Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Emme Anthony, la hija de Jennifer Lopez, debuta y triunfa en la Super Bowl

La niña, de 11 años y nacida de la relación entre la cantante y Marc Anthony, cantó en el intermedio del espectáculo deportivo 'Born in the USA', el himno de Bruce Springsteen

Jennifer Lopez y su hija Emme, en el intermedio de la LIV Super Bowl en Miami, Florida. En vídeo, la actuación.

Shakira y Jennifer Lopez fueron —con permiso de los Chiefs de Kansas, los ganadores, y los 49ers de San Francisco, los derrotados— las grandes protagonistas de la Super Bowl. Las dos estrellas actuaron en el intermedio de la gran final de fútbol americano y demostraron la potencia del llamado poder latino. Pero no lo hicieron solas.

Si Bud Bunny salió a acompañar a Shakira, que cantó en los seis primeros minutos del espectáculo, Lopez estuvo acompañada por alguien muy especial: su hija, Emme Maribel Muñiz, más conocida como Emme Anthony. La niña, que el próximo día 22 de febrero cumplirá 12 años, es hija de la cantante del Bronx y de quien fue su marido entre 2004 y 2011, el portorriqueño Marc Anthony. La pequeña tiene un hermano mellizo, Max, pero él no estuvo sobre el escenario del Hard Rock Stadium de Miami (Florida).

Emme se convirtió en la estrella inesperada de la noche en lo que fue su debut sobre un escenario. Acompañada por un gran coro de niñas vestidas de blanco con una sudadera con la bandera de EE UU en plateado, Emme entonó una versión de uno de los mayores éxitos de su madre, Let's get loud, solo que en un ritmo más pausado. Con sudadera de Versace (la misma firma que vistió a su madre en esa noche), falda de tul blanca y botas de cordones, la pequeña demostró una enorme soltura sobre el escenario. A la batería la acompañaba Shakira.

Poco después, su madre aparecía de nuevo, vestida con un mono plateado y cubierta con una enorme capa de plumas que por un lado tenía la bandera de EE UU y por otra la de Puerto Rico. Mientras Lopez le cogía el testigo con Let's get loud, la pequeña entonaba uno de los grandes temas estadounidenses: Born in the USA. La canción de Bruce Springsteen de 1984 es como un himno oficioso del país, con un gran significado, por lo que llamó especialmente la atención que fuera interpretado en plena Super Bowl y más por una niña.

La potente voz de Emme Anthony se unió a la de su madre hasta que la niña y su micrófono dorado desaparecieron dentro del cuerpo de baile con el resto de chiquillas. Entonces Lopez y Shakira siguieron entonando otros éxitos como el Waka Waka.

Las alabanzas hacia la pequeña Emme no se han hecho esperar. Uno de los primeros en pronunciarse ha sido el propio Marc Anthony, que se derretía ante su hija. "Emme, papá está muy orgulloso de ti. Eres mi corazón y yo siempre seré el tuyo", escribía el cantante. 

Esta no es la primera vez que Emme se deja ver en público en esta faceta. Hace poco más de un año, la niña aparecía en el videoclip de Lopez Limitless, el primero que la propia artista dirigía. Al parecer, según recogieron entonces los medios estadounidenses, fue la propia niña la que quiso demostrar su talento, tal y como explicó Jennifer Lopez. Aunque ella le dijo que no por miedo a que se cansara o no quisiera seguir, la insistencia de la pequeña hizo que le diera una oportunidad. "Estaba tan orgullosa que se me olvidó que estaba dirigiendo un vídeo", explicó Lopez entonces. Además, también apareció en algunas escenas de la cinta Jefa por accidente, protagonizada por Lopez. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete