Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los colores de los noventa vuelven a la playa

Mango Man colabora con Mistral, la mítica marca de surf, para recuperar el espíritu desprejuiciado de aquella época

moda playa
En este chapuzón de nostalgia de Mango Man y Mistral, las sudaderas de colores neón y los pantalones gráficos funcionan tanto en la playa como en la calle.

Sin pretenderlo, a finales de los ochenta Mistral encontró la fórmula para trascender del ámbito náutico a la moda urbana. Sus prendas de colores vibrantes y tejidos técnicos se convirtieron en el estandarte de una generación fascinada por la estética preppy y la cultura pop. Su ropa pronto llegó a la calle y eran tan gráfica y reconocible que incluso se empezó a utilizar el nombre de la marca para definir un estilo concreto, el estilo Mistral. Porque si algo caracteriza a la firma suiza es su capacidad de romper con lo establecido.

Mistral fue la primera firma en llenar la costa de tablas de winsurf con velas de colores.
Mistral fue la primera firma en llenar la costa de tablas de winsurf con velas de colores.

Creada en 1972, Mistral fue sinónimo de windsurf antes que de moda. Su fundador, el diseñador Ernstfried Prade, vio por primera vez una tabla así en una revista estadounidense. Fascinado por aquel invento de Newman Darby –un pintor de carteles de Pensivalnia que tuvo la ocurrencia de ponerle una vela a su tabla surf, frustrado porque las olas del lago que había cerca de su casa no eran lo bastante grandes como para cabalgarlas– empezó a trabajar sobre ese diseño.

No solo innovó en tecnología y materiales –suyo es el primer shortboard, una tabla de alto rendimiento y velocidad solo apta para profesionales–, Prade tuvo la idea de cubrir de colores el blanco de las velas, coronándolas con su famoso logo. También los miembros del equipo Mistral World Cup, formado por deportistas tan populares como Robby Naish, se convirtieron en héroes locales. Todos querían sus tablas de windsurf –en 1980 se llegaron a vender 260.000 unidades– y la Mistral, un diseño realizado en 1989, fue incluso la vela oficial de esta disciplina en tres Juegos Olímpicos.

Lo mismo ocurrió con las prendas que poco a poco fue incorporando a su catálogo. Un reflejo más de la pasión por el deporte, la innovación y el tipo de vida costera y relajada que defendía la firma. En un inteligente ejercicio de nostalgia, ante este revival de las firmas deportivas de los noventa, Mango Man rememora esta temporada el esplendor de la casa suiza. El objetivo de la colaboración, aseguran los responsables, es explorar nuevas áreas de trabajo y conquistar tanto el asfalto como la playa. El resultado es una colección limitada de treinta piezas veraniegas, que bucea en los archivos de la mítica marca para recuperar el espíritu desprejuiciado de aquella época.

Como uno de los grandes impulsores del windsurf, Mistral creó el equipo Mistral Word Cup, en el que compitieron deportistas famosos como Robby Naish.
Como uno de los grandes impulsores del windsurf, Mistral creó el equipo Mistral Word Cup, en el que compitieron deportistas famosos como Robby Naish.

A simple vista, las prendas conjugan el auge del streetwear con el ansia de perderse en altamar. Hay cazadoras técnicas en rojos y azules brillantes, sudaderas de colores flúor y camisetas que abrazan la logomanía con el sello de esta colaboración en el pecho. Aquellos estampados atrevidos que conquistaron a toda una generación se plasman ahora sobre camisas de manga corta y bañadores tan noventeros que podrían haber salido de los bastidores de Salvados por la campana o Los rompecorazones. De cerca, detalles como los forros impermeables, las sujeciones técnicas o las cintas de neopreno, recuerdan la naturaleza funcional de la ropa Mistral.

También los complementos han pasado por el filtro de la memoria. Así, las fundas impermeables de móvil o las cintas para sujetar las gafas de sol, conviven con unas carteras de velcro de diseño multicolor y gracia adolescente. Por supuesto, no faltan los accesorios clave de la temporada: unas riñoneras de estilo retro y gorros de pescador reversibles que, esta vez sí, querrás conservar en el armario por lo que pueda pasar en el futuro.

En moda todo vuelve, solo cambia la forma de llevarlo. Por eso las riñoneras de Mango Man x Mistral se pueden llevar cruzadas y los gorros de pescador son reversibles.
En moda todo vuelve, solo cambia la forma de llevarlo. Por eso las riñoneras de Mango Man x Mistral se pueden llevar cruzadas y los gorros de pescador son reversibles.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información