Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronan Farrow, un periodista conectado con casi todas sus investigaciones

El hijo de Woody Allen inicia una colaboración de tres años con HBO para estrenar varios documentales

Ronan Farrow
Ronan Farrow el pasado 11 de diciembre en Los Ángeles. GtresOnline

Tras el escándalo Weinstein, Ronan Farrow (Estados Unidos, 1987) tiene otra nueva investigación entre manos. Desvelar las amenazas contra periodistas de todo el mundo en un documental será el primer encargo dentro del contrato de tres años que firmó con HBO en 2018. La cadena anunciaba este miércoles su primer proyecto junto al hijo de la actriz Mia Farrow y, aunque al treintañero le pese, del cineasta Woody Allen.

Pocos días antes, el 6 de enero, el antes todopoderoso magnate de Hollywood Harvey Weinstein mostraba al mundo una imagen decrépita ante los juzgados de Nueva York. Apoyado en un andador, con rostro demacrado y zapatos gastados comenzó el primer día de su juicio por delitos sexuales. Son la cara y la cruz del #MeToo.

Fue un artículo para el diario The New York Times de las reporteras Jodi Kantor y Megan Twohey el que destapó la conducta depredadora de Weinstein. Casi de inmediato, Ronan Farrow publicó un texto sobre el mismo asunto para la revista The New Yorker. Ambos trabajos lograron el premio Pulitzer, pero ha sido Farrow, popular desde su nacimiento, el que ha quedado asociado para el gran público como principal autor de la investigación que inspiró el movimiento mundial contra el acoso sexual.

Desde entonces, el periodista ha publicado otros reportajes exponiendo los abusos de otros poderosos hombres del mundo de la política y el entretenimiento. La mayoría de estos trabajos de investigación están entrelazados con la propia vida de Farrow.

Ronan Farrow, con su madre la actriz Mia Farrow en la gala de la revista Time celebrada en abril de 2019 en Nueva York.
Ronan Farrow, con su madre la actriz Mia Farrow en la gala de la revista Time celebrada en abril de 2019 en Nueva York. GtresOnline

Su ajuste de cuentas con Weinstein y NBC

Weinstein fue el hombre que en los 90 reflotó la carrera de Woody Allen en los momentos más duros de su batalla legal con Mia Farrow, que siempre ha contado con el apoyo del hijo en común de la pareja. Cuando Ronan Farrow comenzó a recoger testimonios en contra del productor, propuso su reportaje a la cadena de televisión NBC para la que ya colaboraba. Tras semanas de trabajo, los responsables del canal decidieron que no iban a mostrar el contenido de sus pesquisas. Alegaron que existía un conflicto de intereses: investigador e investigado estaban conectados de forma personal.

Mientras que un Woody Allen caído en desgracia por la resurrección de su eterno conflicto familiar no encontraba editorial que publicara sus memorias en 2019, las de su hijo se convirtieron en uno de los lanzamientos más comentados del año en Estados Unidos.

En Catch and Kill: Lies, Spies and Conspiracy to Protect Predators (Atrapa y mata: mentiras, espías y una conspiración para proteger a depredadores), Farrow cargó contra NBC, que durante años fue su lugar de trabajo. En el libro, que lanzará en español Roca Editorial en abril bajo el título Depredadores, argumentaba que el canal decidió ocultar los testimonios contra Weinstein por interés propio. Intentaba así evitar un efecto dominó que sacara a la luz el comportamiento inapropiado de uno de sus presentadores estrella, Matt Lauer, con varias de sus empleadas, algo que finalmente ocurrió.

“Estoy horrorizado por lo que varias empleadas han tenido que sufrir por el horrible comportamiento de Matt Lauer. Pero esos hechos no apoyan las acusaciones de Farrow de que NBC tapara lo ocurrido y no ofrece ninguna prueba que lo demuestre”, comentaba el ejecutivo de la cadena, Noah Oppenheim, cuando el libro salió a la luz.

El fiscal general del estado de Nueva York Eric Schneiderman era el encargado de investigar a Weinstein y presentar una demanda federal contra él por el caso #MeToo. Pero no ha llegado a formar parte de juicio que se inició este 6 de enero. El abogado también abandonó su cargo en 2018, tras un artículo de Farrow en el que cuatro mujeres con las que había tenido relación en el pasado le acusaban de agresiones físicas.

Su hermana Dylan Farrow siempre ha sido una figura clave en el drama familiar del periodista. Cuando ella concedió en enero de 2018 una entrevista a la cadena CBS insistiendo en que había sufrido abusos sexuales en la infancia por parte de su padre Woody Allen, Ronan ya estaba investigando al presidente de la cadena, Les Moonves. El ejecutivo dimitió un mes después de la aparición de un reportaje firmado por el periodista. En él, se recopilaban los testimonios de seis mujeres que afirmaban de forma detallada que Moonves había abusado sexualmente de ellas. Las acusaciones abarcan desde la década de los 80 y hasta principios de la década pasada.

Destinado a la gloria

Cuando nació, A Ronan Farrow lo bautizaron como Satchel O'Sullivan. El nombre era un homenaje al jugador de béisbol Satchel Paige y el apellido el de su abuela, la actriz Maureen O’Sullivan (la Jane del Tarzán de 1932).

Antes de dedicarse al periodismo, se había formado en el campo de las Artes y el Derecho en las universidades más elitistas del país y se labró una carrera en el sector público. Entró a estudiar Artes a la Universidad de Bard, convirtiéndose en el alumno más joven en conseguir un diploma. Al año siguiente entró a estudiar derecho en la Universidad de Yale, donde se graduó a los 22 años.

En sus primeros pasos profesionales, intentó prolongar la labor filantrópica de la que siempre ha hecho gala su madre. Entre 2001 y 2009 fue portavoz de Juventud de Unicef, organización en la actriz es Embajadora de Buena Voluntad. De ahí saltó a la Casa Blanca, como asesor especial en asuntos humanitarios y ONG’s para la administración de Barack Obama. En 2011, la entonces secretaria del Estado Hillary Clinton le nombró director del Departamento de Estado para asuntos de juventud global.

Según denunciaba en sus memorias, fue objeto de vigilancia mientras intentaba destapar a Weinstein, por eso ahora quiere relatar en el documental para HBO las amenazas que otros reporteros sufren en el mundo con motivo de su labor profesional.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >