Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jennifer Aniston reivindica su cuerpo a los 50 con un toples

“Pienso que nuestros cuerpos son bonitos y tenemos que sentirnos cómodos, sin importar la edad. No debería haber ningún tipo de vergüenza o incomodidad", dice la actriz

Jennifer Aniston, en Los Ángeles, el pasado diciembre.
Jennifer Aniston, en Los Ángeles, el pasado diciembre.

Jennifer Aniston asegura sentirse mejor que nunca a los 50 años y, para demostrarlo, la actriz que alcanzó la fama con el personaje de Rachel Green en la exitosa serie Friends ha posado en toples para la revista Harper’s Bazar, de la que protagoniza su portada del mes de junio. Una acción con la que la intérprete busca reivindicar que la belleza del cuerpo femenino no tiene límites ni edad. “Pienso que nuestros cuerpos son bonitos y creo que celebrarlos y sentirnos cómodos con ellos, sin importar la edad que tengas, es importante. No debería haber ningún tipo de vergüenza o incomodidad a su alrededor”, explica.

Durante la extensa entrevista, Aniston se desnuda literal y emocionalmente. La intérprete de películas como Una pareja de tres o Y entonces llegó ella confiesa que se mantiene en forma gracias al boxeo, su gran afición, y que practica cuatro o cinco días a la semana. Más veces de las que acude a terapia, a la que intenta asistir semanalmente: “Si tengo tiempo voy de manera regular, una vez a la semana, dependiendo de lo que tenga dentro”.

La actriz, que actualmente está sin pareja, insiste en que vive una de sus mejores etapas y, aunque no cierra la puerta al amor –“creo que tenemos muchas almas gemelas, no solo una”—, no está entre sus prioridades tener una cita. “Siento que el amor llegará, pero no se trata de buscarlo. Cuando llegue será bienvenido”, asegura la estrella de Hollywood, que estuvo casada con Brad Pitt de 2000 a 2005 y con Justin Theroux de 2015 a 2017.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Harper's BAZAAR (@harpersbazaarus) el

Unos matrimonios que Aniston nunca ha considerado un fracaso. “No encuentro que mi pasado me haya dado una razón para endurecerme y crearme una coraza”, comenta. No es la primera vez que habla de ello y que se ve obligada explicar que no necesita una pareja o tener hijos para sentirse completa y feliz. “Tengo un trabajo genial. Tengo una familia genial. Tengo amigos geniales. No tengo razones para sentirme de otra manera”, decía el año pasado en otra entrevista para la revista Elle.

En cuanto a lo que busca en un compañero sentimental, para Aniston es clave "el sentido del humor". "Que tenga un fuerte sentido de autoestima, confianza, amabilidad, generosidad. Y que se rodee de buena gente". Pese a su larga trayectoria en la industria, Aniston asegura que sigue disfrutando del cariño de sus seguidores, aunque no siempre son situaciones agradables. “Si estoy en una cena no quiero que me hagas una foto. Intento tener una regla: solo fotos con niños. Para mí fue un límite difícil de crear porque la gente se enfada contigo. Pero tienes que tener límites. De lo contrario, estarías haciéndote selfis en una esquina durante décadas”, cuenta.

La actriz se encuentra inmersa en la promoción de su última película, Murder mystery, de Netflix, que protagoniza junto a Adam Sandler y está pendiente del estreno de su nueva serie —la primera que producirá el gigante tecnológico Apple, siguiendo los pasos de Amazon— The morning show, junto a Reese Witherspoon.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >