Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El polémico posado de la familia real danesa tras una cacería con los ciervos abatidos

La reina Margarita y los príncipes herederos Federico y Mary desoyen las críticas de la organizaciones en defensa de los animales y exhiben en palacio las piezas cobradas

Familia real de Dinamarca con ciervos
La reina Margarita de Dinamarca y los príncipes herederos, Federico y Mary, este miércoles. Cordon Press

La familia real danesa organiza todos los años una cacería con motivo del día de la Caza del Rey. Y todos los años les llueven las críticas. A pesar de ello, no cesan en demostrar su afición por esta actividad y de nuevo han vuelto a posar frente a las piezas conseguidas en los bosques de Gribskov, en la isla de Selandia, al este del país.

Los encargados de gestionar la cuenta de Instagram de la familia publicaron tres imágenes de la reina Margarita y los príncipes herederos, Federico y Mary, en las que se les ve saludando a los invitados, tanto daneses como extranjeros, en el acto final que se celebró en el castillo de Fredensborg. Entre los presentes también estuvo Jakob Ellemann-Jensen, líder de Venstre, el partido liberal danés.

Unas instantáneas que contrastan con las difundidas posteriormente por la casa real en las que se aprecia claramente a los ciervos abatidos, que se exhibieron en el patio del recinto.  Incluso se ve a Federico de Dinamarca paseando entre los animales muertos para inspeccionar las piezas, muy atento a lo que le van contando los cazadores. Mientras, su madre, la reina Margarita sonríe admirando la escena, abrigada con una capa marrón. La celebración finalizó con una lectura de los resultados de la jornada y un brindis.

La familiar real de Dinamarca y ciervos muertos
El príncipe Federico, durante la inspección de las piezas de la cacería. Cordon Press

Esta cita provoca todos los años oledas de críticas tanto de organizaciones en defensa de los animales como de ciudadanos que se expresan en las redes sociales.

En esta ocasión, los príncipes herederos no llevaron a sus hijos. Sí que lo hicieron en 2016, cuando se presentaron en el evento anual con sus gemelos, Vicente y Josefina, que en aquella época tenían seis años.

Ashley Fruno, una de las directoras de la asociación Peta (Personas por el trato ético de los animales, de sus siglas en inglés) en Australia —país de origen de la princesa Mary—, dijo en un comunicado: "No es una falta de sensibilidad que los príncipes enseñen a sus hijos que matar animales es aceptable, sino que también es una pésima decisión paternal. Hay ya muy pocas personas que no consideren la caza como un deporte violento y sangriento, como un placer barato en acabar con una vida y una exhibición de poder sin sentido sobre aquellos que no lo tienen. Realmente es responsabilidad de los padres ayudar a sus hijos a convertirse en líderes compasivos para su país, respetando a todos los seres vivos".

A pesar de todas las críticas, la temporada de caza, de octubre a enero, es uno de los momentos favoritos de los miembros de la corona danesa. De hecho, Margarita II presume de tener en su colección de palacio el ciervo que supuestamente causó la muerte del rey Christian V, en el siglo XVII.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >