Dubái con niños: guía para disfrutar de este emirato en familia

Esquiar en el desierto, explorar enormes centros comerciales con aire acondicionado o subir al hotel más alto del mundo son algunas de las propuestas de esta enorme ciudad de rascacielos

Adrián Rodríguez y Gosi Bendrat, autores del blog Mola Viajar, con sus hijos en Bollywood Parks, en Dubái.
Adrián Rodríguez y Gosi Bendrat, autores del blog Mola Viajar, con sus hijos en Bollywood Parks, en Dubái.

A pesar de que Dubái no siempre ha sido un destino turístico en sí mismo —muchas veces los viajeros lo han utilizado como escala dentro de un viaje con un destino final más alejado (compañías aéreas como Emirates lo ponen en bandeja desde España)—, los dubaitíes se han empeñado en dar la vuelta a esta situación. Y es que siempre que vamos encontramos que la ciudad está en continuo crecimiento y no para de ofrecer cada vez más diversión y actividades para toda la familia.

Nuestra experiencia con niños

Ya van dos ocasiones en las que toda la familia Mola Viajar decidimos hacer una parada de varios días con los niños en Dubái. La primera vez fue porque partíamos hacia Asia y nos pareció buena idea parar allí unos días para aligerar el viaje de ida. La segunda fue directamente porque nos gustó tanto la experiencia que decidimos volver a pasar varios días seguidos con el objetivo de descansar y disfrutar con los peques.

Las altas temperaturas que sufre Dubái no impiden aprovechar las instalaciones que ofrece la ciudad durante la mayor parte del año, aunque ni que decir tiene que los mejores meses para visitar este emirato excluyen el tórrido verano (que coincide con el español), durante el cual es poco aconsejable circular por la calle.

La familia de Mola Viajar en Motiongate, un parque de atracciones en Dubái donde personajes de Hollywood son los protagonistas.
La familia de Mola Viajar en Motiongate, un parque de atracciones en Dubái donde personajes de Hollywood son los protagonistas.

Además de haber acogido la Expo 2020 —retrasada hasta 2022 por la pandemia—, de tener varios de los hoteles más altos y lujosos del mundo, de poder patinar sobre hielo en cualquier momento del año y de disponer, entre otras cosas, de unos centros comerciales de dimensiones espectaculares, este es también un paraíso para los amantes de los parques temáticos, ya que tiene unos cuantos bastante potentes. Estas son nuestras recomendaciones si se viaja en familia.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS
  • Legoland. Al igual que en otros países, el mundo de construcciones en miniatura también ha llegado a Dubíai y con su propio parque acuático. Es posible incluso alojarse en un hotel de Lego en su interior, lo cual es pura fantasía para niños (y mayores).
  • IMG Worlds of Adventure. Más de 20 atracciones rodeadas de personajes de ficción procedentes de Marvel, Cartoon Network o incluso del Jurásico, que te saludan cuando menos te lo esperas.
  • Motiongate. Seguimos con personajes de ficción pero esta vez procedentes de Hollywood: Columbia Pictures, Dreamworks… Todo esto aderezado con unas 30 atracciones.
  • Bollywood Parks. Quizá los españoles no estemos muy familiarizados con Bollywood, el Hollywood Made in India, pero está claro que la industria del cine en ese lado del mundo es tan potente como para tener su propio parque temático.
  • Algo más pequeño que los anteriores, pero de lo más refrescante, es Aquaventure, un parque acuático que, además, está ubicado en uno de los hoteles más lujosos de Dubái, el Atlantis. Aunque no estés alojado en el mismo, podrás pagar la entrada para disfrutar de sus múltiples toboganes de agua. Y si queréis variedad en parque, que no en lujo, el Wild Wadi es otro parque acuático, esta vez con vistas al hotel Burj Al Arab.

