Coronavirus en España

El Ejército suspende todos sus ejercicios y maniobras para luchar contra la pandemia

Las Fuerzas Armadas elevan al Gobierno una lista de capacidades para hacer frente al coronavirus

Integrantes del Cuerpo de Ingenieros del Ejército español en Nuadibú (Mauritania).
Integrantes del Cuerpo de Ingenieros del Ejército español en Nuadibú (Mauritania).

Las Fuerzas Armadas han suspendido todos sus ejercicios y maniobras para frenar movimientos de tropas que puedan propiciar la extensión del coronavirus y han elevado al Gobierno una lista con todas las capacidades de que disponen para hacer frente a la pandemia, según ha confirmado el Ministerio de Defensa.

La suspensión de las maniobras se ha ido aplicando a lo largo de la semana, empezando por las que implican mayor movimiento de personal, y se espera que sea completa en las próximas horas. El Ministerio de Defensa ya suspendió el pasado lunes las clases en todos sus centros docentes de la Comunidad de Madrid y también ha aplazado o cancelado los actos de carácter social o protocolario, como carreras populares o juras de bandera.

Guía de actuación ante el coronavirus

Respuestas para saber qué hacer ante la sospecha de padecer la Covid-19, cómo prevenir el contagio o cómo convivir con una persona infectada

La práctica paralización de las actividades de instrucción o formación ha ido acompañada de la puesta a disposición del Gobierno de las capacidades con que cuentan las Fuerzas Armadas para colaborar en la lucha contra la extensión de la Covid-19.

El Ejecutivo ya cuenta con un listado de dichas capacidades y el presidente, Pedro Sánchez, en su discurso institucional de este viernes, se ha comprometido a utilizar todos los recursos disponibles por parte del Estado, “económicos y sanitarios, tanto públicos como privados, civiles y militares, para la protección de todos los ciudadanos”.

Las fuentes consultadas admiten que los recortes aplicados durante la crisis han mermado gravemente las capacidades militares ante una emergencia como la actual. Las Fuerzas Armadas sufren desde hace años un déficit crónico de personal médico y en junio del año pasado se disolvió el hospital de campaña, un centro sanitario desplegable con 100 camas (seis de cuidados intensivos) y cuatro quirófanos. Este hospital, que fue adquirido en 2010 por la entonces ministra de Defensa Carme Chacón, nunca se llegó a utilizar.

Aun así, el Ejército de Tierra dispone de la denominada Brigada de Sanidad, con dos agrupaciones en Madrid y Zaragoza, cada una de ellas dotada de un Role 2, es decir, un pequeño hospital de campaña con cirugía de urgencia para estabilización y evacuación que se suele desplegar con los contingentes enviados al exterior. Ya no existe la amplia red de hospitales militares de hace tres décadas, pero sí dos centros hospitalarios, en Madrid y Zaragoza, con equipos de telemedicina. El primero cuenta con una planta de infecciosos donde pasaron su cuarentena los españoles evacuados de China por el coronavirus.

Además, el Regimiento de Defensa NBQ (Nuclear, Biológico y Químico) dispone de equipos especializados en descontaminación y de un laboratorio desplegable; al igual que la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Por su parte, el Centro Militar de Farmacia de la Defensa, en la base de San Pedro, en Colmenar Viejo (Madrid), es el único laboratorio farmacéutico propiedad del Estado que puede producir medicamentos y evitar el desabastecimiento de genéricos en caso de restricciones en el suministro por parte de las compañías farmacéuticas.

Con todo, las mayores capacidades de las Fuerzas Armadas están en el transporte, tanto con vehículos terrestres como con helicópteros (transporte de material, evacuaciones médicas, etc.), y en la vigilancia de zonas cerradas o en cuarentena mediante patrullas fijas o móviles en funciones de policía militar que controlen la entrada y salida de personas y liberen de esta tarea a las fuerzas de seguridad.

Amenaza a la Seguridad Nacional

Epidemias y pandemias figuran como amenaza en la Estrategia de Seguridad Nacional de 2017, todavía vigente. “España no está exenta de amenazas y desafíos asociados a enfermedades infecciosas tanto naturales como intencionadas. Reducir la vulnerabilidad de la población a los riesgos infecciosos cuando es factible (mediante la vacunación), la probabilidad de introducción de riesgos infecciosos (mediante el control e inspección de mercancías en frontera), así como la probabilidad de transmisión interna de enfermedades (mediante buenos programas de prevención y promoción de la salud o buenos sistemas de saneamiento) es fundamental para minimizar los riesgos y su posible impacto sobre la población”, señala el documento.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Más información

Lo más visto en...

Top 50