Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Paseo de Gràcia esquina con Indonesia

Paseo de Gràcia esquina con Indonesia

7 fotos

Ratán, bambú, madera de teca. En el piso barcelonés de Marta Jurado y Louis Chagnaud, creadores de la firma de interiorismo Heaps and Woods, los materiales cuentan la historia de su pasión por Indonesia.

  • Chagnaud y Jurado.La mesa de teca, las sillas de madera y ratán y la lámpara de techo, todo de su propia marca, se combinan con el cuadro del artista Victor d’Arc.  Se conocieron en Cadaqués. Él estudiaba Empresariales en París, y ella, Interiorismo en Barcelona. Tras viajar por medio mundo, su paso por Indonesia, donde residieron seis años, les cambió la vida. Marta Jurado y Louis Chagnaud volvieron a Europa, a la capital catalana, con un sueño en marcha: Heaps and Woods, una firma que conjuga tradición y diseño, y cuyos muebles se fabrican a partir de materiales naturales aplicandorntécnicas ancestrales de los artesanos indonesios.
    1Chagnaud y Jurado.La mesa de teca, las sillas de madera y ratán y la lámpara de techo, todo de su propia marca, se combinan con el cuadro del artista Victor d’Arc.

    Se conocieron en Cadaqués. Él estudiaba Empresariales en París, y ella, Interiorismo en Barcelona. Tras viajar por medio mundo, su paso por Indonesia, donde residieron seis años, les cambió la vida. Marta Jurado y Louis Chagnaud volvieron a Europa, a la capital catalana, con un sueño en marcha: Heaps and Woods, una firma que conjuga tradición y diseño, y cuyos muebles se fabrican a partir de materiales naturales aplicando técnicas ancestrales de los artesanos indonesios.
  • El verde del gres porcelánico y las tonalidades naturales del bambú crean una atmósfera relajante en la cocina.  Después de una ardua búsqueda, se toparon con esta vivienda construida en 1900 en el Eixample, una joya modernista de 300 metros cuadrados en la que la arquitectura clásica, la luz, el suelo hidráulico original y los ambientes diáfanos permiten jugar con el espacio.
    2El verde del gres porcelánico y las tonalidades naturales del bambú crean una atmósfera relajante en la cocina.

    Después de una ardua búsqueda, se toparon con esta vivienda construida en 1900 en el Eixample, una joya modernista de 300 metros cuadrados en la que la arquitectura clásica, la luz, el suelo hidráulico original y los ambientes diáfanos permiten jugar con el espacio.
  • El verde del gres porcelánico y las tonalidades naturales del bambú crean una atmósfera relajante en la cocina. En el vestíbulo toma protagonismo el gran cuadro de la artista Catherine Painvin. Las butacas de madera de teca y ratán y las lámparas de techo son diseño de Heaps and Woods, la firma que Louis Chagnaud y Marta Jurado fundaron en 2014. La alfombra de algodón orgánico fue tejida artesanalmente por Bisa Studio.  Cuando realizaron la reforma, la pareja buscó obtener un “lienzo en blanco”, un lugar en el que “cualquier pieza pudiera encajar” y en el que ahora conviven creaciones propias y ajenas con objetos personales que les llevan acompañando toda su vida. “Como en cualquiera de nuestros proyectos [también son interioristas], tenemos en cuenta desde el mobiliario hasta los cojines, pasando por el perfume del hogar, las velas —de aceites esenciales y vaso de cerámica— o el jabón de manos”, apunta Jurado. Una vivienda que funciona además como showroom de su marca, pero pensada, sobre todo, para crear un “pequeño oasis personal”.
    3El verde del gres porcelánico y las tonalidades naturales del bambú crean una atmósfera relajante en la cocina. En el vestíbulo toma protagonismo el gran cuadro de la artista Catherine Painvin. Las butacas de madera de teca y ratán y las lámparas de techo son diseño de Heaps and Woods, la firma que Louis Chagnaud y Marta Jurado fundaron en 2014. La alfombra de algodón orgánico fue tejida artesanalmente por Bisa Studio.

    Cuando realizaron la reforma, la pareja buscó obtener un “lienzo en blanco”, un lugar en el que “cualquier pieza pudiera encajar” y en el que ahora conviven creaciones propias y ajenas con objetos personales que les llevan acompañando toda su vida. “Como en cualquiera de nuestros proyectos [también son interioristas], tenemos en cuenta desde el mobiliario hasta los cojines, pasando por el perfume del hogar, las velas —de aceites esenciales y vaso de cerámica— o el jabón de manos”, apunta Jurado. Una vivienda que funciona además como showroom de su marca, pero pensada, sobre todo, para crear un “pequeño oasis personal”.
  • En el salón destacan el aparador de madera, la mesa de teca y la butaca de ratán, todos de Heaps and Woods.
    4En el salón destacan el aparador de madera, la mesa de teca y la butaca de ratán, todos de Heaps and Woods.
  • La habitación, decorada con tejidos de algodón orgánico de Bisa Studio. Del techo cuelga una lámpara de bambú y algodón orgánico.
    5La habitación, decorada con tejidos de algodón orgánico de Bisa Studio. Del techo cuelga una lámpara de bambú y algodón orgánico.
  • La mesa del comedor es de mármol, y las sillas, de madera y ratán.
    6La mesa del comedor es de mármol, y las sillas, de madera y ratán.
  • Las lámparas de techo visten el pasillo de entrada a la vivienda con texturas orgánicas y naturales. La lámpara con forma de bola está fabricada en lino y bambú. Las dos del fondo en forma de cono son de coco y algodón orgánico.
    7Las lámparas de techo visten el pasillo de entrada a la vivienda con texturas orgánicas y naturales. La lámpara con forma de bola está fabricada en lino y bambú. Las dos del fondo en forma de cono son de coco y algodón orgánico.