Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Retrato fotográfico del miedo a volar

Retrato fotográfico del miedo a volar

8 fotos

Compañeros de viaje que son extraños. Pilotos desconocidos con cientos de vidas en sus manos. Estrés, angustia. El miedo a viajar en avión, retratado como una pesadilla con tintes cinematográficos.

  • “Nos sentamos, literalmente, suspendidos en la atmósfera en medio de extraños”.
    1“Nos sentamos, literalmente, suspendidos en la atmósfera en medio de extraños”.
  • Una mujer mira al infinito junto al fuselaje abandonado de un avión de pasajeros.
    2Una mujer mira al infinito junto al fuselaje abandonado de un avión de pasajeros.
  • En sus imágenes, Besana construye el relato a través de los diferentes roles a bordo de un avión.
    3En sus imágenes, Besana construye el relato a través de los diferentes roles a bordo de un avión.
  • Retratos de pasajeros durante el vuelo.
    4Retratos de pasajeros durante el vuelo.
  • "Durante mi vida como fotógrafa, conocí a muchas personas con fobia a volar y que en ocasiones tienen que hacerlo por trabajo", explica Guia Besana, la autora de estas imágenes.
    5"Durante mi vida como fotógrafa, conocí a muchas personas con fobia a volar y que en ocasiones tienen que hacerlo por trabajo", explica Guia Besana, la autora de estas imágenes.
  • En esta imagen perturbadora, la fotógrafa retrata a una pasajera ficticia de un vuelo siniestrado en alta mar. Sujeta en sus manos objetos de su vida en tierra firme: una butaca de cuero acolchada y una lámpara.
    6En esta imagen perturbadora, la fotógrafa retrata a una pasajera ficticia de un vuelo siniestrado en alta mar. Sujeta en sus manos objetos de su vida en tierra firme: una butaca de cuero acolchada y una lámpara.
  • Dos mujeres frente a un fuselaje abandonado.
    7Dos mujeres frente a un fuselaje abandonado.
  •   Odio volar   Este relato fotográfico nace de mi miedo a volar. Monté por primera vez en avión a los cuatro o cinco años. Había tormenta y mi madre estaba asustada. No recuerdo mi experiencia, pero sí a ella. Sabía que mis hermanos viajaban en barco con mi padre y sentí la separación. Creo que ese trasfondo tejió lentamente mi miedo. Durante mi vida como fotógrafa, conocí a muchas personas con fobia a volar y que en ocasiones tienen que hacerlo por trabajo. Yo también lo hago. Cuando comprendí que viajar en avión genera miedo y ansiedad a una gran cantidad de gente, sentí la necesidad de crear imágenes relacionadas. Con esta serie,  Carry On , me enfrento metafóricamente a conceptos como existencia, control y tiempo a través de la idea del miedo al vuelo: tiempo que nos preocupa no vivir plenamente, vidas que confiamos a un piloto que no conocemos y que sentimos que podrían ser interrumpidas de repente. Se trata de la inquietud de no ser dueños de los acontecimientos en un mundo donde tratar de tener el control se ha convertido en una compulsión. Llevamos nuestras emociones con nuestro equipaje de mano.
    8
    Odio volar
    Este relato fotográfico nace de mi miedo a volar. Monté por primera vez en avión a los cuatro o cinco años. Había tormenta y mi madre estaba asustada. No recuerdo mi experiencia, pero sí a ella. Sabía que mis hermanos viajaban en barco con mi padre y sentí la separación. Creo que ese trasfondo tejió lentamente mi miedo. Durante mi vida como fotógrafa, conocí a muchas personas con fobia a volar y que en ocasiones tienen que hacerlo por trabajo. Yo también lo hago. Cuando comprendí que viajar en avión genera miedo y ansiedad a una gran cantidad de gente, sentí la necesidad de crear imágenes relacionadas. Con esta serie, Carry On, me enfrento metafóricamente a conceptos como existencia, control y tiempo a través de la idea del miedo al vuelo: tiempo que nos preocupa no vivir plenamente, vidas que confiamos a un piloto que no conocemos y que sentimos que podrían ser interrumpidas de repente. Se trata de la inquietud de no ser dueños de los acontecimientos en un mundo donde tratar de tener el control se ha convertido en una compulsión. Llevamos nuestras emociones con nuestro equipaje de mano.