Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Con la India en ‘la mochila’

El conocimiento por inmersión en un entorno cultural diferente obliga a mirar, escuchar, emocionarse, comunicar y aprender con y de los demás... se abren las mentes al mundo y se superan prejuicios

Estancia formativa en India Ampliar foto
Estancia formativa en India
Madrid - Jhajjar (India)

En la entrada anterior relatamos una experiencia de formación de educadores, denominada Estancias formativas, y anunciamos que dedicaríamos una segunda parte a profundizar en el valor del modelo educativo que propone.

El proyecto consiste en una acción formativa desplegada en el transcurso de un viaje y una estancia de 10 días en ciudades como Delhi y Jhajjar (India), con 20 educadoras y educadores en formación, de los ciclos formativos de grado superior de Integración Social, Animación Sociocultural y Turística, Educación Infantil y Promoción de Igualdad de Género del Instituto Público de Educación Secundaria Barrio de Bilbao, en Madrid.

El desarrollo de esta iniciativa mostró todo el potencial educativo de la Formación Profesional (FP) en la preparación de estudiantes de la Familia de Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

Genera un escenario alternativo de aprendizaje que propicia una relación directa de los estudiantes —futuros educadores— con una infancia, en este caso, explotada por el trabajo temprano o abandonada a su suerte (‘las niñas y niños de la calle’) y con distintas iniciativas de acción social para la protección y promoción educativa de la niñez.

En este marco, la estancia formativa en la India, en febrero de 2020, hizo posible la visita de educadores en formación a las escuelas de la ciudad de Jhajjar, integradas en el proyecto de Pasahaur Don Bosco. Decenas de niñas y niños, pertenecientes a la ‘supuestamente inexistente’ casta de los dalits (los “intocables”) acuden cada día y se libran del trabajo infantil que realizan junto a sus familias en las empresas ladrilleras que proliferan a su alrededor.

“Llegamos a la Escuela Don Bosco, un sitio espectacular, que ayuda a esos niños a quitarse unas horas de hacer ladrillos para aprender inglés, mates… Luego nosotros no valoramos poder ir a clase. Problemas del primer mundo, otra vez ¿no?” (La mirada de Nerea G., educadora en formación)

Estancia formativa en India ampliar foto
Estancia formativa en India

La acción formativa tuvo lugar en los días del 18 y al 27 de febrero de 2020, bajo la tutoría de Juanjo Vergara y Rocío Copete, docentes del IES Barrio de Bilbao con experiencia en el desarrollo de proyectos similares de formación e innovación educativa.

Estancia formativa en India
Estancia formativa en India

Este modelo de formación utiliza como recurso educativo un diario de viaje, de cuya lectura extraemos el siguiente testimonio.

“Creía estar cansado de ver tantas injusticias en el mundo y la miseria humana se reinventa a lo largo de nuestra historia. // Ahora también sé que no existe esclavitud lo suficientemente asfixiante, ni tierras, agua y aire lo suficientemente envenenados como para impedir que surja un árbol de esperanza y cariño, bajo cuya sombra cobijarse. No hay maldad lo suficientemente oscura que impida que florezcan las sonrisas, y enraíce la educación, con inteligencia y constancia. // Vuelvo al primer mundo con ganas renovadas de defender los derechos humanos y de multiplicar el trabajo de los dos magníficos carteros que han llevado consigo nuestra historia. Muchas gracias, Juanjo y Rocío, sois unos auténticos hacedores de sueños”. (Javier, educador en formación)

El impacto que produce esta acción formativa en los estudiantes es concluyente. La motivación conseguida y el sentido alcanzado sobre su futura profesión está perfectamente enunciado. Se dibuja una nueva perspectiva de formación con la que el conocimiento, por inmersión, en un entorno cultural diferente les obliga a mirar, escuchar, emocionarse, comunicar y aprender con y de los demás, se abren las mentes al mundo y se superan prejuicios enquistados.

La declaración de Javier y la de otros estudiantes ponen en evidencia la nitidez con la que perciben las actitudes que son relevantes en la profesión de educador. Digamos que, en este caso, la formación desplegada es coherente con los aprendizajes que se buscan.

Aprender a educar exige ser educado en el mismo modelo que se pretende suscitar y éste es uno de los logros de este modelo vivencial.

Rocío Copete: “En las estancias formativas los educadores en formación pueden conocer en directo y vivir en primera persona la labor del educador. Adquieren de forma especial las competencias profesionales que necesitarán en su trabajo”.

Aprenden a acompañar y provocar aprendizajes, tal y como han sido formados, participando e implicándose en asuntos valiosos, públicos, de todos... ‘cambiando su mirada’ y formando parte de una acción transformadora.

Formar educadores que en el futuro sean capaces de mirar su profesión, como la que puede cambiar el mundo. Para ello hay que comprometerse.” Así se recoge en la definición que hace Juanjo Vergara del proyecto Estancias formativas.

En el siguiente vídeo se comenta el sentido educativo de este ‘viaje’.

Juanjo Vergara: “Cuando una persona se matricula en formación profesional con el fin de poder ejercer como educador espera algo más que un título. Necesita adquirir las competencias profesionales que le permitan desarrollar una compleja labor, la de educar. Los resultados de aprendizaje esperados en estas titulaciones intentan orientarse a su aplicación práctica. Pero esto no es sencillo, si solo lo hacemos desde las aulas”.

La formación profesional de educadores exige el aprendizaje de una serie de conceptos, constructos explicativos, teorías... y, sin embargo, no es suficiente, necesitan vivir la profesión y sentir su significado. Es importante que “los futuros formadores se den cuenta de que no se trata sólo del saber técnico, sino también de cambiar la mirada” (Juanjo Vergara).

Como tuvimos ocasión de ilustrar en la anterior entrada, con la ‘estancia formativa, India 2020’, los educadores hacían realidad este principio de vivir el significado de su tarea profesional. Se involucraron en todas las actividades de las nueve aulas de Don Bosco School Pahasaur, en Jhajjar, iban andando a buscar a los niños a las bhattas (empresas ladrilleras), acompañaban a las maestras en el autobús recorriendo algunas de las aldeas más alejadas, recibían y jugaban con los niños que iban llegando a la escuela, preparaban trabajos junto con las maestras en las aulas, organizaban actividades en el recreo y después los acompañaban de vuelta a casa. Se implicaban en el momento de la comida, repartiendo y racionando las cantidades para que llegaran a todos...

Compartiendo tareas educativas de la Escuela ‘Don Bosco’ de Pahasaur ampliar foto
Compartiendo tareas educativas de la Escuela ‘Don Bosco’ de Pahasaur

Visitaron las ladrilleras para conocer el sentido y el papel que desempeña el trabajo de los niños y las niñas en la supervivencia familiar. Se acercaron a las viviendas y dialogaron con las mujeres que trabajan en las bhattas... Era una manera autentica y significativa de adquirir competencias profesionales clave.

Pedagogia de la solidaridad...

Con la India en ‘la mochila’

Javier Murillo

... la solidaridad no es algo con lo cual uno nace; no es un regalo que uno recibe, sino una forma de ser, de encarar, de comprometerse, de comprender… que se crea a través de la práctica. No es una cualidad abstracta que existe antes de nosotros, sino que se crea con nosotros. La solidaridad exige conocer las situaciones de injusticia, comprenderlas, reflexionar sobre ellas, concientizarse para pasar a la acción. Es el concepto de praxis: reflexión y acción.

Estancia formativa en India. 2020 LABinE

Juanjo Vergara: “Los resultados son esperanzadores y el nivel de inserción profesional de nuestros egresados es alto, en relación con la media regional y nacional”.

No es fácil ser parte activa en la construcción de una educación más justa, rica en valores y libre, sin una sólida formación de docentes y educadores. Cada educador necesita disponer en su ‘mochila’ de la experiencia y la certeza de que el aprendizaje cuantificado y medido con pruebas no es suficiente y que una educación justa va mucho más allá, es la que respeta y promueve los derechos de la infancia, valora sus diferencias personales y culturales, despliega escenarios y ocasiones de solidaridad, considera la realidad el resultado de la confrontación de intereses y la justicia y la convivencia una conquista del día a día. El proyecto pedagógico de ‘Estancias formativas’ se preocupa y ocupa de esta evolución. Marcos, educador en formación, escribe en el diario de viaje...

“Nunca había recibido un golpe tan fuerte. Hoy estoy volando por encima del Mar Negro de vuelta a casa, tras haber vivido un viaje inolvidable. (…) Me voy sintiéndome un privilegiado en todos los sentidos, como occidental al que no le falta un plato de comida y recoge los derechos laborales de sus antepasados y también me siento un privilegiado por tener la oportunidad de disponer de este cambio de perspectiva y toque de realidad, que hacen plantearme mi vida de pies a cabeza.”

La formación de educadores necesita escenarios que les estimulen a no conformarse con el mundo tal y como se lo encuentran y a considerarse colaboradores en la construcción de una nueva sociedad. Estas referencias de valor y las actitudes que llevan asociadas deben ser parte de una formación de calidad para los estudiantes de una Familia Profesional (FP) como la de Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

En este marco de ideas se comprende, más aún, que el proyecto recurra al ‘viaje’ y a la ‘estancia’, en entornos que facilitan ejercer los valores y actitudes que venimos comentando, y ésta es la razón para que, desde el 2010, Juanjo Vergara impulse este modelo en la Formación Profesional.

El agua es el bien más preciado en el Valle de ‘Toessaout’ ampliar foto
El agua es el bien más preciado en el Valle de ‘Toessaout’

Hasta 2018, se realizaron estancias en la lejana aldea marroquí de Ifolou, en el Valle de Toessaout, en el Atlas, en colaboración con la Fundación Acción Geoda, donde cientos de pequeños pueblos de cultura amazigh sobreviven en condiciones muy duras. La luz, el agua o la sanidad son bienes escasos y su lengua común el tamazight es ajena al árabe o al francés como lenguas culturales dominantes.

A partir de 2017, se inició ‘el viaje’ a la India y ‘la estancia’ en Delhi y Jhajjar de un grupo de educadoras y educadores en formación, en colaboración con la Asociación It Will Be, desarrollando metodologías activas de aprendizaje en las ‘Escuelas de Don Bosco’, en Jhajjar, que atienden a una población infantil de familias que trabajan en las empresas ladrilleras de la zona. También con el apoyo de Design For Change en India para la visita a tres proyectos de educación en la ciudad de Delhi.

Nerea D. (educadora en formación): “Ver la pobreza de primera mano ha provocado un crac en mi cabeza”.

Como afirmábamos en otro lugar, la formación y la tarea de educar necesitan sensaciones y comportamientos que las alejen de cualquier ejercicio sin alma. Reducir la función educadora a una actuación técnica es algo que no nos podemos permitir.

La mirada de Marta
La mirada de Marta

“Joder con la pobreza, siempre me habían hablado de ella y yo, tonto de mí, creía que sabía lo que era. La pobreza es vivir en la nada, apartado, la pobreza es que te aparten la mirada. La pobreza no son niños felices, a pesar de todo, la pobreza es desnutrición y niños jugando a que son felices. La pobreza es literalmente gris, la pobreza huele mal, la pobreza es la injusticia menos justificable de todas, la pobreza no la justifica ni la casualidad." (La mirada de Carlos, educador en formación)

A partir de estas experiencias las ideas de justicia, pobreza y derechos humanos tienen rostro, les traen recuerdos y vivencias compartidas, es algo que, con esta intensidad y significado, se hace difícil aprender con solo asistir a clase.

“Los días con los niños pasaron y yo aprendía cada día más de ellos, a reír, a pensar en lo que tenía, a pensar en no ser egoísta y a pensar en mi familia, estar lejos de los tuyos hace plantearte muchas cosas. Aprendí que hay que valorar todo aquello que tienes y no a valorarlo cuando ya no lo tienes y a pensar que no todo el mundo tiene la suerte de cuando nace prácticamente tiene la vida solucionada por el lugar en el que nace. (...) Todo esto no lo valoré, hasta el segundo en el que vi a 60 niños bajando de un autobús amarillo para disfrutar de un día sin tener que hacer ladrillos y tener un plato de comida asegurado en ese día.” (La mirada de Nerea G., educadora en formación)

La colaboración con asociaciones de acción social es una invariable de este proyecto. Ya hemos hecho referencia a la Fundación Acción Geoda, en su ‘estancia’ en Marruecos; la Asociación It Will Be y Design For Change’ en India... y muchas más. Esta experiencia de colaboración con el tejido asociativo ha impulsado a Juanjo y Rocío a crear una asociación propia de docentes y centros colaboradores, un laboratorio de innovación educativa (LABinE), que hace públicos sus propósitos y realizaciones en la web labine.org.

Otro de los recursos utilizados con insistencia en este modelo formativo es la evaluación dialogada sobre la práctica. En todas las estancias, al final de cada día, y a la vuelta en las clases habituales del instituto, la reflexión sobre lo acontecido durante el día o en toda la estancia ocupa un lugar importante. El análisis colectivo de las razones de los comportamientos, el aprendizaje dialogado de profesores y estudiantes, el reconocimiento de las ideas, creencias, sentimientos... son una constante con la contribuyen al crecimiento personal y profesional.

Lecturas

Estancia formativa en India. 2020. Digo (blog). LABinE.org

Vergara, J. J. 2018. Narrar el aprendizaje. La fuerza del relato en el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP). SM.

Este tipo de evaluación consigue que la reflexión y acción se configuren como una unidad indisoluble, un par constitutivo de la praxis (Freire, 1979) y, por tanto, ambas imprescindibles; lo que constituye un inmejorable recurso de mejora y promoción de aprendizaje colectivo.

Sesiones de evaluación reflexiva ampliar foto
Sesiones de evaluación reflexiva

A la vuelta, los recuerdos e imágenes se hacen presentes, unidos inseparablemente a cada experiencia y a las expectativas despertadas sobre el tipo de educador que se quiere ser.

“Y ahora paramos, llegamos al punto en el que nos decimos, vale ésta es la realidad de muchas personas ¿Y nosotras qué podemos hacer? ¿Aquí y ahora en este momento? Rodeada de nuestras compañeras con la seguridad de que mañana será un nuevo día para estudiar, para estar con tu familia y comer cuando quieras.

Empecemos por mirarnos todas y concienciarnos de que quién está al lado no es nuestra enemiga, que no importan sus creencias ideológicas, ni si saca mejores notas que yo. Hablamos de darnos los buenos días, de darnos la mano las unas a las otras, de empatizar con la compañera. De dar seguridad, respetar los espacios y tiempos (...). Hablamos de saludar a nuestra vecina del quinto y dejar de ignorarla por ser gitana, por ser negra, dejar de lado los puñeteros prejuicios y sonreír a ese chico de 15 años que espera solo en el autobús, no sabes cómo puede cambiar el día de una persona con un pequeño acto de generosidad. Que no, que no somos enemigas (...). Hablamos de muchas cosas, de observar, de escuchar sin juzgar, de apoyarnos, pero sobre todo hablamos de vivir y no de sobrevivir (...)

Porque aquí y ahora tienes la suerte de no estar haciendo ladrillos bajo el sol, sino de leerme." (La mirada Nerea Deza, educadora en formación)

(*) Versión para profesionales en ResearchGate (Descargar en pdf).

(**)
Juan José Vergara Ramírez profesor de Ciclos Formativos de Grado Superior de la Familia profesional de Servicios Sociales y a la Comunidad en el instituto ‘Barrio de Bilbao’, es experto en innovación educativa, metodologías activas y aprendizaje basado en proyectos (ABP). Autor, entre otros, de Aprendo porque quiero: El aprendizaje basado en proyectos paso a paso y Narrar el aprendizaje: La fuerza del relato en el aprendizaje basado en proyectos. Presidente del Laboratorio de Innovación Educativa y miembro fundador de la red Escuelas Hermanadas por la Justicia Social. Colabora con el blog de ‘Escuelas en Red’ en entradas como “El Péndulo de ‘Ifoulou’ ”, “Persiguiendo un sueño” y “Justicia social”.

(***)
Rocío Copete Piris es profesora de Intervención Sociocomunitaria, experta en pensamiento visual. Pertenece al Laboratorio de Innovación Educativa y colabora en la formación de docentes con diferentes entidades y múltiples centros educativos. Es miembro del equipo coordinador del proyecto “No me cuentes historias, dibújamelas”. Coautora de Reflexiones en torno a la innovación educativa. Metodologías activas en el contexto del Programa Innovación, Herramientas para el aprendizaje en educación formal y no formal: El enfoque de proyectos. Ha colaborado en la ilustración de publicaciones sobre el Derecho a la Educación y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información