Gente

Los hijos de Murdoch trataron de evitar su boda con Wendi Deng al creer que era una espía china

Una investigación de 'The New York Times' desvela una trama de conspiraciones alrededor del empresario y las advertencias de las agencias de inteligencia a su familia

Wendi Deng Murdoch y Rupert Murdoch, en una fiesta posterior a los Globos de Oro en enero de 2013.
Wendi Deng Murdoch y Rupert Murdoch, en una fiesta posterior a los Globos de Oro en enero de 2013.CORDON PRESS

Más información

Rupert Murdoch se ha casado cuatro veces. Aunque estuvo 32 años junto a su segunda mujer, Anna Torv, y ahora está casado con una célebre modelo, Jerry Hall, sin duda el más mediático de sus matrimonios fue el segundo: el que le unió a Wendi Deng durante casi 14 años. Junto a ella se dejó ver en actos sociales, festivales de cine y bodas de alcurnia, convirtiéndose en un personaje público. Sin embargo, esa unión estuvo cerca de cancelarse ya que los hijos del magnate trataron de impedirlo.

Lachlan y James Murdoch trataron de evitar por todos los medios que su padre se casara con la economista, como acabó haciendo en junio de 1999 en su barco, el Morning Glory, anclado en los muelles de Nueva York. Según les había advertido la inteligencia estadounidense, tenían sospechas de que Deng fuera una espía del gobierno chino. Además, no estaban conformes con el trato que la joven, entonces de 31 años, dispensaba a Murdoch, que cuando se casó con ella tenía 68. 

Estas revelaciones surgen ahora de una amplia investigación que el diario The New York Times está realizando acerca del empresario de los medios, de origen australiano. En una de las entregas de ese reportaje hablan sobre el momento en el que ambos, herederos de su imperio, se plantaron ante su padre y le citaron en un restaurante italiano del West Village de Manhattan llamado Babbo para convencerle de que no se casara con ella. Algo que, obviamente, no consiguieron: la pareja permaneció junta entre 1999 y 2013, cuando se divorciaron. La pareja tiene dos hijas, Chloe, de 18 años, y Grace, de 15.

Además de por sus acusaciones de espionaje, los hijos de Murdoch (y actuales gestores de su imperio mediático) trataron de impedir el matrimonio por el trato que la economista de origen chino le dispensaba. Al parecer, se enteraron de que ella le había llamado "viejo estúpido", algo que la propia Deng niega. Vanity Fair publicó, cuando la pareja ya estaba separada, que ella le había empujado fuertemente durante una pelea.

Rupert Murdoch con sus hijos James y Lachlan en su boda con Jerry Hall, celebrada en Londres en marzo de 2016.
Rupert Murdoch con sus hijos James y Lachlan en su boda con Jerry Hall, celebrada en Londres en marzo de 2016.CORDON PRESS

Los hijos de Murdoch se reconciliaron con su padre cuando rompió con su esposa. De hecho, según la investigación del Times, Lachlan se había ido a vivir a Australia contra los deseos de su padre, y decidió volver a Estados Unidos tras el divorcio y meses después padre e hijo se reconciliaron de forma pública. En esa separación, según un libro publicado en 2016, tuvo mucho que ver el ex primer ministro británico Tony Blair, con quien Deng habría mantenido una relación mientras seguía casada con Murdoch, algo que los dos implicados han negado.

Las advertencias de las autoridades no llegaron solo a los hijos de Murdoch, sino también al círculo más cercano de Deng, entre los que se encontraban Jared Kushner e Ivanka Trump. El diario Wall Street Journal contaba el pasado mes de enero que advirtieron a Kushner de que su amiga había usado su cercanía con la pareja, asesores del presidente Trump, para ayudar a los intereses del gobierno de China.

La amistad entre Wendi e Ivanka viene de años; de hecho, durante una crisis de pareja entre Jared e Ivanka, antes de casarse, fue la economista quien les ayudó a reconciliarse, según este medio. Hace tres veranos, se pudo ver a ambas de vacaciones juntas en Dubrovnik, Croacia. "Wendi es una de esas amigas que te inspiran al trabajo duro, a ser mejor y a reírte más fuerte", escribía Trump sobre su amiga en su cuenta de Instagram en esa misma época. Su amistad es tan fuerte que durante años la hija del presidente fue la fideicomisaria de los fondos económicos de las hijas de su amiga, un puesto que abandonó cuando empezó a trabajar en la Casa Blanca.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50