Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Planetas & Niño de Elche: “Los integristas ‘indies’ son como los puristas del flamenco”

Vox, Ciudadanos, el Partido Popular / son todos la misma mierda, / ni es derecha ni es ná. / Lo que hace falta es que vuelva Blas Piñar”. Escuchada sin la letra, hasta sonaría como una tonadilla luminosa de Los Planetas. Pero no. Con Una, grande y libre, los granadinos presentaron al mundo hace unos meses Fuerza Nueva. Así se llama su proyecto con Niño de Elche, que se apropia del nombre del partido ultraderechista de la Transición.

El primer aliento llegó con el ascenso electoral de Vox en las elecciones andaluzas. Tras varios adelantos en fechas señaladas (el más reciente, El novio de la muerte, lanzado el 20 de septiembre, Día de la Legión), ve la luz el 12 de octubre, Día de la Hispanidad, este disco también llamado Fuerza Nueva que muchos ven como una provocación. Sus artífices prefieren la ironía (o desafiar a los que carecen de ella). “Siempre habrá quien se moleste, pero a veces no es tanto la intención que tú pongas en provocar como la facilidad con la que la gente se siente provocada”, acuerdan Jota, Florent y Paco Contreras, los tres integrantes de esta doble alianza.

“Los integristas indies son como los puristas del flamenco, tremendamente conservadores”

Arrancaron con la simple idea de grabar un himno. Empezaron por el de Andalucía… Y derivó en un proyecto desde el que subvertir el valor de estos cánticos y utilizar el pop para hacernos reflexionar sobre lo atávico de nuestras identidades patrióticas, religiosas e ideológicas.

“Al principio fue como cuando estás intentando ligar”, dice Paco Contreras, Niño de Elche. “Nuestro encuentro fue el flamenco, el género musical del que parte todo el rock”, completan Jota y Florent, vocalista y guitarra de Los Planetas, que le han dado su característico envoltorio sonoro indie. “Paco no quería cantar flamenco ni pa trás, la aportación flamenca la hemos puesto Los Planetas. Porque Niño de Elche y Pedro G. lo único que quieren hacer aquí es la tournament situacionista y volver a todo el mundo loco, a ver si nos matan”, se ríe Jota. Se refiere a Pedro G. Romero, artista tentacular y teórico detrás de Fuerza Nueva que sirvió en su día también de aparato en la sombra para Rosalía (fue él quien le dio a leer el libro medieval Flamenca, que inspiró El mal querer).

De momento, su particular revisión del himno catalán Els segadors —­que se lanzó en la Diada—, presentada como un canto proletario y antinacionalista, les ha valido ya embistes. “Hay catalanes que nos dicen que para meternos con el himno de España no hay cojones… Pues tenemos uno grabado por ahí, ya lo sacaremos”.

Se siguen desde 2014. Jota iba a los conciertos de Niño de Elche en Granada, y Contreras se había acercado a su música cuando Enrique Morente colaboró con ellos en el disco La leyenda del espacio. Ambos coinciden en que el cantaor amplió su visión artística: a Jota y Florent les ayudó a entender el flamenco, y a Paco, a mancillarlo. “Como dice Antonio Arias [de Lagartija Nick], el flamenco es una puerta que se abre desde dentro, desde fuera no puedes entrar”. Y Paco completa: “Es que Morente es un pontífice, un hombre que tiende puentes… O un ama de llaves”.

Los Planetas están convencidos de que una parte de su público no va a compartir este paso artístico. “Como cuando empezamos con el flamenco, que hubo un cisma. Los integristas indies son como los puristas del flamenco, tremendamente conservadores”. “Y aparte dirán: ‘¿Por qué os habéis juntado con este tío?”, completa Niño de Elche.

Ahora que han logrado indignar a tantos colectivos, ¿creen que les zurrarán a la puerta de los conciertos? “Esperamos a los de Vox junto a los indepes y a los comunistas”, dice Niño de Elche. Y sigue Jota: “Si viene un comando de pistoleros de Fuerza Nueva de verdad, ahí se acabó el proyecto”. Y Paco remata: “Entonces ahí sí que se lleva la pasta Sony: disco de culto, todos muertos, mártires. Una mierda”.

Más información