Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una falla en el festival Burning Man y otras nueve razones por las que Valencia es la nueva capital del diseño y la vanguardia

La proeza del colectivo Pink Intruder en el desierto americano, la fiebre por Hayón en el extranjero o las múltiples piezas de Inma Bermúdez diseñadas para IKEA, reafirman el nombramiento de Valencia como Capital Mundial del Diseño para 2022 que designa la World Design Organization

valencia capital diseño
'Reinaxement', la obra 'fallesca' que Pink Intruder llevó a la última edición del festival Burning Man. |

El sello valenciano en el diseño y la vanguardia existe. Si las Fallas, su fiesta más célebre –y centenaria– ha viajado hasta el desierto de Nevada en EE UU para formar parte de la última edición del festival Burning Man, no son pocas las empresas locales de interiorismo que han conquistado el mundo. En los últimos años, se ha tejido un entramado creativo aupado en una generación que exporta una nueva fórmula 'mediterránea' de entender el diseño, pero con el foco siempre puesto en facilitar la vida de quienes lo disfrutan.

Estos y otros motivos que enumeramos a continuación, han llevado a la WDO (World Design Organization) a elegir Valencia como su sede para 2022. Sin olvidarnos de su particular destreza a la hora de adaptar la tradición a lo contemporáneo. “Entendemos que el diseño es una herramienta para cambiar las cosas, porque aquí estamos acostumbrados a lanzarlo a la calle”, apunta Miguel Arraiz, miembro del ya disuelto colectivo artístico Pink Intruder que ha creado la falla expuesta en el festival americano.

1. En Valencia se vive muy bien (y lo dice Jaime Hayón)

valencia capital diseño
Colección 'Lightolight' diseñada por Jaime Hayón para Parachilna. |

Lo de visionario (como lo catalogó la revista Times) a Jaime Hayón le viene de serie. No solo por su diseño inteligente que funciona en la práctica y se expone en el museo. Nos referimos a que tuvo ojo y hace seis años decidió mover su sede de Londres a Levante. “En Valencia se vive muy bien”, reveló comentaba en una entrevista a ICON, una ciudad de la que se enamoró gracias a su larga colaboración con Lladró. Porque incluso en la clásica firma de cerámica funciona su universo lúdico y caricaturesco.

BD Barcelona, Cassina, Fritz Hansen y Baccarat son otros de sus colaboradores habituales. Este mismo año, Jaime ha sido galardonado con el premio Wallpaper Design por su lámpara Lightolight para Parachilna. Entre sus proyectos más recientes, el nuevo Café le Central del Centre Pompidou en París donde el espacio refleja una ensoñación articulada por la geometría y una paleta muy Hayón.

2. Sus 'hijos pródigos' como Inma Bermúdez siempre vuelven a casa

valencia capital diseño
El armario superventas Lillangen lleva sello valenciano, el de Inma Bérmúdez. |

El creador madrileño no ha sido el único que ha trasladar su sede y residencia a la Valencia. Como Hayón, Inma Bermúdez decidió volver a la ciudad a la que llegó con una semana de vida y en la que estudió diseño. Antes vivía en Estocolmo. Allí desarrolló parte de su carrera dirigida a darle carácter a lo cotidiano. Una tarea que a Bermúdez se le da bien, confirmado por IKEA. Porque el juego de porcelana Morgonte, el reloj Panorera y el armario superventas Lillangen que se venden en el gigante sueco son diseños suyos.

En sus piezas se cruza el minimalismo japonés con la funcionalidad nórdica y la personalidad mediterránea. Así lo expresan sus lámparas para Marset (como la FollowMe), los objetos de decoración para Zaozuo o Lladró y el mobiliario para Calma. Incluso se ha atrevido a sellar una caja de ensaimada con uno de sus diseños.

3. Entienden la creatividad como un concepto 360º

valencia capital diseño
'Casa en la huerta' proyectada por Ramón Esteve en la localidad de Alboraya (Valencia). |

 Cuando Ramón Esteve abrió su estudio en 1991 lo hizo desde el convencimiento de que la arquitectura y el diseño son disciplinas complementarias, pero también inseparables y que se enriquecen mutuamente. Así sigue trabajando hoy su equipo, con mesas compartidas por arquitectos, diseñadores y creativos. Una filosofía que se gestó en la Universidad Politécnica de Valencia (donde hoy imparte clases), tras formarse en arquitectura en la Escuela Superior de Madrid.

“Creatividad es el resultado de imaginar, resolver y sorprender”, comenta Esteve cuya fórmula de trabajo le hizo ganar el Premio Land Rover Born en 2018. Casa Sardinera, Refugio en la Viña o la Casa de la Cantera o el Centre d’Art Bombas Gens son algunos de sus proyectos o como él dice, “lugares donde apetece vivir”.

4. Tienen su propio catalizador de arte contemporáneo

valencia capital diseño
'Concret Effect', de Carlos Sáez,, se expone estos días en esta galería del barrio de Ruzafa. |

La galería de arte “más audaz y contemporánea” (como ellos mismos se definen) de la ciudad reabrió sus puertas hace unos meses en la céntrica calle Cavallers. Espai Tactel, fundado en 2013 en el barrio de Ruzafa, es un espacio de encuentro de artistas y el catalizador de tendencias de la ciudad. A lo largo del año realizan seis muestras de seis semanas de duración. Aggtelek, Raphaël Barontini, Fito Conesa o Carlos Sáez forman parte del colectivo que desde 2018 tiene también sede en Barcelona.

5. Cuentan con una lectura obligada para diseñadores gráficos

valencia capital diseño
En la era difital, Gráffica sigue apostando por su publicación en papel. |

Saber qué está pasando en diseño para por Gràffica. Esta plataforma digital dedicada a la cultura digital cumple su décimo aniversario. Píldoras esenciales de Ilustración, tipografía, packaging y branding que se editan también en números para coleccionar, porque a ellos el formato en papel les funciona. En su última entrega, se han propuesto ver cómo se ganan el pan en la industria. Lo cuentan ilustradores como Paco Roca, Olga Capdevila o Ricardo Cavolo. También habla sobre dinero la fundición tipográfica Fontsmith y la prestigiosa consultoría Wolff Olins.

6. Saben dar el salto a lo grande

valencia capital diseño
El diseño geométrico y minimal de Na Xemena para exterior se ha exportado por todo el mundo. |

El Mediterráneo es el idioma vernáculo de Gandía Blasco y su estilo de vida la razón de ser de la firma. Lo que era una pequeña empresa valenciana de productos textiles, cambiaría su razón de ser en 1996. La transformación se produjo cuando José A. Gandía Blasco decidió crear muebles de exterior que tuviesen coherencia con el concepto arquitectónico de su casa en Ibiza.

Algo que se resolvió con la colección Na Xamena, uno de los iconos de la compañía. José ideó un innovador sistema constructivo con perfiles de aluminio anodizado, polietileno y tejido hidrófugo, utilizado en la tapicería de los barcos. A partir de entonces este código forma parte del ADN de la marca, hoy reconocida en todo el mundo.

7. Son capaces de convertir un convento en un centro de cultural

valencia capital diseño
Interior del Centre de Carmen Cultura Contemporània, ubicado en un antiguo convento del siglo XIII. |

La singularidad de ver en un refectorio el fondo de arte de la Universidad Politécnica de Valencia desprende carácter y ganas de trasgredir. Sí, el centro de cultura contemporánea de referencia de la ciudad se sitúa en un convento del siglo XIII. Paradójico y fascinante, desde 2017, en el Centre del Carme lo sacro es solo un continente que alberga el lenguaje artístico del momento. Artes visuales, experimentales, performance, cine, música o arte sonoro pueden disfrutarse, por ejemplo, en los antiguos dormitorios de la institución religiosa.

8. Fabrican cascos que se venden en el MoMA de Nueva York

valencia capital diseño
Así es diseño hipnotizante del casco Closca. |

Cada año, el multimillonario Richard Branson dueño de Virgin Group invita a 50 emprendedores a una suerte de brainstorming que ayude a construir un mundo mejor. Esta vez, el valenciano Carlos Ferrando, fundador de Closca, ha sido el único español que se ha unido a la reunión celebrada en Necker Island, la isla privada del magnate.

Hasta allí, lo ha llevado un casco plegable para quienes van en bicicleta o patinete. Con este objeto que tiene la singularidad de reducir su tamaño hasta el 45% en solo un segundo, nació su start up. Lo han versionado diseñadores como Inma Bermúdez y se vende incluso en el MoMA de Nueva York. La marca también está detrás #citieswithsoul, "un movimiento para quienes soñamos con ciudades más sostenibles y ecológicas. Lugares donde seamos capaces de pensar y crecer”, comentan desde la marca. Stella McCartney y Ecoalf forman también parte de la iniciativa.

Su narrativa sostenible continúa con una botella de agua reutilizable que funcionaría también como objeto decorativo en una de las estanterías del salón. Su singularidad es que se puede ajustar a la bici o al bolso y cuenta con una APP para saber dónde rellenarla en cualquier lugar del mundo.

9. Cuna de una leyenda del Arte Pop

valencia capital diseño
Taburete 'Duplex' creado por Mariscal en 1980. |

Creador de Cobi, la mascota más rentable de la historia de nuestros Juegos Olímpicos, Javier Mariscal es uno de los pesos pesados del diseño valenciano, aunque desde hace años tenga su sede en Barcelona. Ya en los ochenta creaba hitos del diseño de interior como el taburete dúplex, que lo llevaría a colaborar con el grupo Memphis.

También en esa década decidió convertir en objetos a los personajes de su cómic Los Garriris resultando en piezas como la silla que lleva el nombre del tebeo, expuesta en el Museo de Arte Moderno de París. Mariscal es un artista multidisciplinar, al que no hay soporte o disciplina que se le resista. Ilustración, cómic, animación, diseño gráfico, textil, industrial o incluso cerámica. Con este material se ha embarcado en un proyecto solidario junto a la galería El Diluvio Universal.

10. Han llevado las Fallas hasta el desierto de Nevada

Lo que comparten las Fallas y el festival que se celebra en el desierto de Black Rock de Nevada, Burning Man, es que ambos concluyen ardiendo. De ahí que a Miguel Arnaiz y David Moreno, integrantes del ya disuelto colectivo Pink Intruder se les ocurriese llevar una de sus intervenciones hasta el otro lado del Atlántico, donde también rinden culto al fuego.

valencia capital diseño
'Reinaxement', la obra 'fallesca' que Pink Intruder llevó a la última edición del Burning Man Festival. |

Utilizando elementos propios pero con una configuración contemporánea, introdujeron la vanguardia en algo tan castizo como la fiesta valenciana. “En las Fallas hay una especie de conflicto latente entre los que defienden la tradición y quienes defienden los cambios”, cuenta Arnaiz. Asegura que  debate en las calles entre las obras clásicas y las contemporáneas no es algo anecdótico. Uno de sus últimos talleres se ha trasladado hasta Arabia Saudí, paa impartir clases a un grupo de 20 chicas a las que solo les pudo ver los ojos.

Más información