Fenómenos como ‘La Niña’ hacen que aumente la diarrea mortal

Un estudio realizado en Botsuana por la Universidad de Columbia concluye que el incremento de casos se asocia con eventos climáticos extremos. El estudio podría ayudar a prever dónde estallará un brote y equiparse contra él

Una mujer y un niño caminan entre el agua tras una inundación.
Una mujer y un niño caminan entre el agua tras una inundación.Unicef
Más información
“Los ancianos afirman que nunca han visto nada igual”
Existen soluciones para las ciudades más afectadas por el cambio climático
Una nueva tecnología española potabiliza agua en Etiopía

La diarrea mata a algo más de medio millón de niños al año. Es, junto con la neumonía, la mayor asesina de menores de cinco años en el mundo. Y si no mata, sufrirla de un modo continuado deja secuelas graves. Está demostrado que los episodios repetidos pueden inhibir el crecimiento físico y el desarrollo mental de los pequeños y hacerlos más susceptibles a otras enfermedades.

Y sin embargo, a pesar de su incidencia y de los estragos que causa, la capacidad para prever y estar preparados para sus posibles brotes hasta ahora es limitada. Un grupo de científicos de la Universidad de Columbia acaba de dar un paso más en el estudio de esta afección y ha establecido una relación entre fenómenos meteorológicos como La Niña y la diarrea mortal. Ha llevado a cabo su análisis en Botsuana.

Este fenómeno está provocado por grandes intercambios de calor entre el océano y la atmósfera que afectan a la temperatura media global del planeta, además de provocar situaciones extremas como lluvias torrenciales y sequías en diferentes partes del mundo. Existen dos caras de la misma moneda. El Niño se corresponde con unas temperaturas más cálidas de las aguas y La Niña, más bajas.

Para entender qué une a estos dos elementos hay que saber que este síntoma puede estar causado por diferentes motivos: virus, bacterias y protozoos. A los patógenos se pueden sumar las condiciones metereológicas propiciadas por acontecimientos como La Niña o El Niño. Esto se ve claramente en el caso del cólera, una enfermedad que se transmite por consumir agua contaminada, una condición que se da especialmente cuando se ha producido un desastre natural y las infraestructuras se han visto afectadas.

En países de ingresos medios y bajos  el 72% de fallecimientos por diarrea ocurren en los dos primeros años de vida

Los científicos concluyeron que, durante la época de La Niña, en la que aumentaban las lluvias torrenciales y las inundaciones, se producía un aumento del 30% de la incidencia de diarrea infantil. "Estos hallazgos demuestran el potencial de uso de la oscilación de este fenómeno meteorológico como una herramienta de predicción para la diarrea infantil en el sur de África", ha explicado la líder de la investigación, Alexandra K. Heane. Esta preparación llevaría consigo el almacenamiento de medicamentos, la puesta a punto de camas de hospitales y la mejora de las condiciones de los profesionales sanitarios para hacer frente a estos brotes.

En países de ingresos medios y bajos, el 72% de fallecimientos por diarrea ocurren en los dos primeros años de vida.

Otra de las conclusiones es que los procesos de desinfección de las aguas usados actualmente en la región de Chobe, donde se centró esta investigación, podrían ser insuficientes para lidiar con los cambios en la calidad del agua derivados del tiempo extremadamente húmedo o seco. Debido a que las condiciones meteorológicas cambian en función de la región, las predicciones para enfermedades infecciosas deben ser específicas para cada una de ellas.

La investigación de esta relación entre clima y enfermedades infecciosas en Botsuana también desvela los cambios de los patrones climáticos como resultado del calentamiento global. Jeffrey Shaman, coautor del estudio, asegura que hay una "necesidad urgente" de desarrollar el sector del agua en estos países para que puedan resistir a las situaciones extremas del cambio climático.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS