Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sonrisa

Ese informe médico convertía en pura idiotez todo cuanto había leído en la sala de espera

Sala de espera en un hospital de Granada.
Sala de espera en un hospital de Granada. EUROPA PRESS

En la antesala del oncólogo está sentado el paciente a la espera del resultado de la biopsia. Para mitigar su angustia el paciente se ha puesto a hojear las revistas manoseadas y algún diario que había en una mesa. En el National Geographic pudo leer cómo se las gastan las criaturas del reino animal. Ante sus ojos se sucedieron imágenes de serpientes e insectos venenosos, de guepardos descuartizando gacelas, de las hazañas casi humanas que ya realizan algunos monos. A continuación, en una revista del corazón contempló princesas en sus mansiones y a unos niños rubios retozando en praderas de esmeralda y también fiestas en popas de fastuosos yates, bodas y divorcios de famosos, funerales de lujo en los que apetecía ser el muerto. Los titulares de la primera página del periódico traían el nauseabundo mercadeo que se llevan los políticos con sus pactos. Se negó a que semejante obscenidad le añadiera más angustia a la que ya sentía y para ello escogió una revista de divulgación científica donde el paciente leyó que en el año 2045 la inteligencia artificial habrá sobrepasado a la de nuestro cerebro y a partir de entonces el ser humano podrá ser inmortal, pero ahora todavía era junio de 2019 y, llegado el momento, la enfermera pronunció en voz alta su nombre y el paciente se vio sentado ante el doctor, quien tenía el resultado de la biopsia sobre la mesa. En el silencio neumático que se produjo entre los dos el paciente pensó que ese informe convertía en pura idiotez todo cuanto había leído en la sala de espera. El doctor abrió el sobre y antes de pronunciar el veredicto miró fijamente al paciente a los ojos y sonrió de forma ambigua, equívoca, enigmática. Dentro del silencio esa sonrisa contenía el pasado y el futuro, el bien y el mal, la vida y la muerte. Formaba parte de la materia oscura con la que está construida el alma humana.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >