¡Ya te veo, pajarito!

Guía para ornitólogos primerizos: ocho aves que se pueden ver fácilmente en España

Contemplar pájaros en su entorno natural es una afición relajante. Proponemos una guía para ornitólogos primerizos: ocho aves que se pueden ver fácilmente en España.

Abubilla.
Abubilla.

ABUBILLA

Se observa todo el año en la mitad sur peninsular.

Esta migratoria transahariana de singular cresta inverna en los cálidos bosques caducifolios del extremo meridional de la Península, como el parque de los Alcornocales (Cádiz).

Carbonero.
Carbonero.

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

CARBONERO

Vive en zonas arboladas de toda España, salvo Canarias.

De alegre plumaje y blancas mejillas, su repetitivo canto (chi-chipán) inunda los bosques en primavera. Muy sociable, es visible incluso en parques urbanos, como el Retiro de Madrid.

Cernícalo.
Cernícalo.

CERNÍCALO

Presente en zonas agrícolas de campo abierto.

Rapaz diurna, se puede contemplar al transitar por carreteras secundarias, mientras permanece inmóvil en el aire oteando a sus presas. En La Moraña (Ávila) se fomenta su cría.

Correlimos.
Correlimos.

CORRELIMOS

Aparece en costas y humedales en época migratoria.

Para observar su curioso correteo hay que mojarse los pies, pues inverna o está de paso en muchos puntos del litoral peninsular. Por ejemplo, en la ensenada de O Grove, en Pontevedra.

Herrerillo.
Herrerillo.

HERRERILLO

Reside durante todo el año en arboledas abiertas.

Pequeños y encantadores, los machos lucen su plumaje amarillo y azul cobalto en los vuelos primaverales. Sus trinos inundan los bosques, como los encinares extremeños.

Jilguero.
Jilguero.

JILGUERO

Habitual en dehesas y olivares de toda la Península.

De vistoso canto e inconfundible careta roja, es una especie muy extendida por toda España. Por ejemplo, en la campiña cordobesa, de olivares y monte mediterráneo abierto.

Petirrojo.
Petirrojo.

PETIRROJO

Le gusta el frío y pasa el verano en las montañas.

Un pajarito muy enérgico y de tamaño pequeño, se distingue fácilmente por la mancha roja de su pecho. Prefiere ambientes frescos, como los bosques caducifolios de los Picos de Europa.

VERDERÓN

Verderón.
Verderón.

Común en arboledas de todo tipo, también urbanas.

Su capacidad de adaptación a cualquier hábitat permite observarlo en parques y jardines de muchas ciudades o, por ejemplo, en los campos de naranjos de la franja levantina.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jordi Pastor

Redactor de El Viajero especializado en temas de naturaleza y montaña. Antes de recalar en EL PAÍS inició su labor profesional en la editorial Desnivel, referente en España en información sobre alpinismo y escalada. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y la Universidade de Coimbra.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS