_
_
_
_
CREADO PARA STANNAH
Contenido patrocinado por una marca

Evitar caídas para mejorar la calidad de vida

Los accidentes en las personas mayores de 65 años pueden desembocar en complicaciones y afectar de manera determinante a la salud. Stannah, compañía experta en movilidad, lanza una guía de buenas prácticas para prevenirlos.

Stannah
Phil Collins

Accidentes en principio leves como una caída pueden tener consecuencias graves para la calidad de vida, en especial si los sufren las personas mayores. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 37,3 millones de caídas de gravedad en el mundo, de las cuales cerca de 646.000 desembocan en fallecimiento. Este tipo de situaciones se producen habitualmente en el hogar, y se pueden prevenir siguiendo unas recomendaciones básicas. Por esa razón Stannah, empresa dedicada a crear soluciones de movilidad y adaptabilidad de entornos para distintos tipos de necesidades, ha creado una guía que reúne prácticas para evitar este tipo de accidentes.

Las caídas, como indica la guía Stannah, tienen diferentes tipos de consecuencias entre la población de mayor edad. En primer lugar, efectos físicos como hematomas, fracturas o incluso traumatismos craneoencefálicos, que implican un largo proceso de recuperación y una merma en la calidad de vida de las personas que las sufren. Además existen efectos psicosociales, desde el llamado síndrome de postcaída, que afecta a la confianza de la persona que ha vivido uno de estos episodios, haciéndole sentirse vulnerable en insegura, hasta situaciones de pérdida de independencia funcional en casos de accidentes más graves.

Stannah

Por último, también se encuentran consecuencias financieras. Un estudio realizado en 2016 por la Universitat de Barcelona muestra que los costes socioeconómicos derivados de cuidados de larga duración han ascendido a los 781 millones de euros en España, mientras que datos del IMSERSO, también de 2016, sitúan el coste anual individual de los cuidados de larga duración entre los 15.000 y los 20.000 euros.

Prevenir accidentes domésticos

Según el informe Eurosafe 2015, realizado por la Alianza Europea para la Prevención Lesiones, cerca de 24,6 millones de personas sufrieron accidentes domésticos y de ocio en Europa entre 2012 y 2014. A este dato se unen los de la OMS, que apunta a que el 63% de las lesiones ocurren en el hogar, realizando actividades deportivas o de ocio, y los del Centro de Experiencia para la Prevención de Caídas y Fracturas, en Bélgica, que señala que entre el 24% y el 40% de los mayores de 65 años que viven en casa sufren alguna caída cada año en su propia casa.

La guía de Stannah incluye cuatro pilares clave para evitar estos accidentes. El primero pasa por adaptar el entorno del hogar: eliminar posibles desniveles con una pequeña rampa, retirar alfombras y otros elementos como cables que puedan producir tropiezos, contar con una buena iluminación y utilizar muebles elevados para hacerlos más visibles para prevenir choques contra ellos.

Otro de los puntos importantes tiene que ver con el uso de medicamentos, ya que algunos de ellos aumentan el riesgo de caída. En este aspecto, se recomienda siempre contar con la opinión médica para revaluar la idoneidad de algunos de ellos y mantener precauciones adicionales en el caso de que el tratamiento sea necesario. De igual forma, la elección de un calzado adecuado, con suela firme, antideslizante y buen sujeto al tobillo, es otra de las recomendaciones.

Trabajar la forma física y el equilibrio es otro factor a tener en cuenta. Mantener la capacidad de movilidad siempre que sea posible con ejercicio, así como la fuerza muscular y el equilibrio, es clave para la prevención de caídas o para mantener una agilidad que permita reaccionar en caso de que se produzca. En este sentido, la vitamina D es un elemento importante para mejorar la calidad ósea y la función muscular, además de para disminuir la posibilidad de fracturas en caso de accidente.

La guía Stannah es parte del compromiso de la compañía para ofrecer las mejores opciones de autonomía posible a las personas mayores, así como garantizar su seguridad.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_