Cae en Tenerife una filial de la banda motera Los Ángeles del Infierno dedicada al tráfico de droga y a la extorsión de negocios

Los seis detenidos, todos con antecedentes, están investigados por controlar locales de tatuaje o la seguridad de prostíbulos

Plantas de marihuana intervenidas en una operación de desmantelamiento de la banda Los Ángeles del Infierno, en Tenerife. En vídeo, las imágenes de la operación. EUROPA PRESS
Madrid / Santa Cruz de Tenerife - 24 ago 2020 - 11:47 UTC

La banda de la calavera alada (de tendencias neonazis) ha sufrido un serio revés en la Islas Canarias. Media docena de moteros, visiblemente tatuados y vestidos con vaqueros y chalecos negros, permanecen inmovilizados en el suelo en mitad de un operativo policial rodeado de fuertes medidas de seguridad. La Guardia Civil y la Agencia Tributaria les apresaron a finales de junio en una operación que trascendió este lunes con la que han dado por desarticulada una filial en Tenerife de los Hells Angels (Ángeles del Infierno), grupo de moteros fundado en California por veteranos de la Segunda Guerra Mundial con numerosas investigaciones a sus espaldas por organización criminal.

La principal vía de financiación de esta banda era el cultivo, elaboración y distribución de marihuana, según informaron en un comunicado de prensa. Además, están investigados por controlar ilegalmente negocios de tatuajes o la seguridad de los clubes de alterne.

Los seis detenidos, de diferentes nacionalidades, tenían antecedentes policiales. Son dos ciudadanos alemanes, un polaco, un francés, un serbio y un español. Uno de ellos, investigado por realizar las tareas de custodia de una de las plantaciones de marihuana, estaba reclamado por las autoridades serbias como miembro de un importante grupo criminal dedicado a los robos y atracos, conocido como Pink Panter. Otro de ellos contaba con una orden de detención internacional de las autoridades francesas por delitos relacionados con el proxenetismo. Tres de los arrestados han ingresado en prisión.

La investigación, bautizada Jabalí-Vulcano, se inició en septiembre de 2019 y ha contado con el apoyo de autoridades policiales y aduaneras de Dinamarca, Noruega y Alemania. La operación culminó hace dos meses con seis registros y las detenciones, además de la intervención de dos plantaciones de marihuana en Guargacho y Garachico, ambas localidades en la isla de Tenerife. Los investigadores también registraron un local de consumo de marihuana ubicado en una zona turística de la costa de Adeje, propiedad de uno de los detenidos.

Los agentes les han intervenido 1.000 plantas de marihuana, siete armas prohibidas (dos carabinas de aire comprimido, una pistola eléctrica, una defensa extensible de fibra, un machete y dos navajas) y seis móviles.

Los arrestados también poseían prendas y artículos que les relacionaba con los Ángeles del Infierno, como parches o chaquetas con la leyenda Red and white family. Según sus miembros, el blanco es el color de la pureza, el respeto, la honestidad, el honor, la hermandad, tus hijos; el rojo es el de la sangre que a veces debe ser derramada para defender lo blanco.

No es la primera vez que la policía interviene contra una banda de motoristas en el archipiélago. En 2009, la Guardia Civil, en coordinación con los Mossos d’Esquadra llevaron a cabo la Operación Valkiria y Grigori en la que se detuvo a un total de 22 miembros en seis provincias españolas, entre ellos dos en Gran Canaria.

Más información

Lo más visto en...

Top 50