A favor de los parques temáticos de Dubái tengo que añadir que, después de haber visitado unos cuantos parques de este tipo a lo largo y ancho de este mundo, esta ha sido la ciudad en la que menos filas nos hemos encontrado a la hora de acceder a las atracciones. Por ejemplo, de esperar más de dos horas de fila en Disneyland en Los Ángeles a no más de 10 minutos en Legoland Dubái; todo un placer y algo a tener muy en cuenta a la hora de valorar la visita a un parque de este tipo.

Una de las habitaciones del hotel que se encuentra en Legoland Dubái.
Una de las habitaciones del hotel que se encuentra en Legoland Dubái.

Al margen de los parques de atracciones y acuáticos, existen muchas otras actividades para hacer con niños en Dubái, dependiendo de sus edades. La espectacular noria de Ain Dubai es una de ellas, y otra muy divertida y no apta para cervicales sensibles es la realización de un recorrido por las dunas del desierto a bordo de un todoterreno. No es una montaña rusa, pero se le parece bastante.

También somos asiduos visitantes de la playa, del City Walk (un distrito comercial que ofrece entretenimiento a niños y mayores: restaurantes, parques, atracciones…) y de dos de los centros comerciales más grandes del mundo, el Dubai Mall y el Mall of the Emirates. No es que estemos todo el día de compras con los niños, sino que los centros son tan grandes que constituyen un refugio del calor. Además, las tiendas no son su único atractivo: son centros de ocio en sí mismos en los que es posible esquiar, patinar sobre hielo, vivir aventuras basadas en realidad virtual o pasear por una ciudad en miniatura en KidZania.

Una de las atracciones en la zona playera, con la noria de Ain Dubai al fondo.
Una de las atracciones en la zona playera, con la noria de Ain Dubai al fondo.

Consejos para en familia

Si os planteáis viajar a Dubái con niños, quizá os venga bien saber lo siguiente.

  • Respecto al alojamiento, nosotros nos hemos quedado tanto en hoteles como en apartamentos privados. Estos últimos facilitan un poco la vida a la hora de hacer desayunos o cenas. En cualquier caso, la cercanía con alguna tienda de alimentación o centro comercial os abrirá aún más las opciones para comer durante vuestra estancia. Importante: si dispone de piscina comunitaria lo agradeceréis, ya que allí se utiliza la mayor parte del año. Y por si os sirve de ayuda, una de nuestras zonas favoritas en la que alojarnos es la zona de la Marina por la parte de Jumeirah Beach Residence.
  • En lo que se refiere a las temperaturas, no es ningún secreto que este es uno de los lugares más calurosos del planeta, con lo que una visita entre los meses de octubre y abril será más que aconsejable. Eso sí, que no falten ni gorra, ni gafas de sol, ni protector solar, ni botella de agua en la mochila.
  • Sobre la comida, si vuestros peques son algo especiales con la alimentación, tranquilidad… Hay opciones de restaurantes para todos los gustos: italianos, españoles, americanos, indios, asiáticos, etcétera. Dubái es un punto de encuentro de todo tipo de nacionalidades, así que solo podemos deciros que estéis atentos a las comidas muy especiadas si no son vuestras favoritas, ya que si en el menú pone que pica, es que pica de verdad. ¡Ah! Y tened en cuenta que la religión predominante en Dubái es la musulmana, por lo que su alimentación sigue ciertas normas, como por ejemplo la de no comer carne de cerdo ni consumir alcohol.
  • El presupuesto es un punto aparte en un viaje a Dubái. Si bien antes de la pandemia era un destino relativamente asequible, hemos observado una subida de precios considerable: en las entradas a los parques, las comidas, hoteles, etcétera. Así que como consejo, aunque encontréis un vuelo barato, antes de comprarlo echad un vistazo al alojamiento para ver si os encaja el pack completo.

Adrián Rodríguez y Gosi Bendrat son autores del blog Mola Viajar desde 2008. Tanto en su blog como en su canal de YouTube, cuentan cómo recorren el mundo en compañía de sus hijos, Daniela y Oliver.

Suscríbete aquí a la newsletter de El Viajero y encuentra inspiración para tus próximos viajes en nuestras cuentas de Facebook, Twitter e Instagram.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS