Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PEDIATRÍA OPINIÓN i

Estos son los problemas más comunes durante la retirada del pañal de tu hijo

Dejarlo es un proceso madurativo a nivel físico y psicológico que debemos acompañar sobre todo sin descuidar el aspecto emocional

En Septiembre muchos niños comienzan el colegio y empieza la carrera a contrarreloj para que los más pequeños dejen el pañal. Conviene recordar que la retirada del pañal debe producirse cuando el niño está listo para ello, es decir cuando disponga de la madurez suficiente para poder hacerlo. Dejar el pañal es un proceso madurativo a nivel físico y psicológico que debemos acompañar sobre todo sin descuidar el aspecto emocional.

Actualmente la obligación de que lleguen al colegio sin pañal, en parte puede determinar que forcemos la situación dando lugar a problemas muy comunes como el miedo al W.C. o miedo a defecar. Muchos niños prematuros y nacidos a finales de año no dispondrán de la madurez suficiente para enfrentarse a este proceso.

¿Qué ocurre cuando un niño tiene miedo al W.C.?

Los padres en parte se sienten presionados por la necesidad de que sus hijos inicien el control y acaban presionando a su vez al niño para que se siente en el W.C o en el orinal, para ello el mercado prepara una amplia gama de orinales de todos los colores y todo tipo de artilugios de lo más sofisticado. En realidad los niños no necesitan nada de eso para lograrlo, lo más importante es nuestro acompañamiento y sobre todo la confianza en ellos.

Debemos abordar el proceso de la manera más tranquila y natural posible y sobre todo cuando las cosas no marchan como esperamos.

¿Por qué algunos niños tienen miedo?

Cómo mencioné al principio del artículo puede deberse a una retirada prematura del pañal.

A veces es difícil encontrar el motivo, algunos miedos son irracionales y ni ellos mismos podrán explicarlos.

El miedo en otras ocasiones aparece por alguna causa orgánica, puede que hayan experimentado dolor alguna vez al defecar, tener fisuras etc.

También puede deberse a la dificultad de asimilar y entender el funcionamiento del cuerpo (es difícil asimilar que al defecar algo se desprende de nuestro cuerpo).

Sea cual sea el motivo, es muy importante nuestra ayuda para manejar está situación. Algunos consejos que pueden ayudar al niño a superar el miedo:

  • Mostrar comprensión sin avergonzar o culpar al niño, no debemos minimizar sus temores. Escucharles atentamente y prestar atención a lo que tratan de decirnos.
  • Ayudarlos a manejar sus miedos implicándole en la búsqueda de soluciones o proporcionando alternativas. Cuando los niños son tenidos en cuenta es más fácil que colaboren.
  • Fomentar su curiosidad sin presionar, respondiendo todas las dudas e inquietudes que puedan surgir.
  • Los pequeños pasos y sobre todo el esfuerzo, son importantes y deben ser reconocidos.
  • Los cuentos o materiales como barro, arcilla o plastilina pueden ayudar a conceptualizar sus miedos.
  • Anticipar cada paso que intentamos dar, cuando tratamos de lograr un acercamiento al afianzamiento de la rutina que necesitan incorporar y asimilar para ir al baño.
  • Desensibilizar la situación para fomentar seguridad, paso a paso sin prisa y tratar de no dejarnos llevar por la angustia y la preocupación.
  • Mucha calma, paciencia y grandes dosis de cariño.

“Detrás de cada niño que cree en sí mismo antes hubo un adulto que creyó en él”. (Matthew L.Jacobson)

*Ruth Alfonso Arias. Educadora Infantil. Educadora de Familias de Disciplina Positiva.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información