Ojos grandes y cuello fino, así se ve a sí misma Najwa Nimri

La actriz Najwa Nimri y su autorretrato.
La actriz Najwa Nimri y su autorretrato.Daniel Ochoa de Olza y María Arranz

Un primer plano en blanco y negro y un autorretrato a rotulador son la base de esta serie de verano. Un proyecto entre lo artístico y lo psicológico que intenta trazar una frontera: aquella que separa la imagen real de los personajes y la que ellos tienen de sí mismos

TRAS LA SESIÓN de fotos, Najwa se dibuja al ritmo de una conversación imaginaria entre sus pensamientos y el papel en blanco que le ha facilitado el fotógrafo. La actriz primero pinta un flequillo tupido y ultraliso. Lo mira risueña y, para que no parezca un gorro, hace que vuele con su imaginación. Consciente del poder de su mirada, traza unos ojos grandes y expresivos con unas cejas locas sobre unos párpados inmensos. Luego, al deslizar el rotulador hacia sus labios aparece una nariz pizpireta que señala hacia su media sonrisa y con cinco tímidas líneas cierra el óvalo rectangular de su cara. Una mirada más y perfila un fino cuello de muñeca que esconde la misteriosa voz con la que canta. Antes de acabar el autorretrato, sueña y garabatea un corazón que late estrellas llenas de vida. Una interpretación de película que firma sin darse importancia.

Sobre la firma

Carmen Guri

Es editora gráfica de El País Semanal. Antes en El Viajero, Babelia y el diario EL PAÍS donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera profesional.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS