Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El agente de Britney Spears asegura que no está en condiciones de volver a cantar

“Aún no está preparada ni física ni mentalmente. Si no se recupera, nunca volverá", dice Larry Rudolph sobre la artista, que ingresó en un centro psiquiátrico el pasado mes

Britney Spears en uno de sus últimos conciertos en Las Vegas, en noviembre.
Britney Spears en uno de sus últimos conciertos en Las Vegas, en noviembre.

Britney Spears podría estar ante el final de su carrera como cantante. Así lo ha asegurado su representante, Larry Rudolph, al portal estadounidense TMZ: “No quiero que vuelva a trabajar hasta que esté preparada física y mentalmente. Si no se recupera, [ella] nunca volverá. Estoy aquí para cuando ella quiera trabajar. Y, si alguna vez quiere volver, estaré aquí para decirle si es una buena idea o no”.

Spears, de 37 años, ingresó a principios de abril en una clínica de salud mental por la ansiedad que que le ha provocado la enfermedad de su padre, Jamie Spears, que en los últimos meses ha sido sometido a dos operaciones del intestino y el colon. Los problemas de salud de su padre ya provocaron que a principios de enero la cantante suspendiese de forma "indefinida" todas sus actuaciones. Spears tenía previsto empezar en febrero su segundo espectáculo permanente en Las Vegas, llamado Britney: Domination, con 32 shows programados entre febrero y agosto y con el que, según People, se iba a embolsar medio millón de dólares por actuación. La residencia quedó suspendida "hasta nuevo aviso".

Rudolph no es el encargado de la tutela de Britney Spears, por tanto no está en sus manos la decisión final, pero asegura que basa sus opiniones en la información médica que recibe de la artista y que afecta directamente a su carrera. “El verano pasado, cuando ella quería hacer una gira, me llamaba todos los días. Estaba emocionada. Ahora no me ha llamado en meses. Claramente, no quiere actuar por el momento”, dice. Al mismo tiempo, admite estar feliz de que Britney Spears "no esté pensando en su negocio y en su carrera y esté lidiando con sus problemas. Al no llamarme, me dice que se está cuidando”.

La enfermedad del padre de Britney Spears fue decisiva para la salud mental de la cantante, que se vio perjudicada en plenos ensayos de la residencia de Las Vegas. “Fue la tormenta perfecta. Tuvimos que detener su programa porque sus medicamentos dejaron de funcionar y estaba angustiada por la enfermedad de su padre”, explica.

El padre de Spears tuvo un importante rol en los momentos más duros de la vida de la cantante, asumiendo su tutela cuando a principios de 2008 fue ingresada en un psiquiátrico y perdió la custodia de sus hijos. Entonces Jamie Spears fue quien asumió el cuidado de los pequeños, Sean Preston (2005) y Jayden James (2006), que Britney tuvo con el bailarín Kevin Federline, de quien se divorció en 2007.

Desde que en 1999 publicó su primer álbum Baby…One More Time, Rudolph ha acompañado a Spears durante la mayor parte de su carrera. “He estado con ella durante dos tercios de su vida. La considero una hija. Es muy emotivo para mí…y muy duro. Personalmente, quiero que ella encuentre un lugar tranquilo y feliz. Ya no se trata de una carrera, se trata de la vida”, ha contado el mánager también a Variety.

El último ingreso en el hospital psiquiátrico el pasado mes ha preocupado a los seguidores de Britney Spears, que le han mostrado todo su apoyo a través de las redes sociales. Una preocupación que se vio incrementada después de unas imágenes en las que se veía a la artista con un aspecto demacrado en una de sus salidas del centro. Esto provocó que la propia cantante acudiera a las mismas plataformas para tranquilizar a sus fieles. “Hola, chicos, para todos los que estáis preocupados, todo está bien, mi familia ha pasado por mucho estrés y ansiedad últimamente y necesitaba tiempo para lidiar con ello. No os preocupéis, volveré muy pronto”, comentó en uno de sus vídeos.

Rudolph también ha querido dirigirse a los seguidores de la artista, a los que les ha agradecido su amor pero les ha pedido calma en todo este proceso. "Entiendo lo mucho que estos seguidores la aman y la apoyan, y eso me encanta. La parte que me preocupa es que no tiene una base objetiva. Los problemas personales con los que Britney está tratando son muy complicados y la tutela está ahí por una razón. Los tribunales del estado de California toman esto muy en serio. Espero que la gente le permita tener su tiempo privado", dice el mánager. Y concluye: "Ella tiene que ser civil por un tiempo. Ha dado mucho, hay que darle tiempo".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >