Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa de Nicolas Cage le pide una indemnización por cuatro días de matrimonio

El actor, que solicitó la anulación de la boda, asegura que ambos estaban tan borrachos que no sabían lo que hacían

El actor Nicolas Cage.
El actor Nicolas Cage. CORDON PRESS

Erika Koike, la última y breve esposa de Nicolas Cage, le exige una indemnización al actor por cuatro días de matrimonio. Cage, de 55 años, solicitó la anulación de su boda con la maquilladora después de que la pareja se casara en una boda en Las Vegas a la que llegó borracho, según testigos de la escena. Koike pide una compensación a su exesposo ya que afirma que su reputación ha sido dañada y ha motivado que haya perdido oportunidades de trabajo.

"Se quiere quedar con mi dinero. ¡Ella se quiere quedar con todo mi dinero!". Esa era, según testigos presenciales, la frase que gritaba Nicolas Cage mientras acudía a un organismo oficial de Las Vegas para pedir un certificado de matrimonio. La pareja se casó ese mismo día, como ahora se ha conocido. Para el actor esta fue su cuarta boda.

La escena tuvo lugar el 28 de marzo en la oficina de expedición de licencias matrimoniales del condado de Clark, en pleno centro de Las Vegas (Nevada). Según explicó el diario británico Daily Mail, que tuvo acceso a las imágenes, el suceso fue grabado por los presentes y tuvo lugar alrededor de las 11 de la mañana en los pasillos de las oficinas. En las imágenes se puede ver a Cage con pantalón y chaqueta negra y camiseta roja, barba de varios días y gesto serio. Según los testigos de la escena, el intérprete estaba "borracho". Cage empezó a comportarse de forma errática y a gritar "¡Se quiere quedar con mi dinero!" y "¡Su ex es un drogata, es un drogata!", mientras ella trataba de calmarle. Tras la escena, les condujeron a una habitación aparte y más tarde se le vio salir con los papeles en la mano.

Cage es un personaje polémico desde hace años. El pasado mes de octubre, sin ir más lejos, una joven estadounidense le acusó de haber abusado de ella en un festival de cine en Viena cuando el actor "estaba profundamente borracho". Además, en una entrevista en el diario The Guardian contó que si no tuviera trabajo "sería muy autodestructivo". "Me sentaría, pediría dos botellas de vino tinto y desaparecería, y no quiero ser esa persona, así que tengo que trabajar", contó entonces.

En los documentos de anulación presentados menos de una semana después, Cage citó la 'historia criminal' de Koike entre las muchas razones por las que quería disolver el matrimonio, según The Blast. Inicialmente, afirmó que estaba "demasiado borracho". Koike tiene antecedentes por dos accidentes en Los Ángeles, uno en 2008 y otro en 2011. En una ocasión fue sentenciada a 5 días de cárcel y a seguir un programa de desintoxicación muy severo. Finalmente, fue puesta en libertad condicional y la sentenciaron a servicio comunitario además de la obligación de acudir a reuniones de Alcohólicos Anónimos.  En la otra fue castigada con 18 meses en un programa de rehabilitación contra las drogas y el alcohol.

En los documentos judiciales presentados por el actor, este afirma que él y su ahora exesposa Erika estaban borrachos y no sabían lo que estaban haciendo el día que se casaron.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >