Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NO YA LO TIENES COLUMNA i

Intoxicación machista

Llévate algo de dinero para merendar, que el reivindicar da mucha 'gusa'

Montserrat, activista del centro de documentación, repasa algunos de los carteles históricos del feminismo, en Barcelona.
Montserrat, activista del centro de documentación, repasa algunos de los carteles históricos del feminismo, en Barcelona.

Con un hambre voraz abrí la nevera: ¿Cuánto tiempo llevará esta ensaladilla aquí? Me pregunté mientras ya me la estaba echando al coleto. Cuando mi mujer entró en la cocina, estaba lamiendo el táper. La encontré distinta, a mi mujer, no a la ensaladilla, brillaba con luz propia. Mentalmente lancé un "¡Hurra!" por ella y recordé aquellos versos que rezaban que las mujeres son un regalo del señor.

— “Me voy a la manifestación”, me espetó.

—¡Qué guapa te pones cuando tienes ideas propias, cariño!, le dije. Pos supuesto que puedes ir, me parece bien; tienes mi bendición. Además, así haces algo distinto esta tarde, que no va a ser todo comprar caprichitos por Internet. Ve, pues, y corea divertidas consignas con tus amigas. Ahora bien, ten cuidado y no te vayas a juntar con las que van sin depilar que son muy corajudas. Y tampoco con las de la batucada; la percusión no es para las damas definitivamente. Tú no te separes de tu grupito, ni te vayas con nadie. Por cierto, si va Piluca dile que le recuerde a su marido que este domingo hay pádel y por la tarde partida de mus. ¿A ver cómo vas vestida? No está mal tu look workin girl, pero quizá hubiera sido más adecuado algo más hippie chic, pero da igual no te cambies ahora. Toma, llévate algo de dinero para merendar, que el reivindicar da mucha gusa. Ale, pórtate bien y no digas palabrotas.

Acompañando a mi mujer estaban ahora Marie Curie, Frida Kahlo, Virginia Woolf y Rosa Parks. Las cinco me miraban estupefactas.

— "Tú…", dijo la científica.

— "Marido…", continuó la pintora.

— "Es…", prosiguió la escritora.

"Tontísmo", completó la activista.

Consciente de los disparates que habían salido por mi boca balbucí: Creo que la ensaladilla estaba en mal estado… y me desmayé.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >