Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sábado, nuevo número de ICON DESIGN, gratis con El País

La revista de diseño, arquitectura y decoración de ICON habla en este sexto número de libertad y biografía en la decoración. Lo hace de la mano del diseñador Dries Van Noten, entrando en el dúplex del decorador Andre Mellone y en el palacete de Lorenzo Castillo. Y se pregunta, ¿dónde está el límite entre el esperpento y el monumento?

icon design 6 nuevo
La Thematic House del historiador Charles Jencks, ilustrada por Brian Rideaout para la doble portada del sexto número de ICON Design. Un monumento a la libertad.

La casa que ocupa la doble portada del sexto número de ICON Design es la Thematic House del historiador Charles Jencks, ilustrada por Brian Rideaout, y habla de uno de los mayores placeres que puede dar la decoración: hacer lo que te dé la gana. A finales de los setenta, Jencks comenzó a construirse en Londres una residencia–manifiesto capaz de resumir sus complicadas ideas acerca de la función simbólica de la arquitectura. El resultado, tal y como cuenta Stephen Bayley, fue una vivienda imposible y fascinante que sigue sin generar consenso a pesar de que acaba de ser declarada monumento protegido, y que resume como pocas las aspiraciones de la arquitectura posmoderna.

La verdad es que nos ha quedado un número muy posmoderno, y no sabemos si ha sido voluntario o también casualidad. Por eso hemos pedido a un periodista sagaz como Peio H. Riaño que investigue en los motivos que separan el espanto del monumento. ¿Qué tienen en común el rascacielos AT&T de Philip Johnson y los coloristas hoteles de Disneylandia? ¿Cuál es la línea entre la extravagancia gratuita y la libertad arquitectónica? El último premio Pritzker, Arata Isozaki, ubica sus edificios más emblemáticos, sus robots tripulados de los años setenta y hasta el interior de una discoteca neoyorquina, en un misterioso "tercer espacio" en el que la arquitectura se desprende de limitaciones.

Precisamente de libertad habla con nosotros la artista portuguesa Joana Vasconcelos. Para ella, las labores domésticas y la artesanía folclórica son tan dignas como el acero, y además mucho más políticas, porque hacen visible el trabajo de generaciones de mujeres confinadas al silencio. De un modo similar piensa Jonathan Anderson, el director artístico de Loewe junto al que hemos viajado a Tokio con motivo del fallo del concurso de artesanía Loewe Craft Prize.

A su vez, el editor y fotógrafo Nacho Alegre cuenta cómo el estudio barcelonés Arquitectura-G ha logrado en solo una década hacer justicia con la herencia mediterránea de la arquitectura española. Para Teresa Sapey, sin embargo, los ingredientes clave son el humor y la creatividad, aunque el Madrid al que llegó a finales de los ochenta fuera "una ciudad en medio de un desierto".

Los hermanos Bouroullec también están acostumbrados a jugar con los imprevistos: en su entrevista con Álex Vicente, cuentan cómo ha sido inaugurar unas monumentales fuentes de cristal en el centro de París durante las protestas de los chalecos amarillos.

No todo es política, claro. También hay casas deslumbrantes en este número de la revista. Para empezar, el dúplex neoyorquino del decorador Andre Mellone. No busque los oropeles ni los muebles ostentosos, porque no los hay. En su lugar, una sobria reivindicación de los estilos decorativos menos banales del siglo XX y una inteligente reflexión sobre lo importante que es habitar las casas para hacerlas propias. Eso es, por otro lado, lo que ha hecho el decorador Lorenzo Castillo en el palacete madrileño que ha convertido en uno de los lugares más emocionantes de la capital. Hay antigüedades, obras de arte, guiños extravagantes y también objetos que hablan de él. Para él lo principal, asegura, es que las casas hablen de uno mismo.

De igual modo piensa Dries Van Noten, nuestro columnista invitado. El diseñador belga escribe acerca del modo en que la biografía, los gustos personales, las filias estéticas y la cultura acaban impregnando la decoración de la propia casa.

Es un error ver solo banalidad en la decoración: para Sasha Bikoff y Andy Dixon, jovencísimos decoradora y artista estadounidenses, el maximalismo, el exceso y la audacia no son más que formas de hablar de nuestros deseos. Normal que hayan colaborado con Versace, una de las firmas que mejor sabe reconciliar instintos e inteligencia sin que nadie salga herido. Por su parte, el editor y escritor Leonard Koren, creador de la legendaria y efímera revista Wet (1976-1981), asegura que la acción está sobrevalorada y que el arte debería ser una actividad placentera y benigna.

Para nuestro equipo, hacer este número de ICON Design ha sido una actividad placentera e intensa al mismo tiempo. Ojalá algo de ese placer y de esa pasión por la libertad llegue a nuestros lectores.

Más información