritos donde rechaza las alegaciones de casi una veintena de opositores, al que tuvo acceso EL PAÍS, insiste en que la jurisprudencia le dota de amplia capacidad de “discrecionalidad” para valorar cómo hacer los procesos selectivos. Además, añade: “No se estableció una nota final concreta en las bases, más allá de apto o no apto”. La institución también apostilla que, como en otra de las pruebas —la de “conocimientos”— se estableció explícitamente como nota de corte el obtener 50 puntos sobre 100, “ello hizo creer a los recurrentes que [en la de ortografía] se requerirían los mismos 50 puntos”. “Pero el establecimiento de la puntuación necesaria para la superación de la prueba de ortografía lo realiza el tribunal una vez efectuada la prueba y a la luz de los resultados de la misma, sin tener en cuenta la identidad de los opositores”, remacha la Dirección en su escrito.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

J. J. Gálvez

Redactor de Tribunales de la sección de Nacional de EL PAÍS, donde trabaja desde 2014 y donde también ha cubierto información sobre Inmigración y Política. Antes ha escrito en medios como Diario de Sevilla, Europa Sur, Diario de Cádiz o ADN.es.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS