Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Sobera, triunfos y fracasos más allá de la pantalla

El teatro y los libros son su pasión, compró el teatro Reina Victoria de Madrid y sigue triunfando como presentador. A partir de esta semana se estrena en 'Supervivientes'

El presentador y productor Carlos Sobera
El presentador y productor Carlos Sobera Cordon Press

Nació en Baracaldo (Vizcaya) y estudió Derecho, pero desde hace años es uno de los nuestros. De esos que se pasean por nuestros hogares como si fueran el suyo aunque ni siquiera nos conozcan; de los que si nos lo encontráramos por la calle nos extrañaría que no nos saludara después de lo mucho que nos vemos. El matiz es que Carlos Sobera de verdad no sabe quiénes somos aunque lleve años colándose en nuestras vidas con su imagen sonriente y su arqueo de ceja desde la pantalla del televisor.

La última vez volvió a sorprender a los espectadores que pudieran estar inquietos por la ausencia de Jorge Javier Vázquez al frente de la nueva edición de Supervivientes que comienza el día 25 de abril. Sobera que ejerce de Celestino de lujo en First Dates y de sabueso en Volverte a ver para facilitar encuentros lacrimógenos entre padres e hijos, novios arrepentidos o admiradores en busca de su estrella, hará triplete y presentará una gala coloquio en Cuatro sobre el programa de supervivencia que se emite en Telecinco, con el bombazo de que Isabel Pantoja será una de las concursantes que participará en el reality.

La noticia la comunicó él mismo en su cuenta de Instagram con un vídeo promocional y un texto tan sencillo como explícito: “He sentido la llamada”. La llamada de Paolo Vasile, el consejero delegado de Mediaset, de quien depende el contrato de cadena que el presentador tiene con la empresa de comunicación. Un contrato que le garantiza un fijo millonario anual pero que también supone que debe estar disponible para los proyectos que su empresa considere idóneos para él.

Sobera se une de esta forma a un triplete ganador, ya que Mediaset echa la casa por la ventana y dedicará al formato de Supervivientes –girando alrededor de la órbita de Isabel Pantoja– a cuatro de sus presentadores estrella: Jorge Javier Vázquez, que vuelve tras el ictus que le ha mantenido alejado de la pantalla durante algo más de un mes, Lara Álvarez y Jordi González. Lo que hará Sobera en este espacio de debate semanal aún no se sabe, pero lo que es seguro es que mantendrá su marca de serie: ese tono irónico, entre cercano y distante que tan popular le ha hecho entre los espectadores de televisión.

Carlos Sobera y su esposa Patricia Santamarina.
Carlos Sobera y su esposa Patricia Santamarina. Cordon Press

Pero el baracaldés, al que muchos creen bilbaíno porque fue allí donde estudió y comenzó su andadura profesional, es ante todo un prototipo de hombre inquieto y polifacético. Se licenció en Derecho por la Universidad de Deusto y fue profesor de Publicidad de la Universidad del País Vasco entre 1987 y 1997. En paralelo sus inquietudes teatrales le llevaron a crear en 1980 el grupo La Espuela durante su etapa de estudiante y a fundar el Aula de Teatro de la Universidad cuando ejerció como profesor. Y en televisión debutó en 1994 como guionista en un programa de la televisión autonómica vasca.

El gusanillo de la actuación estaba ahí y probó como presentador, como actor junto a Imanol Arias en la película Rigor Mortis y luego en series como Al salir de clase o Quítate tú para ponerme yo, las dos en Telecinco. Aunque esta etapa quede lejos en la memoria, muchos asiduos a la pequeña pantalla le recordarán en el concurso que la catapultó definitivamente a la fama ¿Quiere ser millonario?, donde las preguntas que le hacía al concursante que se atrevía a probar con el formato eran casi tan esperadas como los gestos inconfundibles que inmortalizó Carlos Sobera mientras esperaba las respuestas. En la televisión ha encontrado una buena y estable fuente de ingresos pero su amor por los libros y por el teatro, le han hecho embarcarse en diferentes aventuras empresariales con desiguales resultados.

Las más románticas y menos lucrativas le llevaron a crear dos empresas —4 Elementos Editorial y Librería Huatulco— ambas dedicadas a la venta de libros y material de papelería. Ninguna de ellas fue bien, como tampoco llegaron a buen fin Bonsai Producciones, con la que quería entrar en el mundo del entretenimiento infantil, ni Hirucamp Espectáculos SL, que creó junto a Pedro Larrañaga y otros socios para intentar hacerse con la gestión del Teatro Campos de Bilbao, un objetivo que finalmente desdeñaron.

En la actualidad mantiene activas dos productoras: Producciones Cinco y Acción y Arequipa Producciones. En marzo de 2016 su pasión teatral le llevó a comprar un teatro, el Reina Victoria de Madrid, a un paso de la célebre Puerta del Sol. “Llevo mucho tiempo produciendo teatro. Tenía ganas de tener un teatro y poder programar. Y también de poder sacar mis funciones en mi propio escaparate”, dijo entonces a Vanitatis. Poco después de dos años hacía negocio vendiéndolo a Pescaderías Coruñesas en una operación que se escrituró en 9,4 millones de euros, según las liquidaciones del Registro de la Propiedad, cuando él lo había comprado por algo menos de siete millones de euros. El acuerdo incluye que el presentador continúa encargándose de la programación del teatro con su productora, cuyas oficinas se encuentran dentro del mismo edificio.

En lo que respecta a la parte más personal de su vida, Carlos Sobera lleva unido desde hace quince años a Patricia Santamarina, que es abogada. Ella forma parte de Arequipa Producciones y tiene con el presentador una hija, Natalia, que según su padre parece que se inclina como él por el mundo del espectáculo a pesar de ser todavía pequeña. Para ambos es su segundo matrimonio.  Sobera estuvo casado con Elena Casado y Patricia Santamarina con Rody Aragón, que formó parte de los Payasos de la Tele. Junto a él Santamarina tuvo otra hija, Arianna, que en la actualidad tiene 21 años y a quien Sobera considera otra más de sus vástagos, ya que la conoció cuando solo tenía solo cinco años.

Precisamente la pasada semana el presentador desveló durante una entrevista en la cadena de televisión en la que trabaja que su mujer había sufrido un derrame cerebral en febrero y que tuvo que estar hospitalizada durante tres semanas. “Los primero días fueron preocupantes”, dijo Sobera, “pero afortunadamente está estupendamente”. Patricia Santamarina fue dada de alta, aunque los facultativos que la trataron el el hospital Ramón y Cajal de Madrid continúan manteniendo bajo vigilancia el cavernona (malformación vascular) que provocó el derrame.  

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >