MacKenzie Bezos se compromete a donar la mitad de su fortuna en vida

La exesposa del fundador de Amazon, tercera mujer más rica del mundo, se une así a la iniciativa Giving Pledge, liderada por Bill Gates y Warren Buffetf

Jeff Bezos, fundador de amazon, con su entonces esposa, MacKenzie, en Berlín en abril de 2018.
Jeff Bezos, fundador de amazon, con su entonces esposa, MacKenzie, en Berlín en abril de 2018.Jörg Carstensen (Getty Images)
Más información

MacKenzie Bezos empieza a reorganizar su vida. Y lo hace desmarcándose de la filosofía que siguió mientras estuvo unida a Jeff Bezos, el patrón de Amazon y su exmarido desde hace pocos meses. Ella ha decidido dejar su propia huella en el ámbito filantrópico y ha estampado su firma en Giving Pledge, la iniciativa que lideran desde hace más de una década el gurú tecnológico Bill Gates y el inversor Warren Buffett —la segunda y cuarta fortunas del planeta, respectivamente—, que les compromete a donar en vida la mayor parte de sus fortunas. Una acción de la que no forma parte Jeff Bezos, el hombre más rico del mundo.

En la carta que acompaña su promesa, MacKenzie Bezos deja clara cuál es su visión. La filantropía, en sus palabras, es un proceso que toma su tiempo, esfuerzo y que debe hacerse con sumo cuidado, de una manera reflexiva. Pero también dice que no va a esperar más para poner a funcionar los 36.600 millones de dólares (más de 31.300 millones de euros) en los que se estima actualmente su patrimonio personal.

A partir de ahí afirma con rotundidad que donará su fortuna “hasta que la caja fuerte esté vacía”. MacKenzie y Jeff Bezos anunciaron que se divorciaban el pasado enero, tras 25 años de matrimonio. En ese momento, el patrón del portal de comercio electrónico tenía una riqueza de unos 164.000 millones, según la valoración bursátil que tenían las acciones de Amazon y otros activos.

Cuatro meses después, la expareja llegó a una solución amistosa para consumar el divorcio. MacKenzie se quedó con una cuarta parte de las acciones que tenían en Amazon, la compañía que ambos crearon y en la que juntos controlan el 16% del capital. Conforme ese reparto, quedó como propietaria del 4% de la compañía y cedió a su exmarido todos los intereses en The Washington Post y en la compañía espacial Blue Origin.

“Hay multitud de recursos que cada uno de nosotros puede sacar de la caja fuerte para compartir con otros”, reflexiona en la misiva. Y lo hace refiriéndose no solo al dinero, sino también al tiempo, la atención, el conocimiento, la paciencia, la creatividad, el talento, el humor y la compasión. Para después calificar de “desproporcionada” la cantidad de dinero que amasa tras su divorcio.

MacKenzie, considerada una de las tres mujeres más ricas del mundo, es una firme creyente del principio de devolver a la sociedad lo que esta les ha dado. Y ese es el pilar sobre el que se sustenta Giving Pledge. Buffett y el matrimonio Gates lanzaron esta iniciativa altruista hace nueve años con 40 signatarios. Ahora la integran 204 personas.

MacKenzie Bezos explica que esta iniciativa le abrió los ojos al mostrarle que debe “hacer uso de sus ideas ahora”. También cita un pasaje del libro The Writing Life, de Annie Dillard, que le inspiró cuando era estudiante universitaria y en el que se menciona expresamente ese impulso: “Cualquier cosa que no des libremente y en abundancia se convierte en una pérdida”. En su nueva etapa filantrópica, MacKenzie —que ocupa el puesto 22º en la clasificación de grandes fortunas de Bloomberg— insiste en el valor que tiene “actuar rápido” por el efecto multiplicador que tiene dar y servir. “Nada tiene un efecto más positivo”, concluye en la misiva en la que expone su compromiso. Su exmarido aplaudió el anuncio con un mensaje en que se declara “orgulloso” de la iniciativa de su antigua mujer.

La fortuna del fundador de Amazon se estima actualmente en 114.000 millones. Durante sus años como pareja ambos fueron muy selectivos a la hora de canalizar su dinero hacia actividades que no estuvieran relacionadas con los negocios. El último gran proyecto del matrimonio fue crear un fondo de 2.000 millones para asistir a familias sin hogar y financiar centros de enseñanza prescolar en comunidades desfavorecidas.

Lo anunciaron el pasado septiembre, solo una semana después de que Amazon lograra una capitalización bursátil de un billón de dólares. La iniciativa la bautizaron Day One Fund, en línea con el mantra que sigue el empresario: trabajar duro siempre como si fuera el primer día. Ambos proclamaron al presentar la iniciativa que si sus bisnietos no tienen una vida mejor que las personas de su generación, “es que algo ha ido mal”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción