Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La imparable feminización del armario masculino

La Semana de la Moda para hombre en París confirma el giro inexorable de las firmas de lujo hacia prendas y cortes propios del género opuesto.

semana de la moda paris
Desfile primavera / verano 2020 de Valentino en la Semana de la Moda de París.

La moda masculina vive tiempos de cambios. Tras el pronunciado giro hacia un estilo urbano y casual, que ha llevado prácticamente a enterrar el traje en nombre de un dogma fundamentado en la camiseta y las maxideportivas, se produce otro vuelco en paralelo: la rígida frontera que solía separar los géneros se diluye cada vez más. Lo demuestran los desfiles celebrados esta semana durante la semana de la moda masculina en París, dedicada a las colecciones de la próxima primavera-verano. En ellas, los colores, texturas y materiales parecen confirmar un cambio de paradigma que lleva años gestándose.

El influyente Virgil Abloh, director creativo de la línea masculina de Louis Vuitton y líder espiritual de hordas de consumidores milénicos, lo ha atestiguado con su nueva colección, presentada el jueves en una plazoleta de la isla de la Cité, a pocos metros de la catedral de Notre Dame, todavía convaleciente tras el incendio del mes de abril. Los invitados se sentaron en las terrazas de los cafés de ese rincón del París más turístico, entre vendedores ambulantes de crêpes, helados y souvenirs con el logo de la firma a la vista. El leit motiv del desfile fueron las flores, que aparecieron en estampados y bordados, colocadas en sombreros de paja o incrustadas en una nueva versión del mítico arnés que Abloh presentó en su primera colección para la marca francesa.

Desfile de moda masculina Louis Vuitton primavera  verano 2020.
Desfile de moda masculina Louis Vuitton primavera / verano 2020.

El diseñador de Chicago partió de una silueta previsiblemente holgada y de espíritu urbano, pero la alternó con tonos pastel, transparencias inesperadas, trencas de vinilo, delicados lazos que decoraban prendas y accesorios e incluso algunos modelos de falda-pantalón. Su colección también hizo guiños al ADN viajero de la marca, que empezó vendiendo baúles y maletas en el París decimonónico. Algunos modelos cargaban con mochilas alpinas de boy scout y otros lucían bolsas superpuestas en bandolera, como si fueran hombres orquesta que hubiesen sustituido sus instrumentos por un sinfín de accesorios. Otros parecían niños atados a sus cometas, algo así como encarnaciones modernas de Ícaro que soñaban con echarse a volar.

Valentino también optó por el tema del viaje como inspiración, un recurso clásico en las colecciones estivales. El mérito es que no cayera en ningún lugar común. El diseñador Pierpaolo Piccioli sigue en su mejor momento creativo. Esta vez presentó camisas y chaquetas repletas de paisajes inspirados en la literatura fantástica, escenarios posapocalípticos diseñados por el artista británico Roger Dean. Sin enmarcarse tan explícitamente en lo femenino como Abloh, Piccioli también tomó algún préstamo del vestuario de mujer en una colección donde abundan los cortes anchos y largos. Lo demostraban sus tonos estridentes de naranja y violeta, que combinó con negros, marrones y grises en una chillona interpretación del estampado militar de camuflaje. Además, propuso túnicas indias de estilo kurta, gabardinas con pliegues bicolor y capas dramáticas, que no quedaban tan lejos de las que el fundador de la marca italiana solía diseñar, en otro tiempo, para las grandes divas.

Desfile primavera  verano 2020 de Dries Van Noten.
Desfile primavera / verano 2020 de Dries Van Noten.

Dries Van Noten lleva décadas transitando por la delgada línea que separa a los armarios de hombre y mujer, aunque nunca a través del calco más burdo. Consciente de que por fin tiene el viento a favor, en esta época tan propicia a la fluidez, el diseñador belga parece extremar esa apuesta en su nueva colección. En ella también abundan las flores, como girasoles, lirios e hibiscos, además de falsas pieles de cebra, tigre y leopardo. Hasta sus camisetas imperio, prenda hipermasculina desde tiempos de Marlon Brando, se ven feminizadas con escotes balcón y un tul semitrasparente. Marcas más pequeñas, como Phipps o Bode, que debutaban en esta semana de la moda, tomaron caminos similares. La primera, fundada en París por el diseñador californiano Spencer Phipps, presentó túnicas para hombre que se vestían con chaquetas extragrandes, mientras que la segunda, impulsada por la también estadounidense Emily Adams Bode, hizo desfilar a sus andróginos modelos con zapatillas de ballet.

El diseñador español Alled-Martínez debutó en París con el que ya se ha convertido en su seña de identidad: un sofisticado tejido de punto que convierte en conjuntos de falso ‘denim’ y trajes dignos de Mick y Bianca Jagger a la vez.
El diseñador español Alled-Martínez debutó en París con el que ya se ha convertido en su seña de identidad: un sofisticado tejido de punto que convierte en conjuntos de falso ‘denim’ y trajes dignos de Mick y Bianca Jagger a la vez.

En medio de ese paisaje también apareció otro enemigo declarado de la llamada gran renuncia masculina, ese momento en el siglo XIX en el que los hombres prescindieron de ornamentos y colores vivos. Alejandro Gómez Palomo lanzó un nuevo ataque contra los códigos clásicos del armario masculino a base de volantes, ganchillos con pedrería y corsés de vinilo. La moda española también estuvo representada por Alled-Martínez, la marca del diseñador catalán Archie Alled, de 28 años, ganador del último premio LVMH en la categoría de graduados. Se estrenó en París con una colección inspirada en la vida nocturna en la capital francesa a finales de los 70, cuando dandis decadentes como Jacques de Bascher deambularon por los clubs más sórdidos. Alled neutraliza el binarismo de género sin golpes de efecto, con una inusual apuesta por la sastrería de punto. “No hay nada rompedor en vestir al hombre con prendas icónicamente femeninas. Mi propuesta es usar el tejido y la técnica”, sostiene el diseñador, confirmando que vivimos un tiempo extraño y excitante para la moda masculina.

Un instante del desfile parisino de 'Pompeii', la colección primavera  verano 2020 de la firma española Palomo Spain.
Un instante del desfile parisino de 'Pompeii', la colección primavera / verano 2020 de la firma española Palomo Spain. Getty Images

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información