_
_
_
_

Un grave accidente cambia la vida de Lapo Elkann, el rebelde de los Agnelli

El heredero italiano se recupera de sus lesiones después de estar varios días en coma tras un choque con su coche en Israel

Lapo Elkann, en 2019 en Turín.
Lapo Elkann, en 2019 en Turín.CORDON PRESS
Más información
La dinastía renovada de los Agnelli, los últimos ‘reyes’ de Italia
El resurgir de Lapo Elkann lejos de las drogas
La última excentricidad de Lapo Elkann, el coche kamasutra

Lapo Elkann, el miembro rebelde de la poderosa familia Agnelli, se está enfrentando a una dura rehabilitación después del grave accidente de tráfico que sufrió hace un mes en Israel y que le produjo diversas fracturas y lo dejó en coma durante dos días. Él mismo comunicó el suceso a través de una entrevista con el diario italiano Il Corriere della Sera, en la que explicó cómo ocurrió todo y que afrontaría la fase de recuperación en Suiza. Ahora, la revista italiana Chi ha publicado las primeras imágenes del nieto del legendario Gianni Agnelli después de recibir el alta. En las fotografías, tomadas en St. Moritz, Lapo va en silla de ruedas, ayudado por un amigo. La publicación señala que el italiano, de 42 años, ha perdido 10 kilos en este tiempo de convalecencia y que aprovecha los días de sol para dar algunos pasos, como parte de su terapia de rehabilitación. 

El empresario, que durante un tiempo estuvo abonado a la polémica, sufrió un aparatoso accidente cuando viajaba desde Jerusalén a Tel Aviv, en el que, como él mismo ha contado, perdió el conocimiento y que le ha provocado trastornos físicos y emocionales. El pasado 19 de diciembre, todavía desde un hospital de Suiza, Elkann reveló a Il Corriere della Sera que aún se encontraba conmocionado. “Quiero agradecer ante todo a Dios y también a los médicos israelíes y europeos. Quiero rezar por los jóvenes que he visto morir en Israel junto a mí en las camas de urgencias del hospital, por los amigos que han estado cerca, por mi familia” dijo. Y añadió que el impacto de este suceso le había dado un nuevo sentido a su vida. “Quiero dedicar mi tiempo, mi corazón y mis recursos económicos a hacer el bien, ocupándome de mi fundación, que no es un capricho de niño consentido”.

Lapo preside desde 2016 una organización, también fundada por él, que ha impulsado varios proyectos de ayuda a menores, que se encuentran principalmente en situación de pobreza y exclusión social. “Humanamente Lapo Elkann no es como lo describen los demás, sino que es un hombre con el corazón abierto y que tiene ganas de hacer el bien. Con el accidente he entendido que este es mi nuevo lema de vida”, dijo además en la entrevista. 

Lapo Elkann posa junto a un Ferrari en 2017.
Lapo Elkann posa junto a un Ferrari en 2017.GtresOnline

También desde el hospital, Lapo, que ha revelado que cuando era menor de edad fue víctima de abusos sexuales en el colegio, envió un tuit dirigido al Papa Francisco para agradecerle que levantara el secreto pontificio en los casos de abusos. “Quiero agradecer públicamente al Papa por el cambio histórico de abolir el secreto pontificio en los casos de violencia y abusos a menores”, escribió. 

Después de una época convulsa de excesos y escándalos, Lapo, que reinventó el Fiat 500 y que lanzó su propia marca de gafas de sol y accesorios de moda, Italia Independent, cambió de vida. Se apartó de las adicciones, de las fiestas descontroladas, de las resacas perpetuas y se centró en sus negocios y en su faceta de empresario. También impulsó su lado solidario y abrazó la discreción. Recientemente ha lanzado una iniciativa benéfica que consiste en la venta de piezas icónicas de su extenso y elegante fondo de armario. Con los beneficios pretende financiar un proyecto experimental ideado para tratar las dependencias a Internet, teléfonos móviles, vídeojuegos y redes sociales. 

Lapo ha puesto a la venta todo tipo de ropa y accesorios en la página de compraventa de ropa de lujo Vestiaire Collective y ha anunciado que la recaudación íntegra irá para este proyecto dirigido por su fundación. “Un uso problemático y compulsivo de la tecnología puede arruinar la vida de una persona y es justo comprometerse por mejorar el mundo en el que vivimos”, ha dicho. Él mismo es consciente de las consecuencias que pueden acarrear las adicciones digitales. En 2017 se despidió de las redes sociales, donde tenía cientos de miles de seguidores, porque, prefería vivir “en el mundo real” y no “en el mundo virtual”.

 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_