CREADO PARA H&M
Contenido patrocinado por una marca

Innovar para que la moda sea más sostenibile

Basada en materiales de vanguardia y procesos de producción textil más respetuosos con el medio ambiente, la colección ‘Co-Exist Story’ de H&M cuenta con la aprobación de PETA, que garantiza la ausencia de fibras de origen animal en prendas y accesorios.

Cuidar de nuestro entorno engloba también cuidar a todos los seres que lo habitan. Prescindir de elementos de origen animal en el día día, más allá de una dieta vegana y aplicándose a todo tipo de ámbitos, desde la cosmética al transporte o la indumentaria, está cada día más cerca y se postula como una forma de vida con la que mejorar la salud del planeta. En esta meta por conseguir un mundo libre de sufrimiento animal la moda aún tiene un largo camino por recorrer con una industria mundial del cuero que sacrifica cada año más de mil millones de animales, según informaba el verano pasado el portal de noticias Fashion United.

A pesar de estas cifras alarmantes el 2021 también augura un futuro esperanzador para la lucha contra el maltrato animal con iniciativas como Co-Exist Story de H&M, la primera colección del gigante sueco que cuenta con la aprobación de PETA en su lanzamiento. La organización conocida por fomentar el trato ético para los animales respalda esta colección inédita de prendas y accesorios para mujer, hombre y niños –que incorpora también una línea de belleza vegana–, basada en la idea equitativa de que humanos y animales podemos coexistir en un mismo planeta, y donde la creatividad no tiene por qué ser una amenaza para la vida del otro: “La colección Co-Exist Story es algo que queríamos hacer desde hace tiempo. Constituye la tercera entrega de nuestra iniciativa Innovation Stories, una plataforma que lanzamos en 2021 para mostrar el trabajo de vanguardia que estamos haciendo en materia de sostenibilidad. Como amante de los animales, me emociona poder dar a conocer diseños apetecibles y versátiles que estén libres de fibras animales”, revela Ann-Sofie Johansson, asesora creativa de H&M y piedra angular del compromiso de sostenibilidad que ha desarrollado la empresa sueca desde hace décadas.

Esta colección pone el énfasis en el futuro de una moda animal friendly que abogue por alternativas sostenibles, cualitativas y de vanguardia frente a materiales de origen animal como la lana, el cuero o la piel. “Es necesario que incrementemos el uso de materiales de base biológica y que reutilicen desechos para poder así remplazar las fibras más vírgenes en nuestras colecciones. En esta colección, por ejemplo, hemos usado VEGEA, que es una alternativa de origen vegetal a los cueros a base de aceite y fibras animales, elaborada a partir de los subproductos de desecho de la industria del vino”, explica Ann-Sofie Johansson.

Otro de los componentes innovadores que incluye la colección es el tejido FLWRDWN ™ de la empresa textil Pangaia –un material elaborado a partir de flores silvestres, un biopolímero y un aerogel–, usado como una alternativa frente al plumón animal en prendas y accesorios acolchados de la colección como chaquetas, pantalones y botas. Además de aportar calidez sin maltratar a ningún animal, explica la consultora creativa, es hipoalergénico: “El FLWRDWN ™ es, además de hermoso, biodegradable y eficiente en el uso de recursos. Una alternativa de alta calidad al plumón animal y realmente puede impulsar el modelo de circularidad por el que todos estamos luchando”.

Un cóctel de ingredientes y técnicas de nueva generación al que se suman ECONYL®, una fibra que mezcla nailon, viscosa y poliéster reciclados que reduce el impacto climático al favorecer la limpieza de los océanos; y Lexcell ™ de Yulex, la primera espuma de origen vegetal de alto rendimiento que aspira a ser el remplazo definitivo de las clásicas de poliuretano, creadas a partir de petróleo y altamente dañinas para el planeta. En cuanto al proceso de coloración, uno de los más contaminantes en la producción textil por el uso masivo de litros de agua que conlleva, H&M apuesta por la tecnología de We Are SpinDye®. La labor de esta empresa sueca en materia de nueva tecnología textil con la que H&M ya colaboró en la segunda entrega de Innovation Stories ‘Colour Story’, se centra el uso de procesos de teñido más sostenibles que reducen el consumo de agua en un 75% y en el de químicos hasta un 90% en comparación con los métodos tradicionales.

Un ambicioso plan

En materia de creatividad, la incorporación de estos materiales sostenibles no merma sino potencia el diseño en todos los aspectos. Para Malin Dubois, diseñadora senior de H&M, la ausencia de fibras animales camina de la mano del enfoque estético de la marca para cumplir el reto constante de todas sus colecciones: equilibrar la funcionalidad y la versatilidad con prendas que resulten apetecibles. “Desde el punto de vista de diseño comenzamos a trabajar en esta colección durante la pandemia. Todos pasamos más tiempo en la naturaleza junto a nuestros amigos y familiares, y nos dimos cuenta de lo reconfortante que era para nuestra salud mental. En tiempos de austeridad y contemplación, esta colección nos hace la vida más fácil: las prendas son cómodas, prácticas y versátiles, hechas para alguien que se mueva libremente de la casa al trabajo, la vida social y la naturaleza. Una mezcla de piezas funcionales y ropa de fiesta para los amantes de los animales que se preocupan por el medio ambiente y la biodiversidad”.

Desdibujar el género de las prendas con un marcado estilo andrógino a favor de la funcionalidad, así como referencias a la estética glam y de los años noventa junto con el juego de extremos volúmenes y proporciones, son las claves de una colección clave para H&M en su dilatada carrera por la sostenibilidad. Entre otros logros, la empresa sueca consiguió en 2021 que más del 64% de sus materiales fueran reciclados o procedentes de fuentes más sostenibles, alcanzando la totalidad de algodón orgánico en todas sus colecciones. Para hacer realidad el objetivo de convertirse en una organización completamente circular, H&M ha implantado un sistema de embalaje a partir de papel certificado en las diferentes marcas del grupo, además de promover acciones de reventa y alquiler de prendas. Una prueba, explica Ann-Sofie Johansson, de que sostenibilidad y moda pueden caminar juntos si fomentamos una conciencia global de ello: “Queremos alentar a nuestros clientes a que disfruten de la moda comprando con la mentalidad de hacerlo a largo plazo para construir su guardarropa. Para nosotros es muy importante que nuestras piezas resulten versátiles y se puedan usar de formas diferentes durante muchos años, por ello les inspiramos a que cuiden sus prendas, a repararlas si están rotas y finalmente cuando ya no las quieran a depositarlas en H&M u otra empresa para poder reciclarlas o reutilizarlas y así prolongar su vida útil”.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS