Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Netflix se embarca en la moda junto a Juan Duyos

El diseñador crea su primera colección crucero por encargo de la plataforma e inspirándose en la serie 'Alta Mar'

El diseñador Juan Duyos en su estudio de Madrid.rn
El diseñador Juan Duyos en su estudio de Madrid.

Un barco de ensueño zarpa de la oscura España de los cuarenta rumbo al exótico Río de Janeiro. A bordo, glamurosos pasajeros y sus atareados criados dedican sus días a ver el tiempo, y el mar, pasar, pero también a resolver los misteriosos crímenes que se suceden uno tras otro. Hace dos décadas, este habría sido el argumento de la película. Hace unos días, en cambio, se convertía en el de una serie: Alta Mar, estrenada en Netflix el 24 de mayo. Y hoy, en un momento en que todas las disciplinas artísticas se juntan y entremezclan unas con otras, se convierte en el hilo conductor de una colección de moda ligada, precisamente, a esa serie.

La idea fue de la propia plataforma de contenidos y el ejecutor ha sido Juan Duyos, diseñador de amplio bagaje, con más de dos décadas de experiencia en el mundo de la moda, habitual de la pasarela madrileña y que ha vestido desde a Candela Peña para los Oscar hasta a la reciente ganadora del Goya a Mejor actriz revelación, Eva Llorach, o a la reina Letizia. La línea que ha ideado es, para rizar el rizo, una colección crucero, es decir, de las que crean las grandes firmas de moda para quienes, en temporada de invierno, viajan a destinos cálidos o se embarcan en el mar (de ahí su nombre). Por tanto, suelen ser más ponibles y menos artísticas que las tradicionales de la pasarela.

Es el caso de la veintena de prendas creadas por Duyos. Se trata de vestidos fluidos, piezas festivas cargadas de lentejuelas, abrigos ligeros o de un llamativo dos piezas de tweed. Los tejidos y colores se adecúan al tono de la serie: desde los rojos preferidos por la clase alta hasta una degradación de tonos azules, acordes con el Atlántico. "Es mi primera colección de este tipo", explica el diseñador en su luminoso estudio del centro de Madrid. "Me llamó Netflix y en mi cotidianidad me sorprendió", reconoce. La idea se ha gestado en apenas un par de meses, y siempre con total libertad por parte del diseñador. "Yo lo que sé hacer es moda, entonces lo que se me ocurrió, lo que me pegaba más, fue una colección de crucero", relata. "Creo que era necesaria en mi carrera, y basta que te den el empujoncito...", cuenta.

Las actrices Laura Prats, Natalia Rodríguez (sentada) y Begoña Vargas, en el estudio del diseñador Juan Duyos en Madrid. ampliar foto
Las actrices Laura Prats, Natalia Rodríguez (sentada) y Begoña Vargas, en el estudio del diseñador Juan Duyos en Madrid.

"Con Alta Mar vimos que había un ángulo muy atractivo desde la estética para atraer al mundo de la moda", explica Cristina Sancho, la responsable de marketing de la serie. "Tuvimos la oportunidad de hablar con Juan Duyos y todo fluyó. Es una colección distinta, diferente a colaboraciones que hemos hecho con Stranger Things o Élite", explica Sancho en referencia a otras series de la plataforma de las que se han creado camisetas o sudaderas que sí se han vendido en grandes cadenas.

Porque Juan Duyos diseña a medida y bajo encargo. Sus prendas no están en tiendas ni online. Él no quería renunciar a esa esencia por este encargo y Netflix tampoco se lo pidió: le dejó escoger el formato de la colaboración y, obviamente, le ayudó económicamente, pese a que las cifras se mantienen en la confidencialidad. "Lo nuestro es la costura, las tiendas ya aportan suficiente moda rápida. No es una compra de impulso, no entramos en el modelo See now, buy now [lo veo, lo compro]", reflexiona. Este miércoles, Duyos presenta los diseños en un exclusivo desfile en un teatro de Madrid. En este caso, en principio, no estarán disponibles, puesto que han sido realizados por encargo de Netflix, pero habitualmente una prenda de este tipo tarda alrededor de un par de meses en confeccionarse y los precios oscilan entre 1.200 y 3.000 euros, cifras habituales de los talleres de costura.

La inspiración ha venido de los años cuarenta, el mar o el propio Río de Janeiro, destino del Bárbara de Braganza de la ficción. Y también de tres de las actrices de la serie: Laura Prats, que interpreta a Clara, la sensual cantante del barco; Natalia Rodríguez, la altanera y alcohólica Natalia, hermana del propietario de la naviera; y Begoña Vargas, la joven y no tan inocente doncella Verónica.

Las tres acuden al estudio del modisto, entusiasmadas con las prendas. Les gustaría poder lucirlas en la segunda temporada de Alta Mar, recién confirmada por Netflix. Por ahora, las vestirán en un fashion film —un cortometraje donde la moda es el centro— que se estrenará a principios de junio con el navío y las tres jóvenes como protagonistas. Otra vuelta de tuerca a la historia de ese barco que zarpó rumbo a Río y que parece haber llegado a muchos otros puertos.

Fe de errores

En una primera versión de este texto se especificaba que la línea crucero de Juan Duyos se podría comprar por encargo. Sin embargo, las prendas no estarán a la venta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >