Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robert Pattinson y Timothée Chalamet: el duelo de dos iconos ‘millennial’ que 2020 debe resolver

En ‘The King’ se oficializó el enfrentamiento entre estos actores que han preferido jugar a la ruleta del prestigio en vez de montarse en la noria de las taquillas. Solo puede quedar uno, y pronto seremos testigo de quién

Aunque les separen casi diez años de edad, Pattinson y Chalamet tienen bastantes cosas en común. Ambos son iconos románticos de lo 'millennial'.
Aunque les separen casi diez años de edad, Pattinson y Chalamet tienen bastantes cosas en común. Ambos son iconos románticos de lo 'millennial'.

No todos los días tiene uno ocasión de ver a uno de los iconos románticos de lo millennial lanzarle a su homólogo competidor algo tan grueso como “desangraré vuestro cuerpo y lo enterraré bajo un árbol. Un árbol francés”. Y eso es precisamente lo que ocurre en una de las escenas clave de The King, el max-mix de Enrique IV y Enrique V que ha dirigido David Michôd, autor de Animal kingdom (2010), para Netflix: con afectadísimo acento galo y greñas de torvo malvado shakespeariano, Robert Pattinson (Reino Unido, 1986), en la piel del Gran Delfín Luis de Francia, le suelta esa perla a un Timothée Chalamet (EE.UU., 1995) que, con el aspecto de un Jonás Trueba caído en el interior de una armadura toledana que le queda cómicamente inapropiada, da esforzado aliento a Enrique V.

“Chalamet se ha convertido en codiciado alfeñique después de que, en ‘Call me by your name’, supo hacer de un melocotón un improvisado Satisfyer Pro para tíos”

Cuando el actor que dio vida al inmortal Edward Cullen de la saga Crepúsculo bromea, acto seguido, sobre las “pelotas enormes y la polla minúscula” de su antagonista, resulta tentador leer entre líneas una cierta tensión territorial entre la joven estrella que supo ganarse el prestigio crítico tras su risible bautismo como vampiro emo y ese recién llegado que, en un tiempo récord, se ha convertido en codiciado alfeñique de todos los repartos después de que, en Call me by your name (2017), supo hacer de un melocotón un improvisado Satisfyer Pro para tíos.

Lo cierto es que, aunque les separen casi diez años de edad, uno y otro tienen bastantes cosas en común. Entre ellas, la de ser actores con inquietudes que, tras dar el golpe, han preferido jugar a la ruleta del prestigio que a la noria de las taquillas: uno ya lleva acumulados dos cronenbergs (Cosmopolis y Maps to the stars), un herzog (La reina del desierto), una denis (High life) y un gray (La ciudad perdida de Z), mientras que el otro pasó de Guadagnino (Call me by your name) a Gerwig (Mujercitas) en lo que, a priori, podría parecer un paso arriesgado que le salió de perlas. Y hay quien, espatarrado en su propia caspa de babyboomer, sigue pensando que los de su generación son rematadamente idiotas.

Tráiler de 'The king', película protagonizada por Robert Pattinson y Timothée Chalamet.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información