Ciudadanos

Girauta, el diputado que abandonó la política por la arena tuitera

El exmiembro de Ciudadanos vierte toda su rabia en la red social, incluso para atacar a la dirección del que era su partido

Juan Carlos Girauta, en una imagen de octubre de 2019.
Juan Carlos Girauta, en una imagen de octubre de 2019.Cristóbal Castro

La pandemia y Twitter han resucitado en las últimas semanas a Ciudadanos tras su mal resultado electoral del pasado noviembre. El giro de su nueva líder, Inés Arrimadas, a la hora de pactar con el Gobierno su apoyo a las prórrogas del estado de alarma han devuelto a la formación a la primera línea. Con el objetivo de recuperar el centro, la nueva dirección se aleja del camino que marcó Albert Rivera en su última etapa al frente de Ciudadanos, una decisión difícil de asumir para algunos de sus miembros. Juan Carlos Girauta, ex portavoz parlamentario y que llegó a decir en una entrevista con EL PAÍS “amo a Albert sobre todas las cosas”, es uno de ellos. De la crítica a la descalificación, el ya expolítico vierte ahora en Twitter toda su rabia sobre la situación política. No se salvan ni los que eran sus compañeros de filas hasta hace unas semanas. Girauta incendia la red social y de su mano Ciudadanos también vuelve a ser protagonista.

La última batalla comenzó este jueves por un tuit de Alfonso Ussía a Inés Arrimadas: “No soy empresario. Pero tengo un amigo que se ofrece a emplearla a usted como Relaciones Públicas en una gran discoteca de Marbella”. El tono faltón, habitual en la red social, fue contestado por miembros del partido. Una reacción que enfureció a Girauta y se lanzó a defender al periodista. El intercambio de mensajes tocó el techo tuitero a medianoche. El exdiputado era otra vez trending topic (tema más comentado del momento en la red social). “Bueno, no sujetáis a los perros, ¿eh? De acuerdo. Vosotros lo habéis querido. He dejado mi tierra y he roto con muchos amigos por defender la libertad. Vosotros, traidores, me vais a comer la polla por tiempos”, escribió dirigido a sus excompañeros.

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, uno de los miembros de Ciudadanos más críticos con la gestión de Rivera, le respondió este viernes: “Esto hasta fase 3 no es posible”, tratando así de dirigir el insulto hacia la broma para rebajar un ataque furibundo del que hasta principios de mayo era militante de su formación.

Pero el tono duro es habitual en Girauta, aunque se ha elevado desde que se ha visto libre de cargos políticos, con multitud de mensajes diarios que le han hecho sumar 236.000 seguidores en Twitter. Carga contra el Gobierno, contra el PSOE, Podemos, Ciudadanos o el movimiento antirracista #blacklivesmatter. Sus tuits generan cientos de interacciones, a favor y en contra, amor y odio.

El exdiputado tampoco está solo en el fuego amigo contra el que era su partido. El exvicepresidente de Coca-Cola Marcos de Quinto, uno de los últimos fichajes estrella de Albert Rivera y que también dejó la formación hace dos semanas por diferencias con la estrategia de Arrimadas, suele sumarse al ataque. “La prórroga del estado de alarma se sustenta en un acuerdo Gobierno-PNV-ERC... y Cs. PNV consigue privilegios (control renta vital, etcétera). ERC consigue la ‘mesa de negociación'. Y Cs, cuyos votos no son necesarios, lo único que hace es 'blanquear’ los dos acuerdos anteriores”, tuiteó hace unos días.

Más información

Lo más visto en...

Top 50