Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Por qué millones de personas siguen en Instagram estas cuentas de gente limpiando su casa (si odiamos hacerlo)

Un cruce entre el 'unboxing' de Mercadona y el orden casi compulsivo de Marie Kondo, estas influencers lo graban todo mientras dejan sus casas como una patena, y sus vídeos son adictivos. Estos son, además, los 10 mandamientos que hemos aprendido de ellos

A menudo se afirma que Instagram es la red social en la que solo se muestra el lado bonito, positivo y atractivo de la vida. Por eso, el binomio limpieza del hogar-Instagram hace arquear una ceja a pesar de que los 'instagramers' de la limpieza son una tendencia al alza que lleva meses creciendo en seguidores, hashtags y engagement. Hacer bonitas, divertidas y, en definitiva, instagrameables las tareas de limpieza. Lo que nos faltaba por ver.

Analizada de cerca suena al paso lógico tras microfenómenos como los unboxing de productos de Mercadona (o de otras cadenas de supermercados) que se vivieron hace unos años —y todavía colean— o el tsunami Marie Kondo, que arrasó con su libro La magia del orden, multiplicó su éxito con un reciente docushow en Netflix y sigue viva y coleando en miles de publicaciones en Instagram. Hacer 'instastories' de cómo se limpian los cristales de las ventanas y tener miles de seguidores pendientes de ello es solo una derivación más del modo en el que las redes sociales se han adueñado de nuestras tareas más cotidianas (y viceversa) convirtiéndolas en un ítem, una moda, algo a seguir y a lo que engancharse como si de una serie de ficción se tratara.

Es solo una derivación más del modo en el que las redes sociales se han adueñado de nuestras tareas más cotidianas (y viceversa)

Las influencers de la limpieza —porque sobre todo son mujeres, si obviamos el conato de posible estrella del tema que amagó Bertín Osborne abriendo su canal de YouTube con consejos similares— cumplen los parámetros de cualquier personaje análogo en otros temas, ya sea comida, decoración de tartas o street style. Dan consejos útiles, colaboran con marcas, salen en medios de comunicación como entrevistadas o con secciones fijas y las más famosas acaban convertidas en marcas en sí mismas, sacando líneas de productos que pueden ir a —claro— utensilios de limpieza o libros sobre consejos caseros para dejar un hogar prístino y reluciente.

La diferencia es lo insólito de su ocupación: una imagen de una mano enguantada fregando un retrete con estropajo no es tan cuqui, tan susceptible de añadirle un filtro, tan transmisora de buen rollo, como una imagen frente un atardecer haciendo un corazón con las manos o un gato de morro achatado siendo gracioso. Pero muchos de los seguidores sienten que lo que están viendo es más real, menos producido y prefabricado que los motivos ya clásicos de la red social, básicamente porque no todos tomamos un buddha bowl para desayunar en una terraza soleada muy a menudo, pero casi todos nos encontramos antes o después pasando el mocho al suelo de la cocina.

No todos tomamos un buddha bowl para desayunar en una terraza soleada muy a menudo, pero casi todos nos encontramos antes o después pasando el mocho al suelo de la cocina

Esa idea de "realidad", ese bien cada vez más preciado en Internet, es uno de los motivos del éxito de esta tendencia. Otro es que realmente muchas dan consejos útiles y prácticos para usar con normalidad (desde algunos que van en la línea loca de Txumari Alfaro, el naturópata que recomienda desayunar orina y dietas para la luna menguante, a otros más sofisticados y tecnológicos).

Y no puede obviarse que a casi todos nos resulta muy reconfortante ver cómo algo sucio y desordenado se limpia y ordena. Transmite una sensación de paz y de restauración del orden de las cosas de una forma sencilla y manual que ojalá pudiera aplicarse a otros ámbitos, como los problemas laborales o sentimentales. Al fin y al cabo, el mismo leitmotiv —limpiar casas sucias— ha generado varios programas de televisión emitidos con éxito en varios países, como el británico How clean is your house? (que ya en 2003 nos presentaba a dos limpiadoras profesionales al borde del síncope al visitar los hogares más sucios de Inglaterra), Hogar, sucio hogar o Tú ensucia que yo limpio.

Se refieren a menudo a la limpieza como "mi terapia", pero más allá de consideraciones freudianas, muchas se están reconvirtiendo en empresarias y su canal, en un negocio o una plataforma para lanzar sus productos

Ellas, las que están detrás creando contenido, se refieren a menudo a la limpieza como "mi terapia", "mi diversión" o "mi forma de relajarme", pero más allá de consideraciones freudianas (que, por ejemplo, nadie se cuestiona cuando se habla de la cocina como un hobby), muchas se están reconvirtiendo en empresarias y emprendedoras que están sabiendo transformar su pasión en una forma de vida, un negocio o una plataforma para lanzar sus productos. Estas son algunas de las 'influencers' de limpieza más exitosas.

1. Sophie Hinchliffe - 2 millones de seguidores

Esta peluquera británica llegó apenas hace un año a la red, pero fue llegar y besar el santo. Sus dos millones de seguidores ya conjugan el verbo hinch con propiedad (no lo busques en el diccionario porque no existe, es simplemente un verbo creado a partir del nombre de la estrella de la limpieza), son fans de sus zapatillas-mopa con las que limpia el suelo mientras camina, conocen a su esponja por su nombre, Minkeh, y han encumbrado su recién publicado libro Hinch Yourself Happy a lo alto de las listas de ventas. Verla cepillar la escalera enmoquetada de su casa para retirar todos y cada uno de los pelos de su perro tiene algo de hipnótico y relajante.

Aquí cuenta cómo limpia la vitrocerámica, vemos la tapa de un bote recuperar su blancura casi sola y muestra un producto mágico para devolver el brillo a los candelabros:

2. Becky Rapinchock - 321.000 seguidores

Conocida como Clean Mama, Becky lleva desde 2009 dando consejos sobre el tema creando una comunidad muy activa que ahora devora los productos de marca propia que saca. Libros, mopas, bolsas de lavandería, trapos de microfibra y su propia línea de papelería, aunando así otra tendencia en alza de la red. Clean Mama vende etiquetas, pegatinas y miniagendas para que organices todas tus tareas de limpieza sin dejarte ni una.

Aquí enseña cómo limpia la moqueta llena de pelos de su perro:

3. Melissa Maker - 54.000 seguidores

Al contrario que el resto de las componentes de esta lista, Melissa confiesa no obtener placer ni relajarse limpiando, y ni siquiera estaba particularmente interesada en el aseo antes de fundar una exitosa tienda de servicios de limpieza en Toronto. También es una estrella en YouTube, donde lanza consejos semanales tanto sobre limpieza sobre cómo emprender.

Sus cinco trucos infalibles para los que solo usa vinagre:

4. Lynsey Crombie - 128.000 seguidores

Salió en el show británico Obsessive Compulsive Cleaners, que haría las delicias de Mónica Geller, y se muestra abierta sin miedo a enseñar su lado más personal, con declaraciones como: "Mi exmarido era un pedófilo, pero la limpieza me mantuvo cuerda". Lynsey Crombie, Queen of Clean, también tiene su propio libro, How To Clean Your House.

Lo que no pueda hacer un limón:

5. Alicia Iglesias - 74.400 seguidores

Esta "organizadora profesional" se ha planteado en ocasiones como la versión española de Marie Kondo. Tiene dos libros publicados, como 21 días para tener tu casa en orden, un show en Ten Tv, imparte talleres sobre orden y hasta organiza sesiones por Skype.

En este vídeo muestra cómo lavar una prenda oscura de algodón:

6. Nicola Lewis - 86.000 seguidores

Nicola Lewis defiende que la limpieza del hogar puede ser una especie de autoayuda, y que muchas personas en vez de seguir cayendo en la espiral de consumo, prefieren hacer de sus casas lugares más agradables, habitables y sanos. Y cuenta también con su libro publicado, Mind Over Clutter. Despeja tu camino hacia una casa más feliz y tranquila.

Aquí cuenta cómo hacer un producto de limpieza casero y ecológico:

Consejos de las influencers de limpieza para ser más eficaz e incluso disfrutar limpiando

1. Plantéate retos en comunidad. Lo bueno de las redes sociales es que son eso, sociales. Utilízalas para animarte a realizar limpiezas a fondo, publicando tus resultados y consultando los de otros para así sentir que formas parte de una comunidad. También permite intercambiar consejos. Sigue hashtags como #cleankitchensinkchallenge o #10bags10days.

2. Dale tiempo a los productos a que actúen. Se esté limpiando el tapón del desagüe del lavabo, la mampara de la ducha o la grasa de la campana de la cocina, hay que dejar unos minutos para que el producto actúe. No hay que apresurarse a desgañitarse frotando con ansiedad, a veces basta con una pasada de agua tras el tiempo adecuado para dejar la pieza limpia como una patena.

3. Usa utensilios adecuados. De la Roomba a un set de cepillos de todos los tamaños posibles. De aspiradores con vapor a rascadores para quitar los pelos de la moqueta. Existe un marasmo de productos de limpieza disponibles, pero hay que saber cuál conviene usar para cada superficie, so riesgo de esparcir la suciedad, no eliminarla.

4. Bicarbonato, siempre bicarbonato. Si hay un producto del que son fans las influencers de limpieza, es del bicarbonato. Sophie Hinchliffe, por ejemplo, lo usa mezclado con agua para limpiar la correa de su perro, lo emplea para la limpieza de la lavadora o lo espolvorea sobre su colchón para eliminar manchas y malos olores. Lynsey Crombie lo mezcla con limón para obtener una limpieza más profunda.

5. Pon superficies de plástico en cada bandeja de la nevera. Así para limpiarlas bastará con retirar el plástico y sumergirlo en agua y jabón.

6. Usa un vaporizador. También conocido coloquialmente como "flush-flush", el vaporizador es el arma automática favorita de las influencers de limpieza, que lo emplean para optimizar y ahorrar producto.

7. Que no parezca sucio no quiere decir que no lo esté. El microondas, los radiadores, los hornillos más allá de la limpieza superficial… existen objetos en los que rara vez reparamos y que merecen de vez en cuando una limpieza a fondo, cariño y aprecio tanto como las alfombras o la bañera.

8. Planifica. Organízate para saber cuándo y qué cosa debes limpiar con la frecuencia con la que te lo propongas. Alicia Iglesias vende su planner perpetuo, que puede usarse para tareas de limpieza o de otro tipo, y Clean Mama con sus productos de papelería propone, por ejemplo, dedicar los lunes a la limpieza profunda de los baños o los sábados a la colada de sábanas y toallas.

9. Ten claras tus tareas diarias. Para Clean Mama, las tareas de cada día son hacer las camas, barrer el suelo, hacer la colada, limpiar las encimeras y ordenar los objetos. ¿Cuántas de ellas haces ya no a diario, sino cada semana?

10. Aprende a limpiar tus utensilios de limpieza. Es pura lógica: nadie querría limpiarse con un trapo lleno de polvo y grasa. Por eso, hay que saber cómo limpiar bien una lavadora, un lavavajillas o cómo desinfectar esponjas, mopas y plumeros atrapapolvo, y hacerlo periódicamente. Ninguna influencer de la limpieza lo olvida jamás.

Más información