la crisis del coronavirus

El PP y Ciudadanos entregan a Vox la presidencia de la comisión de la reconstrucción en Andalucía

Podemos y PSOE se salen de la votación en el parlamento andaluz tras la propuesta del Ejecutivo regional

El presidente andaluz, el popular Juanma Moreno, en una rueda de prensa. En vídeo, Moreno critica que Granada y Málaga sigan en fase 1.EP | Atlas

La comisión sobre la recuperación económica y social de Andalucía por la covid-19 o la “gran alianza”, como la llama el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, nace herida de muerte. Los dos grupos de la oposición, PSOE y Adelante Andalucía, han abandonado este lunes el grupo de trabajo en su primera sesión constituyente. El motivo del portazo ha sido la decisión de los socios del Gobierno andaluz, PP y Ciudadanos, de ceder la presidencia a un diputado de Vox. Este grupo votó en contra de la comisión cuando se aprobó el pasado día 6 en el pleno del Parlamento por entender, según dijo entonces su portavoz, Alejandro Hernández, que era imposible llegar a acuerdos con los que defienden un modelo económico cubano y venezolano.

Más información

A medida que los ciudadanos recuperan poco a poco su movilidad, las formaciones políticas también vuelven, aunque más rápido, a sus viejas costumbres parlamentarias. Las grandes frases en plena pandemia han quedado para el diario de sesiones y allí están registradas estas dos. “Necesitamos a toda la sociedad, a todo el mundo. O salimos juntos o no salimos”, suscrita por el presidente Moreno. “[Vamos] a remar todos en la misma dirección y no utilizar los remos para golpearnos unos a otros”, dicha por la secretaria general del PSOE andaluz, Susana Díaz. Eso fue el 24 de abril.

Un mes más tarde, socialistas y Adelante Andalucía han mostrado su rechazo a que la presidencia de la comisión recaiga en el diputado de Vox Manuel Gavira. Argumentan que el PP se ha visto obligado a cederle este puesto por “la debilidad” del Gobierno que preside Moreno y cuya estabilidad depende de los votos de su aliado de ultraderecha.

Gavira fue el primer cargo institucional de Vox en un Parlamento. Fue elegido secretario tercero de la Mesa de la Cámara andaluza tras las elecciones de diciembre de 2018 que pusieron fin a casi 37 años de mandatos socialistas. Diputado por Cádiz, Gavira es abogado, mediador civil y mercantil, y asesor empresarial. En un tuit, el presidente de la comisión criticó al PP por no sumarse a las manifestaciones contra el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos el pasado sábado: “Bofetada al Gobierno en la calle y el principal partido de la oposición en el tacticismo político”, escribió.

Los aliados del Gobierno andaluz llegaron a la comisión con el pacto hecho. Según fuentes parlamentarias, la decisión de ceder la presidencia a Vox fue una exigencia de la ultraderecha, que no ocultó desde el primer momento su rechazo a un acuerdo de emergencia entre todos. “No se puede ser amigos de todos”, le advirtió días atrás Hernández al presidente de la Junta. Socialistas y Adelante se quejaron de que se enteraron del pacto en la propia comisión y de que los socios del Gobierno no hubieran intentado un acuerdo previo como suele ser habitual entre los grupos.“Le entregan la comisión a un partido que no creía en esta comisión, que abandona la del Congreso y que enfrenta a patriotas”, explicó el portavoz socialista Manuel Jiménez Barrios. “Esta comisión nace muerta por la decisión de PP y Ciudadanos de que la reconstrucción de Andalucía recaiga en un partido que no representa los consensos básicos”, aseguró el portavoz de Adelante, Ignacio García.

La réplica a los grupos de la izquierda andaluza la dio el portavoz del PP, José Antonio Nieto, que les reprochó que criticasen a Vox cuando sus respectivos grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados habían firmado un pacto con Bildu. Los populares consideran que su propuesta es muy “generosa” porque todos los grupos están presentes en la mesa de la recuperación y además podrán presidir las cuatro subcomisiones específicas en la que se desarrollarán los trabajos.

Ciudadanos evitó entrar en el cuerpo a cuerpo y se sumó a las tesis de Inés Arrimadas de que hay que “primar los intereses generales por encima de las siglas”. El giro de la líder de Ciudadanos en el Congreso genera incomodidad en Andalucía y de manera muy significativa en el vicepresidente de la Junta, Juan Marín, quien comunicó a la dirección nacional, antes de que se hiciera público, el apoyo a Vox para presidir la comisión para la gran alianza.

Vox aseguró que se sumará a los trabajos parlamentarios “con buena voluntad” y ante las críticas de la izquierda por su cambio de posición su portavoz señaló: “Estamos aquí porque queremos y porque podemos”.

Para volver a la comisión, el PSOE exige que el presidente de la Junta tome cartas en el asunto, aunque sospecha, según Jiménez Barrios, en que prefiere los acuerdos en el ámbito del Gobierno y no del Parlamento. Inicialmente, Moreno propuso una gran pacto para la recuperación económica al que se sumó Susana Díaz pero a través de una comisión parlamentaria.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50