Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Britney Spears, irreconocible durante una salida del centro psiquiátrico

La cantante se internó hace 20 días voluntariamente por "problemas mentales y emocionales difíciles"

La cantante Britney Spears, en París, en 2018. En vídeo, las razones del ingreso de la estadounidense.

Las muecas de Britney Spears marcan su carrera. Este fin de semana, 12 años después de la crisis que sufrió frente a los paparazis —que la llevó a raparse la cabeza o amenazar a los periodistas con un paraguas—, su imagen ha vuelto a hacer saltar las alarmas. El pasado domingo, la cantante estadounidense de 37 años fue vista fuera del centro psiquiátrico en el que se internó voluntariamente hace 20 días. Iba con su novio, el entrenador personal Sam Asghari, de 25 años y se disponía a disfrutar de un día libre, según informaron fuentes cercanas a la cantante a Page Six.

Las imágenes han dado la vuelta al mundo porque recogen la primera vez que la cantante aparece ante los medios desde su internamiento. Se trata de unos escasos segundos en los que se le ve saliendo del Hotel Montage en Beverly Hills (Los Angeles, California), ataviada con un vestido corto rojo, sandalias, un bolso negro y el pelo suelto. Todo bastante normal si no fuera por su mirada perdida e, incluso, atemorizada. “Britney está pasando por un momento duro tratando de lidiar con los problemas de salud de su padre”, aseguraban esas mismas fuentes al portal estadounidense. “Britney no ha estado bebiendo o drogándose ni nada por el estilo, solo está sufriendo problemas mentales y emocionales difíciles”, agregaban. Pese a que en multitud de ocasiones los paparazis han fotografiado a Spears con aspecto desaliñado, la cara opuesta a la que muestra en videoclips y actuaciones, nunca ha parecido tan aturdida o desorientada como hasta ahora.

Jamie Spears, de 66 años, padre de la cantante, fue operado de urgencia a finales de 2018 por una ruptura de colon que casi le cuesta la vida. En enero, la intérprete de Toxic anunció que pospondría indefinidamente su segunda estancia de conciertos en Las Vegas programada entre febrero y agosto de este año para cuidar de él, de quien, ha asegurado en múltiples ocasiones, se siente muy unido. “Quiero estar con mi familia en este momento, tal y como ellos han estado para mí”, confesaba a la revista People. Aunque su padre ya se va recuperando, la situación ha generado en su hija mayor un estado de ansiedad con el que ha sido incapaz de lidiar. Hasta el punto de que ha necesitado ayuda psicológica permanente en la institución mental, cuyo nombre no ha trascendido. 

¡Liberad a Britney!

Durante los últimos días, el hashtag #FreeBritney se ha extendido entre los seguidores de la cantante en redes sociales, en una campaña para cuestionar si la cantante permanece en la clínica contra su voluntad. Su madre, Lynn Spears, ha alimentado la especulación al dar me gusta a varias de esas publicaciones con el hashtag, aunque no se ha manifestado sobre el estado de su hija o de su exmarido.

Hace 12 años fue su padre quien se centró en cuidar a la estrella tras los problemas mentales y las adicciones que sufrió. Jamie Spears se convirtió en el tutor legal de la artista y obtuvo la custodia de su dos hijos, Sean Preston (2005) y Jayden James (2006), fruto del matrimonio de la diva con el bailarín Kevin Federline, de quien se divorció en 2007.

La última publicación de la estrella en Instagram, donde acumula casi 22 millones de seguidores, era una frase motivacional centrada en el amor y la salud mental: “Enamórate cuidando tu mente, tu cuerpo y tu espíritu”. Parece que la cantante está en ello.

Ver esta publicación en Instagram

We all need to take time for a little "me time." :)

Una publicación compartida de Britney Spears (@britneyspears) el

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >