Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pacino y De Niro, dos octogenarios en plena forma en el trabajo y el amor

Los actores deslumbran en la última película de Scorsese mientras sus vidas siguen tan agitadas como en su juventud. Compiten en lista de conquistas tanto como en nominaciones a los Oscar: 16 entre los dos

Al Pacino y Robert De Niro, en la película 'El irlandés'.
Al Pacino y Robert De Niro, en la película 'El irlandés'. Cordon Press

Podría parecer que es 1974 con Al Pacino y Robert De Niro acaparando todos los elogios de los críticas cinematográficos de todo el mundo, como ocurrió entonces con el estreno de El Padrino II, en la que compartían cartel. Cuarenta y cinco años después, ambos vuelven a ser los protagonistas de una de las películas más aclamadas del momento, El irlandés, de Martin Scorsese, donde sus interpretaciones han deslumbrado de forma unánime una vez más. Algo sí ha cambiado en todo este tiempo. Pacino tiene 79 años y De Niro 76, y sus vidas y trayectorias han pasado por todo tipo de circunstancias. Sin embargo, lejos de haberse aposentado en la tranquilidad que muchos esperarían a su edad, los dos actores más importantes de su generación han escrito en sus vidas personales un guion tan lleno de giros como los de sus trabajos más emblemáticos. De Niro vive una batalla judicial con su esposa, de la que se está separando por segunda vez, mientras Pacino disfruta desde hace un año de la última de una larga lista de relaciones amorosas, una israelí 29 años más joven que él.

Amigos, aunque también rivales, en cierto modo han tenido vidas paralelas. Los dos nacieron en Nueva York y vivieron una infancia y adolescencia difíciles. Alfredo James Pacino, hijo de emigrantes sicilianos, vivió el divorcio de sus padres siendo muy pequeño, y creció en una familia con serias dificultades económicas. Robert Anthony De Niro Jr., tuvo un modelo familiar que le marcó profundamente. Su padre fue un pintor homosexual al que el actor homenajeó en un documental hace unos años, y su madre, poeta y pintora, vivía abiertamente su bisexualidad. Su progenitor les abandonó cuando el actor tenía 12 años, y nunca le habló de su sexualidad. Una vez alcanzado el estrellato, los dos italoamericanos entraron en una espiral de excesos. Pacino ha hablado de ello en más de una ocasión, tras dejar el alcohol y las drogas hace 30 años. “Mi vida cambió y de un día para otro tuve que readaptarme al mundo y a la gente”, confesó. Una biografía no autorizada de De Niro asegura que durante muchos años fue adicto al sexo y a la cocaína, y un compañero habitual de juergas de John Belushi.

Comparten también una fama de mujeriegos empedernidos y compiten en lista de conquistas tanto como en nominaciones a los Oscar (16 entre los dos). De Niro, cuya debilidad siempre han sido las mujeres negras, se casó por primera vez en 1976 con la actriz Diahnne Abbott, con la que tiene dos hijos: Raphael, de 48 años y primogénito del actor, y Drena, hija de Abbott de una relación anterior y que el intérprete de Toro Salvaje adoptó como suya. Curiosamente ha terminado siendo la niña de sus ojos. Es actriz y han trabajado juntos en alguna película. 12 años después De Niro se divorció. Un año antes de separarse, en 1987, había conocido a Grace Hightower, su relación más duradera. Pero no se casaron. Se cruzó en su camino la modelo Toukie Smith, y con ella tuvo a los gemelos Julian y Aaron, de 24 años. Se reencontró y terminó pasando por el altar con Hightower en 1997, y con ella ha estado 21 años, hasta el año pasado. Hubo una primera separación dos años después de la boda. Ella le acusó entonces de abusar del alcohol y las drogas y de serle infiel reiteradamente, pero en 2004 se reconciliaron y renovaron sus votos. Entre boda y boda estuvo seis años con Naomi Campbell, que llegó a decir de él que ha sido el amor de su vida. Con Grace Hightower ha tenido dos hijos más, Eliot y Helen Grace, de 21 y 7 años. Hace tres años el actor reveló que el mayor sufre de autismo, e inició una importante campaña de concienciación sobre este trastorno.

Pacino no cumplió con la tradición que marca su ascendencia católica y nunca se ha casado, pero ha tenido muchos romances, la mayoría compañeras de profesión. Diane Keaton, su mujer en El Padrino, Penelope Ann Miller, Debra Winger, Martha Keller o Kathleen Quinlan. Tuvo a su hija Julie Marie con Jan Tarrant, una profesora de interpretación, aunque una de sus relaciones más largas fue con Beverly D’ Angelo, también actriz, con la que rompió en 2001 justo después de tener a los dos mellizos Anton James y Olivia Rose, los dos últimos descendientes del ganador del Oscar por Esencia de Mujer. Su siguiente pareja fue la intérprete argentina Lucila Sola, 40 años más joven. Se separó de ella en 2018, al tiempo que De Niro de su esposa, y empezó a salir con Meital Dohan, de 49 años, veintinueve menos que él.

Aunque Pacino disfruta del amor a punto de cumplir los 80 mientras De Niro vive inmerso en un duro divorcio desde hace nueve meses, ambos siguen haciendo gala de un espíritu inquieto y de una rebeldía incorregible. Grace Hightower reclama al protagonista de Casino la mitad de su fortuna, que se estima en unos 500 millones. Empresario de éxito fuera de las pantallas, Robert De Niro ha hecho fuertes inversiones multimillonarias, tiene una cadena de restaurantes y su propia productora, Tribeca. Dicen que a él el dinero le da igual, y que su prioridad es compartir la custodia de su hija pequeña. El principal rasgo común entre ellos hoy es su forma de afrontar la vejez, uno de los temas principales que trata El irlandés. No piensan en ello, y no se plantean parar. Pacino lo dejaba claro hace poco: “No puedo ni siquiera plantearme mi vida sin la interpretación”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >