LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

La cumbre de la UE arranca muy alejada de lo que reclaman España y sus aliados

El borrador sobre el que se trabaja solo pide al Eurogrupo que siga estudiando medidas ante la ausencia de acuerdo. La Moncloa aporta modificaciones para ir mucho más lejos

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el Presidente de la República de Chipre, Nicos Anastasiades, y el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el pasado viernes en Bruselas.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, el Presidente de la República de Chipre, Nicos Anastasiades, y el Presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, el pasado viernes en Bruselas. EFE

España se ha movido en estos días para tratar de forzar que la cumbre de la Unión Europea, que empieza este jueves de forma telemática a las 16.00, lance un mensaje clarísimo a los mercados y a todos los ciudadanos de que esta vez no será como en la Gran Recesión y Europa responderá de forma solidaria entre todos sus miembros. El Gobierno español ha promovido una carta con otros ocho países importantes para presionar a favor de este mensaje, pero el borrador del documento con el que arrancará la cumbre no parece caminar en ese sentido. “Apoyamos las discusiones en el Eurogrupo para poner en marcha un instrumento de apoyo a la crisis de la pandemia. Nuestra respuesta debería tener en cuenta la naturaleza sin precedentes del shock del Covid-19 que está afectando a todos los países", señala el texto en discusión. Lo que España y otros países están tratando de incluir son añadidos relevantes como “al tiempo que reconocemos que serán necesarias más medidas, pedimos al Eurogrupo que siga trabajando en medidas coherentes con la naturaleza externa y simétrica del shock, incluidos los instrumentos de la emisión conjunta de deuda”. Pero nada de esto último está aún acordado ni venía en el borrador inicial aportado por Charles Michel, el presidente del Consejo Europeo, que solo habla de “tomar ulteriores medidas, si fuera necesario, en función de los acontecimientos” e invita al Eurogrupo a desarrollar la próxima semana las cuestiones técnicas de las medidas posibles.

La crisis del coronavirus da munición a España para incidir en recetas clave en la reforma de la eurozona. Consciente del volumen de empleos que puede costar la pandemia, el Gobierno aprovecha para pedir a la Comisión Europea que presente “cuanto antes una propuesta ambiciosa de esquema de seguro de desempleo” en la UE, según recalca el documento con el texto que añade España y está en discusión en rojo. Esta propuesta genera resistencias en los países del norte, pese a que el modelo común sería limitado.

La Moncloa solicita también más flexibilidad para poder usar los fondos estructurales de la UE como instrumento contra las consecuencias de la pandemia. Sin detallar qué tipo de flexibilidad pide para unas ayudas que requieren cofinanciación del Estado que las recibe y que deben cumplir objetivos acordes con el desarrollo y la convergencia europeos, el texto español pide esta medida para dar una respuesta “potente y efectiva” a la crisis de la Covid-19.

Para cuando pase la situación actual de emergencia, el Ejecutivo español cree necesario elaborar “una estrategia de salida, una recuperación amplia y una inversión sin precedentes, incluido un nuevo enfoque al próximo presupuesto europeo”, señala por escrito. El próximo marco presupuestario, que debe entrar en vigor en 2021, constituye un caballo de batalla entre Estados. La salida del Reino Unido ha dejado un agujero anual de 11.000 millones de euros y los países más ricos se resisten a aportar más dinero la una bolsa común. La crisis del coronavirus ha postergado esta discusión, que había enfrentado a los líderes europeos en la última cumbre europea que se celebró en Bruselas.

En la parte que sí está acordada, el documento invita a todos los países a coordinarse en las compras de material para enfrentarse al coronavirus, algo que hasta ahora no está sucediendo porque todas las grandes capitales han entrado en una especie de guerra en China para hacerse lo más rápidamente posible con todo el material que puedan ante una pandemia que ha desbordado a todos. La Comisión Europea, señala el texto, se concentrará en comprar material de forma centralizada para todos, pero pide a los países que le den toda la información de lo que están haciendo para coordinarse.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50