Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tras la foto de Jennifer Aniston y Brad Pitt llega la de Bradley Cooper e Irina Shayk

La pareja se retrató en una de las fiestas posteriores a la entrega de los premios Bafta

Bradley Cooper e Irina Shayk
Irina Shayk y Bradley Cooper, junto al editor de la publicación británica de 'Vogue', Edward Enninfuld.

Desde su ruptura con el actor Bradley Cooper, en junio de 2019, Irina Shayk ha mantenido un perfil bajo en lo que ha vida pública se refiere. Sin embargo, ahora ha trascendido que tras la entrega de los premios Bafta, el pasado domingo, la expareja coincidió en una de las fiestas que se celebraron y no dudó en posar juntos. Así que, tras la famosa foto Jennifer Aniston y Brad Pitt, llega la de Bradley Cooper e Irina Shayk.

La imagen está tomada en la fiesta de Vogue y en ella posaron sonrientes junto a Edward Enninfuld, el editor de la publicación británica. Esta imagen desmiente que la relación de la pareja sea tan mala, como algunos tabloides aseguraron tras su separación, anunciada el pasado mes de junio tras cuatro años juntos.

Fue precisamente en esta revista donde Irina Shayk habló hace unos días por primera vez desde su separación del padre de su hija. "Es difícil encontrar un equilibrio entre ser madre y ser empresaria. Créame, hay días en que me despierto y me digo: Dios mío, no sé qué hacer, me voy a colapsar", aseguró.

Cuando se le preguntó sobre su relación con Bradley Cooper, la modelo respondió: "Creo que en cualquier buena relación, sacas lo mejor y lo peor de ti mismo, es solo la naturaleza humana. Dos grandes personas no necesariamente hacen una buena pareja ”. La persona que compartió su vida durante cuatro años, por lo tanto, no ha dejado recuerdos amargos para la modelo rusa. "Creo que tuvimos mucha suerte de experimentar lo que teníamos el uno para el otro. En cualquier caso, hemos tenido mucha suerte de haber tenido lo que tuvimos juntos. La vida sin Bradley es un terreno totalmente nuevo para mí", dijo.

Shayk, de 34 años, y Cooper, de 44, anunciaron su separación el pasado junio, después de varios meses de rumores de crisis que se vieron acrecentados por la estrecha amistad entre Bradley Cooper y Lady Gaga a raíz de su película Ha nacido una estrella. Lo que en un principio parecía una separación amistosa, pues rápidamente ambos estuvieron de acuerdo en compartir la custodia de su pequeña, Lea de Seine, de dos años, y fijar Nueva York como lugar de residencia, con el paso del tiempo se fueron conociendo detalles que apuntaban a que su relación vivió momentos convulsos y la ruptura no fue tan idílica. De hecho se supo que la pareja llevaba meses sin convivir cuando se separaron.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >