Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Markerad: la nueva colección para Ikea de Virgil Abloh, objetos ordinarios hechos arte

Para el diseñador es difícil encontrar artículos con los que se quiera vivir y, por eso, esta no es solo una línea de mobiliario: son piezas funcionales, pero cargadas de ironía, dispuestas a conquistar las casas de los milenial

coleccion virgil abloh ikea
Virgil Abloh crea una versión retroiluminada de 'La Gioconda' (izqda.) e ironiza sobre el arte actual con su interpretación de la mítica bolsa Frakta de Ikea. |

Nunca fue tan fácil y económico llevarse un Abloh a casa. El creador más cotizado del momento colabora con Ikea en Markerad (en sueco, "seleccionado"), una nueva colección que introduce un mensaje irónico en la pragmática línea del diseño escandinavo. Todo ello nace de la ambición de llevar el arte a los objetos cotidianos.

"Voy a liderar una nueva era en que los diseñadores se conviertan en las nuevas estrellas del rock", lo escribía Virgil Abloh en 2007 en The Brilliance, el blog que creó junto a sus amigos Chuck Anderson (NoPattern Studio) y Benjamin Gott, responsable, entre otras creaciones, del agua embotellada en caja. Dicho y hecho. Hoy Abloh es la figura más destacada de una generación: el año pasado la revista Time lo incluía entre las 100 personas más influyentes.

Al artista 360º, arquitecto de formación, se le ve tanto fuera como dentro del circuito de la moda (es el director creativo desde 2018 de la línea masculina de Louis Vuitton) y en todos despunta. En julio, por ejemplo, su nombre aparecía en el cartel de Circoloco en el programa Off Sonar. Porque, entre otras muchas cosas, Virgil es DJ, y uno muy reputado. En su faceta como artista, el Chicago Museum acaba de clausurar una muestra suya que fue extendida por petición popular. Y el pasado julio consiguió que casi mil personas se gastaran 150 euros en un ladrillo. Ahora presenta Markerad, una colección cápsula de muebles y objetos creada junto a Henrik Most (director creativo de Ikea), que llegará a las tiendas el 5 de noviembre y promete agotar existencias.

ikea virgil abloh
Virgil Abloh presentando su nueva colección para Ikea. |

'La Gioconda' entra en la casa milenial

Concebir interiores no es algo ajeno a Abloh. El año pasado diseñó una serie de alfombras para Ikea como adelanto de Makerad. Cuatro modelos que agotaron existencias en 48 horas. Además, recientemente ha participado en una instalación para Vitra, TWENTYTHIRTYFIVE, que reflexionaba sobre la relación de los adolescentes con el mobiliario. Para ellos reeditó una silla y una lámpara de Jean Prouvé y sumó a la ecuación un ladrillo; los tres elementos que estaban a la venta volaron casi de inmediato.

ikea virgil abloh
A la izquierda, el reloj Temporary. A la derecha, las fundas de la cama-diván. |

El gigante sueco no es ajeno al magnetismo de Virgil Abloh y ahora lanza el resto de las piezas de la colaboración: una propuesta de habitabilidad para la primera casa de una generación. "El ethos de la colección es añadir una cualidad artística a artículos anónimos. De la misma manera que puedes colgar una obra de arte en la pared, esa cualidad artística también puede integrarse en objetos como una silla, mesa o alfombra. Ese fue el problema inicial que debía solucionar cuando creé esta colección", comenta Abloh.

ikea virgil abloh
A la izquierda, la mesa de comedor de Markerad. A la derecha, la silla de la colección con el sujeta puertas enganchado en una de sus patas. |

Colocar el tope de una puerta en una de las patas de una silla (119 euros) ha sido uno de sus recursos para llevar el gen artístico a lo cotidiano. No obstante, no solo lo genuino es parte de su propuesta. También recurre al arte que hemos recibido en herencia, con su particular versión de La Gioconda (que puede adquirirse por 69 euros), como ya hicieron Warhol, Dalí o Marcel Duchamp, pero que en este caso Abloh solo ilumina. "Me interesa cualquier tipo de movimiento artístico que nos haya precedido. Además, tengo un especial interés en aquellos que establecieron nuevos estándares. Esto se debe a que creo que el momento actual es uno que debe dedicarse a nuevas exploraciones y nuevas declaraciones sobre nuestra época", reconoce el de Illinois.

ikea virgil abloh
Diván-cama de invitados y alfombra de pelo largo que invita a reflexión sobre la naturaleza y lo artificial. |

Colgarse un Abloh (del hombro o la pared) por menos de 60 euros

Uno de los grandes referentes de su imaginario artístico viene marcado por propuestas tipográficas que replica también en la colección. En concreto, plasma uno de sus mensajes en la Frakta, la mítica bolsa de Ikea (20 euros), convertida en objeto de culto desde que Demna Gvasalia, director creativo de Balenciaga, se inspirase en ella para uno de los bolsos de la firma. La de Abloh renueva el concepto en una fórmula de papel reforzado con plástico y el texto "Sculpture", que lanza una crítica al panorama artístico del momento. "Siempre hay un mensaje subyacente en mis creaciones. Un poco de ironía y de conexión humana", argumenta.

ikea virgil abloh
Alfombra tique de la compra y espejo de Virgil Abloh para Ikea. |

Pero si hay algo que fascina a Abloh son las alfombras, las suyas se desmarcan de lo ordinario, como ya demostró en el adelanto de la colección el año pasado. Esta vez presenta dos opciones cargadas de sarcasmo. Una de ellas, de pelo largo, emula al césped, en un pretendido debate entre la naturaleza y lo artificial. La otra es la expresión más contundente del consumo de masas: un recibo de caja convertido en tapiz (59 euros). "El tique es una marca distintiva en sí misma que se ha transformado en arte. Creo que esta alfombra puede utilizarse tanto en el suelo como colgada de una pared; en ambos casos, realza la historia íntegra que encarna Ikea", asegura.

De una caja de herramientas a una vitrina: objetos para vivir con ellos

Virgil confiesa que decorar su primera casa le llevó tiempo. "Mi primer hogar se había concebido y planificado cuidadosamente y estaba muy vacío. Era una combinación de artículos heredados con nuevas adquisiciones particulares, todo ello con una actitud centrada en mantener los ojos abiertos. No obstante, demanda mucho tiempo y acceso; no es nada fácil encontrar objetos con los que quieras vivir", añade.

ikea virgil abloh
Vitrina y caja de herramientas de la colección Markerad. |

Sin duda, el éxito de su propuesta radica en conocer cómo se mueve y disfruta de su tiempo toda una generación. Por ello, hay piezas multifunción, como un diván (179 euros) que sirve como sofá y cama para visitas. Una vitrina (179 euros), una mesa (249 euros) y hasta una caja de herramientas (10 euros) que siguen los parámetros del diseño escandinavo y son algunos de los básicos para sobrevivir a la emancipación. "Llega un punto en el que te das cuenta de que hacer que un espacio te haga sentir como en casa conlleva una cualidad intangible. No se trata solo de una silla o su forma. Se trata de crear algo con carácter que te haga sentir como que ya llevas tiempo viviendo allí", argumenta.

Más información