Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El primer ministro de los Países Bajos da la mano en rueda de prensa tras pedir no hacerlo por el coronavirus

El lapsus de Mark Rutte se produjo durante una comparecencia junto al director del Instituto Nacional de Salud Pública, Jaap Van Dissel

El primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte (izquierda), da la mano al director del Instituto Nacional de Salud Pública del país, Jaap Van Dissell (derecha), en La Haya, Países Bajos, durante una rueda de prensa, este lunes.

El primer ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, protagonizó un embarazoso momento durante una rueda de prensa en la que informaba sobre el avance del coronavirus. Entre los consejos para evitar el contagio, el mandatario pidió a la ciudadanía que no se apretasen las manos durante los encuentros y, además, que utilizasen saludos alternativos como chocar los pies o los codos. Sin embargo, justo después él mismo dio la mano al director del Instituto Nacional de Salud Pública del país, Jaap Van Dissel, que le acompañaba para aportar los datos. El propio Rutte se dio cuenta de su lapsus: "¡Oh, perdón! Ya no podemos hacer eso. No, no, se acabó". El número de personas infectadas por el nuevo coronavirus en los Países Bajos aumentó a 321 el lunes, día de esta comparecencia, frente a los 264 del día anterior.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información