Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sidney Toledano: “Las mujeres tienen grandes ambiciones; los hombres, grandes egos”

El presidente y consejero delegado de la división de moda de LVMH desmonta tópicos sobre el futuro de la moda en el FT Businnes of Luxury Summit que se ha celebrado en Madrid

Sidney Toledano, CEO de LVMH, en las jornadas organizadas por el 'Financial Times' en Madrid.
Sidney Toledano, CEO de LVMH, en las jornadas organizadas por el 'Financial Times' en Madrid.

Sidney Toledano, el que fuera consejero delegado de Dior durante más de 20 años y ahora presidente y consejero delegado de la división de moda de LVMH –el mayor conglomerado de empresas del lujo del mundo– es uno de los hombres más poderosos de la industria de la moda. En su paso por el encuentro FT Business of Luxury Summit celebrado en Madrid el pasado lunes y martes quiso desmontar algunos de los tópicos que sobrevuelan este sector: desde la dictadura de los millennials hasta la desaparición de las tiendas físicas.

Parece que cada vez más marcas se dirigen fundamentalmente a los millennials ¿Están realmente revolucionando la moda?

En absoluto. Es verdad que hace treinta años las nuevas generaciones tenían menos capacidad económica para comprar productos de lujo, y que hoy, en países como China y Estados Unidos, se han convertido en un grupo de consumidores muy poderoso. Pero obsesionarse con ellos tiene un reverso peligroso: bajar el nivel de tu producto. Es fácil hacer camisetas con la marca impresa que cuestan mucho más que cualquier otra, pero los millennials son por definición infieles. Hoy aman una marca y mañana, otra. Así que si quieres construir una base sólida de compradores, mejor no entres en ese juego.

La venta online está obligando a las marcas a reforzar la oferta de sus tiendas físicas para seguir atrayendo a los clientes, ¿terminarán siendo como embajadas, una herramienta de imagen y representación?

Si te centras solo en la experiencia online estás perdiendo el contacto físico con el consumidor y es fundamental. Es como cuando tienes un problema en tu empresa: no lo vas a solucionar encerrado en un despacho haciendo números. Tienes que salir y hablar con tus clientes, tus proveedores, tu equipo.

Unos equipos en los que, también en el sector de la moda, las mujeres son todavía minoría aunque el grueso de sus compradoras sean mujeres.

En LVMH España el 47% de nuestras ejecutivas son mujeres. Y yo fui el que decidió poner a frente de Dior a una mujer por primera vez en su historia: Maria Grazia Chiuri. Son muy buenas consejeras delegadas, porque los hombre tienen un gran ego, pero ellas tienen ambiciones grandes y yo prefiero lo segundo.

También en la forma en la que la mujer es presentada, la industria de la moda ha ido por detrás de la sociedad ¿Es la diversidad la asignatura pendiente del lujo?

En absoluto. La moda esta mucho más avanzada en términos de diversidad que otras industrias como la del automóvil. El problema es que estamos mucho más expuestos y es mucho más fácil analizar nuestras campañas, desfiles, decisiones. De cualquier forma se trata de un asunto delicado y entra dentro de la competencia de un buen consejero delegado el aconsejar y hacer reflexionar a los diseñadores sobre esta necesidad.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >