Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Día de la Madre 2019: cómo vivir la maternidad a tu manera y sin culpas

Hay que aprovechar esta jornada para reivindicar los derechos de las progenitoras para ser madres con libertad e igualdad

La campaña de El Corte Inglés para este domingo 5 de mayo, día en el que se celebra el Día de la Madre en España, no ha dejado indiferente a nadie. Con el lema 100% madre y un póster en el que añade: 97% entregada, 3% de quejas y 0% egoísmo, la iniciativa ha suscitado polémica en las redes. En un momento social, en el que, cada vez más, el empoderamiento de las mujeres, y por consiguiente de la maternidad, tiene más fuerza y en el que se pretende dejar de lado a la sociedad patriarcal, muchos han visto, en ella, un paso atrás y algo casposo. "A la campaña 100% madre, yo le añadiría: 'y 100% profesional y 100% amiga y 100% compañera y...'. Es importante recalcar que no solo somos lo que hacemos, sino también nuestros roles. Somos todo ello y mucho más. Como sociedad, considero que debemos dejar que sea cada mujer la que se plantee cómo quiere vivir su vida, decidir qué ingredientes quiere en ella y aceptar todas las posibilidades como valiosas. Como mujer, necesitamos darnos la libertad para hacer esa elección con confianza y seguridad".

Estas palabras son de Mónica García, coach de desarrollo personal, formadora, conferenciante y directora del centro El Factor Humano en Burgos. Para la experta, “existe un nuevo modelo de maternidad actualizado y libre de condicionamientos, que destierra mitos y condiciones expuestas para ser experimentada desde la libertad y la igualdad”. La sociedad no facilita que las mujeres puedan llegar a este objetivo: un mercado laboral hostil que dificulta, y mucho, la conciliación, y un patriarcado muy arraigado que aún persiste. Así, este Día de la Madre es una jornada para la reivindicación en la que debemos reflexionar sobre "el rol actual de la mujer como progenitora y la necesidad de renovarlo, para beneficio de ella y de todo su entorno", prosigue García.

Una mujer que se convierte en madre, "muy a su pesar, no es todo lo libre que le gustaría ser, ya que muchas viven condicionadas por lo que la sociedad (e incluso su propia familia) espera de ella como madre”, afirma la experta. “Pensamos que podemos escoger qué maternidad queremos vivir, pero eso no es del todo cierto. Muchas mujeres viven su maternidad como otros esperan de ellas, no como ellas realmente quieren”, concluye.

¿Cómo se pueden liberar las madres de los roles impuestos?

Para García, hay cinco puntos fundamentales:

  • El rol de madre es un rol más: “Un rol muy importante sí, pero un rol más. Si tienes otros, entonces tendrás que elegir qué es lo que mantienes y cuáles dejas fuera. Delega funciones que consideras tuyas en tu pareja o en otras personas”. El peligro aquí es querer hacerlo todo, ser una superwoman, valorar únicamente o principalmente el esfuerzo y el sacrificio. Intenta, por el contrario, valorar también el disfrute, la calma, la alegría...
  • Delimita zonas y activa la atención plena: cuando eres madre métete en el papel de madre, cuando eres trabajadora métete en el papel de trabajadora, cuando eres amiga métete en el papel de amiga… Intenta estar realmente con quien estés. "Recuerda que 15 minutos de atención plena tienen el poder de fortalecer el vínculo con los otros, entre ellos tus hijos o tus allegados, mientras que 60 minutos de multitasking lo único que consiguen es debilitarla y acabar todos frustrados o insatisfechos del tiempo juntos", afirma García.
  • El dolor y las dificultades son parte de tu desarrollo como madre: el amor hacia nuestros hijos, en ocasiones, se convierte en miedo (natural) a que puedan pasarlo mal o a que sufran: “El peligro aquí no es tanto que no veamos a nuestros hijos capaces de superar el dolor o las situaciones adversas, que a veces ocurre, sino algo peor: la inhabilidad para gestionar el sufrimiento que se despierta cuando vemos a nuestros hijos pasarlo mal”. Para resolver esto último puedes "revisar tu propia vida y ver cómo la presencia de dificultades te ha servido para crecer o para llegar hasta donde estamos. Y confiar en que tu entorno encontrará la forma de superar las adversidades, que son seres humanos completos, con recursos y creativos. Igual que tú, aunque en un momento del proceso de desarrollo diferente".
  • No hay nada que tengas que “hacer bien”. No somos perfectas: nos equivocamos, y no pasa nada. Hacer del error un aprendizaje y no una tortura.
  • Autoevaluación: el truco es dar más importancia a la madre y mujer que quieres ser que a la madre y mujer que esperan de ti. Y "recuerda que lo mismo que tu hijo está aprendiendo a vivir, tú estás aprendiendo a ser su madre", termina García.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información