Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El triste final del “héroe del gueto”

El creador de la canción protesta africana tuvo 27 esposas, su casa fue quemada y tiraron a su madre por la ventana. Un documental analiza las luces y las sombras del padre del 'afrobeat', Fela Kuti

Ilustración de Fela Kuti.
Ilustración de Fela Kuti.

Tuvo 27 esposas, construyó una comuna en la que él era el rey y se comportaba como tal, realizó exitosas giras internacionales, sus mítines anticolonialistas atraían a tanta gente como sus conciertos, quemaron su casa y le encarcelaron en dos ocasiones y su funeral fue uno de los más multitudinarios que se recuerdan en Nigeria. Todo esto es Fela Kuti. El padre de la canción protesta africana fue vencido por una enfermedad a la que él se consideraba inmune: el sida. El documental Mi amigo Fela, que acaba de abrir el Festival de Cine Africano de Tarifa, recorre la vida de este hombre tan revolucionario como terrenal. Un "héroe de gueto", como se le define en la cinta.

Hijo de un pastor protestante y de una de las activistas feministas más reconocidas del continente africano, Funmilayo Ransome, Kuti tuvo la oportunidad de viajar y formarse como músico. Primero a Reino Unido, donde se casó con su primera esposa, y después a Estados Unidos. En California conoció a San­dra Izsadore, miembro de los Panteras negras, que se convirtió en su amante. “¿Con la de cosas interesantes sobre las que hay que cantar y tú lo haces sobre sopa?”, le inquirió ella. Comenzó a regalarle libros para que entendiera sus raíces. Su música pasó de ser diversión a revolución y nació el afrobeat, la canción protesta negra.

A su vuelta a Nigeria comenzó a forjarse la leyenda de su lucha contra el saqueo, la corrupción y el colonialismo. Una leyenda de la que huye esta película. El que guía los pasos de este recorrido por su vida es su íntimo Carlos Moore. "Quería que fuera una visión de Fela a través de sus amigos para que mostraran también sus sombras", explica el director brasileño Joel Zito Araújo. El cineasta las pasó canutas para que Nigeria le permitiera rodar. "Me retuvieron el pasaporte dos meses, no me dieron el visado y lo obtuve a través de contactos. Una vez allí, me detuvieron siete horas en una cárcel porque me acusaban de ser espía internacional. Me di cuenta de que aquello contra lo que luchaba Kuti seguía allí".

En Lagos, el cantautor edificó la comuna de Kalacuta. En un inquietante plano en el que el músico aparece en calzoncillos y rodeado de algunas de sus mujeres fumando porros reflexiona: “El hombre tiene que tener varias mujeres. En Europa se casan con una y luego salen fuera de la casa a acostarse con otras. Yo las tengo a todas aquí”. Uno de sus hijos defiende en el documental: “Nadie las obligó a casarse”. Sagrario Luna, autora de la biografía en español más completa del músico explica que comenzó a acercarse a su figura como fan, pero que pronto se dio cuenta de que era un enfoque imposible: "Conforme lo iba conociendo me di cuenta de que había momentos en los que era un hijo de puta, un machista y en otros momentos un revolucionario. Yo tenia que digerir todo eso y darme cuenta de que era un ser humano".

Su casa fue quemada dos veces, en sendos ataques que el Gobierno nunca reconoció. Una de sus esposas (con la que se casó cuando ella contaba 14 años) relata en el documental que a ella le rajaron el cuello y que después los médicos cosieron las heridas a varias de ellas aún con los cristales bajo la piel. En la cinta se habla de violaciones con botellas rotas. “Todo estaba lleno de sangre”, cuenta la mujer que asegura que será esposa de Kuti hasta que se muera. En el primero de los ataques, arrojaron a la madre del artista por la ventana y poco después murió. Un suceso que muestra en la portada de uno de sus álbumes. Todos coinciden en que con el fallecimiento de su progenitora comenzó su declive.

El profesor hindu era un caradura que percibe su fragilidad, su deseo de seguir en contacto con su madre fallecida. Fue muy machista con sus esposas pero las personas mas importantes de su vida fueron mujeres fuertes

El músico entró en una deriva mística y violenta que provocó que muchos se alejaran de él. Se hizo acompañar todo el tiempo de una especia de chamán conocido como profesor hindú. El que fuera su diseñador cuenta en la cinta que por atreverse a contarle que no se fiaba del chamán, fue encerrado durante horas en una del as habitaciones de la casa y Kuti ordenó a sus guardaespaldas que le dieran una paliza.

"El profesor hindu era un caradura que percibe su fragilidad, que era su deseo de seguir en contacto con su madre fallecida. Esta es la gran contradicción de Fela: fue muy machista con sus esposas pero las personas mas importantes de su vida fueron mujeres muy fuertes", señala Araújo. "Por esa comuna desfilaron todo tipo de personajes que se aprovecharon de su debilidad", añade Luna.

Murió en 1997, a los 58 años. Contagió el VIH a tres de sus mujeres, que se sepa. "Él siempre se negó a usar condón —en el documental se le define como "adicto al sexo"— y con la influencia que tenía esto fue muy negativo porque podría haberla usado para decirle a la gente que se protegiera de esta enfermedad". Cuando su padre falleció, sus hijas mayores sí que hicieron declaraciones públicas a favor del preservativo.

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información